Puebla en Perspectiva


Mario Riestra Piña

14/09/2009

Puebla frente a la actual crisis de las finanzas públicas


De acuerdo con las últimas declaraciones del Secretario de Hacienda, México vive la mayor crisis de los últimos 65 años en sus finanzas públicas. El país se enfrenta actualmente a dos tipos de fenómenos que repercuten en los ingresos del gobierno. El primero, originado por una menor recaudación a través de los impuestos IVA e ISR, está asociado a la crisis financiera internacional y la caída de la actividad económica como consecuencia de la contingencia sanitaria (de carácter transitorio). El segundo, por otro lado, es ocasionado por la disminución de los ingresos petroleros como consecuencia de la caída en la plataforma de producción y los precios de los hidrocarburos (de carácter permanente).

 

Durante muchos años, México hipotecó sus finanzas públicas en los ingresos petroleros. Hoy, sin embargo, el futuro nos alcanzó y ya nos hemos acabado la gallina de huevos de oro. México no es más una potencia petrolera y no podemos depender de estos ingresos.

 

Estas graves afectaciones a las finanzas públicas de la Administración Pública Federal repercuten también directamente en los presupuestos de los estados y los municipios. En lo que va del año, el Gobierno Federal ha reducido el gasto público en $ 85 mil millones de pesos y Puebla no ha estado exento de las consecuencias de estas reducciones.

 

Las aportaciones federales para nuestro estado se redujeron en más de $ 2 mil 464 millones de pesos durante los primeros 6 meses del año. Esta reducción implica un recorte del 26% en las participaciones federales para Puebla y seguramente tendrán un impacto negativo en importantes programas de salud, educación, obra pública y combate a la pobreza.

 

Sin duda, las discusiones del Paquete Económico para el 2010 serán de gran relevancia para hacer frente a los desafíos de las finanzas públicas nacionales. Sin embargo, el papel de las autoridades locales en el contexto de la actual crisis puede verse como una oportunidad para hacer cambios estructurales que permitan a los estados y municipios fortalecer sus finanzas. Los estados y municipios deben acabar con la excesiva dependencia, en materia financiera, de los recursos transferidos por el Gobierno Federal.

 

Se requiere avanzar en la autosuficiencia financiera de las autoridades locales y Puebla no debe ser la excepción. Una importante veta de oportunidad para las finanzas locales es la del impuesto predial. Este impuesto representa el principal ingreso de los municipios en México (cerca del 92% del total de sus ingresos provienen de esta fuente).  En este rubro, pequeños esfuerzos podrían significar importantes sumas adicionales de recursos, sin contar los innumerables beneficios adicionales como pueden ser mejores sistemas de planeación urbana, mejor información para el combate de la inseguridad, entre otros.

 

Para la recaudación del impuesto predial, los municipios se apoyan del catastro, mismo que funge como un sistema de información territorial de uso múltiple. Esta información permite fijar el monto de impuestos que cada ciudadano debe pagar, en función del tipo de propiedad que posea.

 

Sin embargo, en México la inmensa mayoría de los catastros se encuentran desactualizados y más del 30% de los predios no están inscritos en el catastro o se encuentran registrados de manera errónea. Por ello, en promedio, los valores catastrales en México representan actualmente tan sólo el 43% del valor de mercado de la propiedad.

 

La falta de actualización de los catastros en México se ve reflejada en la baja recaudación del impuesto predial como porcentaje del PIB. La recaudación del predial representa en nuestro país tan solo el 0.20% del PIB, frente al 1.10% de Uruguay, el 1.20% de Paraguay y el 1.50% de Argentina.

 

Nuestro estado, desafortunadamente, se encuentra incluso peor que el promedio nacional. Mientras entidades como Sinaloa cuentan con valores catastrales actualizados que representan cerca del 90% del valor de mercado, en Puebla estos valores se estima representan únicamente el 40% del valor comercial de las propiedades. En otras palabras, la recaudación por medio del impuesto predial tiene un potencial de crecimiento del 150%.

 

La administración del catastro en Puebla es facultad del ejecutivo del estado, a través de la Secretaría de Finanzas. Por tanto, ante la actual coyuntura que prevé menores ingresos para todos los niveles de gobierno, el estado de Puebla debiera hacer su parte y modernizar su catastro, hecho que le permitiría contar con importantes recursos propios para beneficio de los poblanos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas