Poder y Política


Manuel Cuadras

18/08/2009


Pijijiapaneco


“El abogado Javier López Zavala, originario de Pijijiapan, se ha destacado como un brillante servidor público en varias administraciones gubernamentales del estado de Puebla, donde ha establecido su residencia y consolidó una carrera al servicio de la sociedad, limpia y de resultados positivos.


”Allá, se ha labrado un camino a base de un trabajo intenso y, en este momento, se úbica (sic) como un político de altos vuelos en el estado de Puebla, ya que, entre otros muchos cargos, ha sido secretario del Ayuntamiento de la capital del estado; diputado local, secretario de General Gobierno.


”En el 2007 ocupó el número uno en la lista de candidatos plurinominales para ser una vez más diputado local y se perfilaba para ser el presidente del Congreso; sin embargo, hizo un extraordinario trabajo como coordinador de campaña de los candidatos de PRI, se ganó todas las diputaciones uninominales y las alcaldías, por lo que no llegó a ser diputado local por segunda ocasión.


”El gobernador, Mario Marín, volvió a incorporarlo a su gabinete, poco tiempo después, ya como secretario de Desarrollo Social, puesto que hasta hoy día sigue desempeñando con sensibilidad y capacidad.


”López Zavala cuenta con 37 años de edad, sin lugar a dudas, aquí en Chiapas no hubiera sido ni regidor; y toda su trayectoria política tiene un mérito, pues Javier López Zavala es producto de la cultura del esfuerzo y como ningún otro político costeño lo ha hecho, se ha preocupado por ayudar a sus paisanos a ubicarse en importantes cargos en la administración pública poblana. Ahora sí, como dice el dicho, nadie es profeta en su tierra.


”En la costa chiapaneca todos comentan que su hermano de Javier de nombre Filiberto tendrá que dejar su cargo de coordinador estatal de los Ceresos en Puebla para ser el candidato del PRI a presidente municipal de Pijijiapan, de ahí que el fin de semana pasado, aglutinó a una buena parte de la clase política costeña en su rancho ‘La Guadalupe’ de aquel municipio.


”Desde luego, esta gente de valor, que por méritos propios sobresalen en otros estados del país, no hay que perderlos de vista. Para el año próximo, el paisano Javier López Zavala, con esa carrera de éxitos al desempeñar cargos importantes en Puebla, sobre todo, que ha sido hombre de lealtades, institucional y de resultados, solidario y fraterno con su pueblo. ¿Qué tal si el destino nos prepara un gobernador chiapaneco en el estado de Puebla?”


Lo que usted acaba de leer, estimado lector, no es un boletín enviado por la casa de campaña del licenciado Zavala, NO, lo que usted acaba de ver es una columna escrita por el periodista Erisel Hernández, del periódico Contacto Digital, del sureño estado de Chiapas.


En verdad que no tiene desperdicio ninguno de los párrafos aquí citados. Vayamos por partes para no perder ni un solo detalle del “profundo análisis” hecho por el “ilustre colega chiapaneco”.


La columna (o mejor dicho, el fellatio) empieza diciendo que “el abogado, Javier López Zavala, originario de Pijijiapan, se ha destacado como un brillante servidor público en varias administraciones gubernamentales del estado de Puebla…” Yo me pregunto: ¿Qué ha hecho Zavala de extraordinario, como para ser catalogado un servidor público “brillante”? ¿Ser el fiel lazarillo de Marín lo hace un servidor público excelso?


Continúa el columnista diciendo: en este momento, se úbica (sic) como un político de altos vuelos en el Estado de Puebla, ya que, entre otros muchos cargos, ha sido secretario del Ayuntamiento de la capital del estado (sic); diputado local, secretario de General Gobierno (sic). ¿Zavala fue Secretario del Ayuntamiento? ¿Secretario General de Gobierno? ¿Político de altos vuelos? ¿No se estará confundiendo de persona?


Después, el colega sureño hace mención a la labor que desempeñó el licenciado Zavala cuando fue coordinador de Promoción al Voto del PRI, durante el proceso electoral de 2007: hizo un extraordinario trabajo como coordinador de campaña de los candidatos de PRI, se ganó (sic) todas las diputaciones uninominales y las alcaldías, por lo no (sic) llegó a ser diputado local por segunda ocasión… ¿Se ganaron todas las alcaldías??? ¿Por qué el columnista no abundó sobre las presiones (de todo tipo) que Zavala realizó con tal de entrar al Congreso? ¿Sabrá de esa historia?


Pero la joya de la columna es lo siguiente: López Zavala cuenta con 37 años de edad, sin lugar a dudas, aquí en Chiapas no hubiera sido ni regidor; y toda su trayectoria política tiene un mérito, pues Javier López Zavala es producto de la cultura del esfuerzo y como ningún otro político costeño lo ha hecho, se ha preocupado por ayudar a sus paisanos a ubicarse en importantes cargos en la administración pública poblana


¿Leyó bien? SIN LUGAR A DUDAS, AQUÍ EN CHIAPAS NO HUBIERA SIDO NI REGIDOR… ¿Quiere decir que en Puebla recibimos la escoria, los desperdicios, los desechos de la política chiapaneca? ¿Por qué en Chiapas no hubiera sido ni regidor y aquí en Puebla lo andan promoviendo para ser gobernador? ¿No le parece una incongruencia (o mejor dicho) un despropósito? ¿Cuál es la diferencia entre Puebla y Chiapas? ¿Por qué acá ha ocupado “prominentes cargos” y en Chiapas no hubiese sido ni regidor? La diferencia tiene nombre y apellido: se llama Mario Marín. Sin el apoyo y la presencia de Marín, Zavala no hubiese sido ni regidor suplente. O dígame, ¿qué ha hecho Zavala sin la mano de Marín? El único momento en que sus vidas (Marín y Zavala) se han separado un poco (sólo un poco) fue cuando Marín dejó de ser presidente municipal y Zavala entró en funciones como diputado (2002); ¿Qué hizo Zavala en esos momentos? ¿Recuerda usted algo destacado? ¿Alguna iniciativa, algún punto de acuerdo importante? Bueno, ¿acaso alguna intervención rescatable en tribuna? ¿Es o no entonces un invento de Marín?


Pero volvamos a la parte final de la inefable columna, el paisano de Zavala dice que como ningún otro político costeño lo ha hecho, (Zavala) se ha preocupado por ayudar a sus paisanos a ubicarse en importantes cargos en la administración pública poblana… ¿Cómo se le llama a eso? ¿Amiguismo, compadrazgo, o simplemente solidaridad chiapaneca? ¿Su hermano Filiberto estará incluido en este grupo de “notables” paisanos? ¿Será que el licenciado (Javier López) Zavala también le está coordinando la campaña a su hermanito para ser presidente municipal de Pijijiapan? Sería el orgullo de la familia: “Aquí en Chiapas Javier ni a regidor hubiera llegado, pero yo, Filiberto, hasta presidente municipal de Pijijiapan…” —pensaría el hermano incómodo—.

 

Vaya portento de columna la que nos regaló Erisel Hernández, del periódico Contacto Digital a todos los poblanos. La verdad es que después de leerla no se sabe si reír o llorar, ¿o no? http://www.contactodigital.com/noticias/de-buena-fuente/9141--brillante-carrera-politica-en-puebla.html

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas