Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

01/02/2012

 

Con lentitud reacciona el PRI


El PRI despertó de su letargo y cuando en columnas políticas, artículos de opinión, etcétera, se hablaba ya de la guerra sucia del gobierno panista contra los priistas, hubo una reacción de las dirigencias nacional y local del Revolucionario Institucional que, al parecer, no tiene ya los mismos reflejos de cuando estaba en el poder federal.


Primero la dirigencia nacional y luego, claro, la dirigencia local se pronunciaron contra el uso faccioso de la justicia para perjudicar a destacados priistas, aprovechando la coyuntura electoral de este 2012.


Con la valentía que les da el saber que la dirigencia nacional ya lo había hecho, los dirigentes locales dijeron rechazar cualquier intento de persecución política por parte de la Procuraduría General de Justicia contra su partido.


El uso partidista de la procuración de justicia, dijo Juan Carlos Lastiri, dirigente estatal del tricolor, es una actitud inadmisible en una democracia, pues es propia de gobiernos totalitarios.


Señaló que su partido se pronuncia por el respeto irrestricto a la ley y defiende la vigencia del estado de derecho en México.


La difamación y la filtración mal intencionada de posibles investigaciones son ilegales y corresponden a un gobierno autoritario, dijo, y agregó que en los últimos años han existido claros ejemplos de esta práctica.


Mencionó el caso de Jalisco, donde poco antes de las elecciones el candidato priista a la gubernatura, Arturo Zamora, fue acusado falsamente de tener ligas con el crimen organizado, cuando encabezaba las preferencias, según las encuestas. Como nada se le pudo comprobar, después de las elecciones se le dio una disculpa pública.


También se refirió al caso de Michoacán, que llamó vergonzoso, cuando fueron detenidos varios alcaldes priistas y perredistas acusados de relaciones con el crimen organizado y después de varios meses todos tuvieron que ser puestos el libertad pues a ninguno se le pudo probar nada, y finalmente en Guerrero al entonces candidato priista a la gubernatura, Manuel Añorve, también se le acusó, en plena campaña, de tener ligas con el narco. Nada se le pudo probar.


Finalmente Lastiri afirmó que su partido, el PRI, no defenderá a nadie que haya cometido un delito, pero tampoco acepta el uso faccioso de la justicia.


Lo que llama la atención de los priistas es su lentitud para reaccionar ante hechos que en todos lados se comentan como parte de la llamada guerra sucia en la que al parecer este gobierno de Felipe Calderón, como ningún otro, es especialista.


Hasta la misma Josefina Vázquez Mota, la puntera del trío que busca la candidatura panista para la Presidencia de la República, teme ser víctima de acusaciones infundadas, para hacerla perder, pues el preferido es Ernesto Cordero, que va a la cola en la preferencia de los militantes del partido blanquiazul.

 

Cinco mujeres y once hombres


La cuota de género, como llaman en términos electorales al porcentaje que la ley o los propios partidos se fijan para incluir a mujeres en la lista de sus candidatos, parece que se había olvidado en el PRI poblano.


Las listas de posibles candidatos, si usted se da cuenta, son de puros machos de Jalisco y hasta última hora se les han venido a agregar mujeres, pues parece que de repente los priistas se dieron cuenta que también ellas cuentan.


Cinco féminas están ya en las posibles listas de candidatos del PRI para otros tantos distritos.


Sandra Montalvo, actualmente regidora del ayuntamiento de Puebla, iría por el distrito 6 de esta capital; Josefina Hernández, dirigente campesina, estaría asignada al distrito de Zacapoaxtla, que antes del rompimiento del PRI con el Panal estaba asignado a este último partido; Rocío García Olmedo empezó a mencionarse para el distrito de Atlixco; Maritza Marín, que es secretaria general de la Liga de Comunidades Agrarias, se menciona fuertemente para el distrito de Izúcar de Matamoros. Ella ha desempeñado importantes cargos en su partido, en su sector y en la administración pública. Fue presidenta municipal de Cuayuca de Andrade y diputada local suplente por Tepexi de Rodríguez. Por último, se ha venido mencionando a Isabel Allende Cano, por el distrito con cabecera en Ciudad Serdán.


Por ley, las fórmulas encabezadas por una mujer, como candidata propietaria, deberán llevar a otra mujer, como suplente. ¿Se acuerda de las juanitas, que figuraron como candidatas propietarias y llevaron como suplentes, cada una a su marido y cuando ya habían tomado posesión solicitaron licencia por tiempo indefinido para que sus esposos pasaran a ocupar la curul? Pues con esa ley se impedirá que casos como esos vuelvan a repetirse.


Si las cinco resultan agraciadas con la nominación, la lista de los candidatos del PRI estará integrada por cinco mujeres y once hombres, pues el total de distritos electorales federales es de 16.

 

Última hora. Se confirmó las candidaturas para el Senado del PRI de Blanca Alcalá en primera fórmula y Javier López Zavala en la segunda.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas