Economía y Política


Luis Antonio Godina Herrera


13/08/2012


¿Algo para presumir?


En la pasada reunión del Consejo Nacional del PAN el Presidente de la República, según lo consignaron diversos medios de comunicación, señaló que la derrota de ese partido en las pasadas elecciones se debió en buena medida a que la candidata a la Presidencia Josefina Vázquez Mota y el resto de los [email protected] de ese partido no transmitieron los logros del gobierno panista. Es decir, los años del panismo no fueron bien “vendidos” por las mujeres y hombres que fueron a pedir el voto.


La pregunta obvia es ¿tenían algo realmente atractivo para presumir? Si analizamos el tema de la seguridad la respuesta si no es del todo negativa, al menos sí presenta serios grados de cuestinamiento y si no, cómo decir que a pesar de los más de 60 mil muertos, los desparecidos, los huérfanos los cientos de miles de desplazados, la estrategia en la materia ha sido exitosa, porque se se han matado entre delincuentes. Cómo explicar que un día, un detenido es hijo de uno de los delincuentes más buscados y otro día no lo es. Difícil para cualquier candidato ¿o no?


Si consideramos el terreno económico la cosa se pone también complicada. Por un lado se tiene que reconocer la relativa estabildad macroeconómica, pero el calificativo de “relativa” tiene que sopersarse con esmero. Me explico. En esta columna he reiterado que la mejor política económica es la crea empleos permanentes, bien remunerados y que tiene efectos concretos en la igualdad y en la disminución de la pobreza. Si esas hubieran sido las banderas del panismo en campaña su registro como partido estaría en entredicho.


El crecimiento económico ha sido mediocre, el peor de los países de América Latina que en medio de un crisis histórica pudieron enfrentarla mucho mejor que México. Apenas este año la economía alcanzará el nivel anterior a la crisis siempre y cuando el sector inustrial de Estados Unidos no se desacelere de más. Lo anterior ha tenido un impacto serio en el empleo. De acuerdo a cifras de la Secretaría del Trabajo entre diciembre de 2006 y julio de 2012 se crearon 2,170,735 empleos permanentes y eventuales asegurados en el IMSS, es decir 361,789 por año, de los cuales solamente 248,429 son permanentes, en el campo se perdieron casi 11 mil empleos eventuales en el periodo. Conforme lo establece la encuesta nacional de ocupación y empleo del INEG, para el segundo trimestre de este año la Población Económica Activa era de 50.9 millones de personas de las cuales 48.4 estaban ocupadas, lo que implica que en la economía informal se ocupan casi 35 millones de personas. La promesa del empleo quedó muy lejos, ante el hecho de que México requiere crear casi 1.3 millones de empleos por año tan sólo para dar cabida a la nueva fuerza de trabajo, si se considera el rezago y el subempleo la cifra se eleva considerablemente.


Si revisamos el salario mínimo general las cosas se ponen peor, en diciembre de 2006 era de 47.05 pesos diarios, en julio de 2012, según la propia Secretaría del Trabajo ascendió a 60.50, o sea creció en 2.24 pesos por año, un avance poco adecuado para presumir. Además, como lo muestran los indicadores de coyuntura del INEG la inflación va a la alza y la economía tiende al estancamiento en los meses que le restan a este año.

 

Este conjunto de estadísticas dejan claro que el PAN tenía poco que ofrecer al electorado que lo dejó en un modesto tercer lugar. Los “logros” de los que habla el Presidente no alcanzaron para más.

 

Te invito a platicar en: @lgodina y a visitar mi blog luisgodina.org

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas