Poder y Política


Manuel Cuadras

27/05/2010

 

 

La madriza contra Moreno Valle


Todas las campañas son así, todas son iguales. Esta no tenía porqué ser distinta. Ya desde hace algunos meses advertíamos lo que se venía: ataques, contraataques, dimes, diretes, guerra sucia y un mínimo de propuestas.


Así lo han hecho los dos candidatos y sus respectivos partidos políticos; ambos se han dedicado a fabricar videos, comprar medios y cooptar conciencias en vez de hacer una campaña de propuestas, ideas y proyectos. ¿Es el modelo electoral vigente el que se encuentra rebasado? Probablemente, en tal caso la próxima Legislatura tendría que revisar la ley en la materia (Coipeep) y regular temas como el uso de internet en las campañas y el papel que juegan (jugamos) los medios de comunicación en los procesos electorales (pero esa es otra historia). ¿O es acaso la falta de voluntad de los candidatos para hacer una campaña de altura? Me inclino más por la segunda.


Lo cierto es que en lo que va de la actual contienda nadie puede llamarse inocente, todos han sido víctimas y victimarios en mayor o menor medida. Lo mismo el PAN mofándose de lo grotesco que se ve Javier López Zavala bailando (http://www.youtube.com/watch?v=XU4UhA4ZY5w) o el PRI ridiculizando a Moreno Valle comparándolo con una muñeca Barbie (http://www.youtube.com/watch?v=ZOuMOBYiD4A). Ambos, evidentemente, negaron ser los responsables de dichos ataques.


En ese contexto, la reciente andanada mediática en contra de Rafael Moreno Valle no es otra cosa que la estrategia de cierre de campaña del equipo zavalista, algo así como el sprint final en el maratón. ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de tal estrategia? Veamos.


No se necesita ser adivino para saber que el hecho de revivir el tema del hoyo financiero y dar a conocer las inversiones riesgosas que hizo Moreno Valle en el extranjero (en ambos casos, siendo titular de la SFDS) tienen como objetivo trastabillar al panista en la carrera sucesoria, o como dirían en el argot político: bajarlo en las encuestas.


¿Que si les dio resultados? La reacción de los tecnócratas neo panistas parece indicar que sí. Las vacas sagradas del morenovallismo, aquellos que causaron precisamente el mentado hoyo (Manzanilla y compañía), fueron incapaces de darle un manejo adecuado a la crisis de los rafaescándalos.


Los expertos en asesoría política coinciden en que un escándalo de tales magnitudes se mata de tres maneras: con silencio, con la aceptación, o con un escándalo mayor. Los gurús morenovallistas se inclinaron por la última, de tal suerte que intentaron dinamitar una bomba relacionada con el nepotismo que prevalece en el Gobierno del estado, sólo que al hacerlo no contemplaron que la gran mayoría de los medios de comunicación en Puebla están controlados por el propio gobierno, y por ende, a las órdenes del delfín marinista. ¿Había alguna posibilidad de que su “bomba” prosperara? Ninguna. Error de primaria.


Manzanilla y compañía cometieron dos pifias monumentales: ni explicaron con claridad los números rojos de la Secretaría de Finanzas (por el contrario, se enredaron en un mar de cifras y datos), ni mataron el tema con otro mayor.


Ahora bien, ¿cuáles serían los riesgos (para el PRI) de haber revivido el tema del hoyo financiero? Por un lado, trastocar a una de sus figuras más emblemáticas: Melquiades Morales Flores. No hay que olvidar que don Melquiades era el gobernador y responsable de aquél barco, por lo tanto, forzosamente tuvo injerencia, ya sea activa (aprobándolo) o pasiva (por desconocimiento). Segundo, no hay que olvidar también que los diputados que aprobaron las cuentas públicas de la administración melquiadista (con las cuentas chuecas y todo) fueron precisamente quienes hoy señalan con el dedo acusador: Mario Montero, Alejandro Armenta y el propio Zavala. ¿No le parece ridícula la “explicación” de Armenta del porqué aprobó dicha cuenta? “Nos engañaron…” ¿Alguien le cree? El tercer factor de riesgo es quizá el más preocupante para el PRI, ¿qué pasa si después de esta madriza contra Rafael lo vuelven víctima? ¿No será acaso lo que está buscando? ¿Y si la gente percibe la poderosa mano de Marín contra el “débil e indefenso” Moreno Valle? El costo podría resultar mucho más caro que la inversión.

 

¿Cuántos puntos habrá ganado o perdido Moreno Valle con esta golpiza mediática? ¿Fue el gol que mató sus aspiraciones o el gol que lo hizo remontar? Pronto lo sabremos…

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas