Política y Economía


Luis Antonio Godina Herrera


18/05/2011


La marcha


El pasado 8 de mayo la marcha encabezada por el poeta Javier Sicilia llegó al zócalo de la ciudad de México. Fue una marcha por la paz que fue precedida por la solicitud de la renuncia del secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna. La mayor parte de los editorialistas y de los llamados formadores de opinión censuraron esa posición y fustigaron sin piedad a Sicilia.


La defensa del secretario ocupó la pluma y las mentes de quienes no experimentan el dolor del poeta. Incluso Jaime Sánchez Susarrey escribió el pasado sábado 14 en Reforma, desde la comunidad de su sillón, un artículo de mal gusto en el que pretende burlarse de las posiciones asumidas por los marchistas y en particular las de Javier Sicilia; se atrevió a decir: “La sociedad civil está convencida de que un poema mueve montañas y conmueve corazones”. En estos tiempos, en México no hay lugar para el sarcasmo ni para la chabacanería barata como los del escrito de Sánchez. Y desde aquí le digo, sí, “un poema mueve montañas”, ojalá mueva los ojos y las entendederas de un gobierno que no quiere ver ni oír, ni a los vivos ni mucho menos a los muertos.

 

40 mil muertos y contando es el saldo de la “acertada” estrategia que instrumenta Calderón como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, una guerra que él compara con el bombardeo de los nazis a Londres durante la Segunda Guerra Mundial. Así quedó de manifiesto en su reciente cita de Churchill.

 

Para intercambiar opiniones sobre los temas que trato en itinerante te invito a visitar mi página web: www.luisgodina.org. Mi Twiter: @godinaluis

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas