Economía y Política


Luis Antonio Godina Herrera


04/01/2012


11 y 12


El final del año nos anima siempre a un balance, se impone la necesidad de evaluar el que termina y buscar algunas luces de lo que nos espera en el siguiente. Para el mundo sin duda la portada de la revista Time es por demás reveladora, el personaje del año es “el manifestante”, cuya interacción derrumbó gobiernos en el oriente medio en donde el caso de Egipto es ya un nuevo paradigma en el análisis político.


Si en la parte política ese ha sido el acontecimiento del 2011, sin duda en lo que correponde a lo económico la crisis de Europa, en especial la de Grecia, pero sin olvidar Italia y España, impactaron a la economía del mundial y han puesto en duda la recuperación sostenida al menos de la parte occidental del planeta. En esos tres países se dieron cambios en el gobierno. Es decir, la economía y los manifestantes determinaron el devenir político.


En nuestro país a pesar del optimismo de algunos, seguramente derivado del ambiente de las posadas, han puesto sobre la mesa indicadores positivos de la economía, la política social y la política política. Pero antes que ellos debemos tener en cuenta las decenas de miles de muertos por la guerra en contra del crimen organizado. Es cierto, la economía está creciendo y se han llegado a acuerdos interesantes entre la clase políitca, pero las noticias son necias y caminones de pasajeros balaceados, niños asesinados, nublan cualquier avance.


Para México 2012 será un año crucial ya que se renuevan los poderes Ejecutivo y Legislativo a nivel federal y se llevarán a cabo elecciones para el relevo en los mandos de un buen número de estados. Será un año político y los proyectos de país que se dibujan están claros: la derecha identificada con el PAN, la izquierda con el PRD y el centro en la alianza que encabeza el PRI. Será una batalla compleja, una batalla en la que los nuevos instrumentos de la política (las redes sociales) desempeñarán un papel importante.


En nuestro estado, el escenario de 2011 determinó un gobierno sólido que ha operado en lo político de manera impecable, aunque los resultados de los proyectos económicos son todavía modestos. El PRI de Puebla enfrentará el reto de su primera elección federal sin tener el apoyo claro del Gobernador en turno, las candidaturas se tendrán que definir con nuevos métodos y los resultados dependerán de lo que suceda con el candidato a la Presidencia. Apuesto que gana el PRI, el cambio es impostergable, doce años de mal gobierno son suficientes. México quiere el cambio y en esta ocasión lo representa el PRI.

 

Por ahora hacemos una intermedio en estas colaboraciones y le deseo a [email protected] lo mejor para 2012.

 

Te invito a platicar en: @lgodina.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas