Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

02/12/2011

 

Empieza la cuenta regresiva para FCH

Ayer inició el último año del sexenio del Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa


A partir de hoy sólo le quedan 364 días en el poder, y muchos mexicanos llevarán día a día la cuenta retroactiva.


La percepción generalizada de la población sobre el gobierno de Felipe Calderón no es nada buena, pese a lo que digan que arrojan las encuestas.


Nunca el país se había visto tan golpeado en el tema de la violencia y de la inseguridad, como ahora. Nunca los índices de pobreza habían alcanzado los niveles que ahora tienen —somos el país latinoamericano, junto con la pequeña república centroamericana de Honduras, donde la pobreza ha crecido, mientras en el resto del continente ha disminuido— el desempleo y el subempleo son bastante preocupantes; cada día crece nuestra dependencia alimentaria, debido a las enormes pérdidas en nuestra agricultura y ganadería, que han sido tan descuidadas por los gobiernos panistas, además de enfrentar sequías, inundaciones y heladas; además que la devaluación de nuestra moneda y los incrementos a los combustibles, hacen que baje el poder adquisitivo de los trabajadores que tienen dificultades para cubrir la llamada canasta básica.


Seguramente que el actual gobierno ha tenido cosas positivas, pero una muy mala política de comunicación han impedido que se conozcan, y las noticias negativas, han sobrepasado y sepultado lo positivo que pudiera haber, ya que los gobiernos panistas llegan tan prepotentes, que asumen el poder, mostrando un olímpico desprecio hacia los medios de comunicación, principalmente si son impresos.


La mayor parte de los altos funcionarios del gobierno federal han tenido un desempeño tan mediocre, que no ha habido uno solo que pudiera ayudar al Presidente, a afrontar los graves problemas del país, disminuyendo la carga que, como dijera el dueño de la empresa panificadora Bimbo, señor Servije, “el pobrecito señor Presidente, ha tenido que llevarla solo”.


Después del Presidente de la República, en este país el funcionario más importante es el secretario de Gobernación, políticamente hablando. En este gobierno ha habido en los primeros cinco años del sexenio, cinco secretarios de Gobernación, es decir, en la dependencia encargada de la política interna del país, los cambios se han dado por diversas circunstancias cada año, lo que muestra la falta de estabilidad del gobierno y la carencia de proyecto de nación.


Para especialistas nacionales y extranjeros, la lucha contra el narcotráfico ha sido un fracaso por la falta de estrategia con la que se inició. Eso ha afectado terriblemente a varias entidades del país, del norte y del sur, principalmente provocando serios problemas económicos y sociales que será muy difícil resolver en el mediano plazo.


Para atender los gravísimos problemas de inseguridad, se han desatendido renglones tan importantes como la agricultura y la ganadería, que están en su peor momento; la educación, el empleo y la salud. Equipar y preparar al Ejército, a la Marina y a las diversas policías cuesta, y cuesta mucho, pero hay que destinar a esas corporaciones grandes cantidades de dinero, que en otras circunstancias se destinarían a atender muchos de los problemas sociales que confrontamos.


No es un panorama halagador con el que don Felipe Calderón ha iniciado el último año de su gobierno. Aunque se le nota la desesperación por evitar que su partido pierda las elecciones. Lo cierto es que la inmensa mayoría de los ciudadanos se inclinan por el PRI y la coalición de partidos de izquierda, como que ya tuvo bastante con dos gobiernos panistas. Ni modo.

 

Jiménez Morales, delegado de la CNOP en el DF


El lunes próximo el exgobernador del estado, Guillermo Jiménez Morales, rendirá protesta como delegado general de la CNOP en el Distrito Federal.


El exmandatario poblano, que últimamente ha venido trabajando como coordinador del Comité de Festejos del 150 aniversario de la Batalla del 5 de mayo, fue ya presidente del comité del Partido Revolucionario Institucional en el Distrito Federal, y tuvo muy buenos resultados.


Ahora coordinará los trabajos del sector popular priista en la capital del país, donde se perfila la exdirigente nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, como la candidata a la jefatura de Gobierno.


Tres poblanos más trabajarán como delegados de su partido en varias zonas de la capital. Una será Adela Cerezo, quien se ha desempeñado con éxito como delegada del Comité Nacional del PRI en Chihuahua; otro será el doctor Germán Sierra Sánchez, quien ha sido dirigente estatal del PRI en Puebla, diputado local y federal, senador de la República, etcétera; y el tercero será el licenciado Valentín Meneses, exsecretario de Gobernación durante el sexenio de don Mario Marín, y también exdirigente estatal del PRI.

 

Presencia del Voluntariado de Gobierno, en el sur


El Voluntariado de la Secretaría General de Gobierno que preside Gabriela Moreno Valle Rosas, esposa del titular de la dependencia, Fernando Manzanilla, así como el secretario y funcionarios de diversas dependencias, iniciaron una jornada de trabajo en Tulcingo del Valle, con motivo del 150 aniversario de la batalla de Loreto y Guadalupe, en recuerdo del general Bonifacio Valle, en cuyo honor Tulcingo lleva su nombre.


Además iniciaron jornadas de salud, asesoría jurídica, actualización de documentos como actas de nacimiento, etcétera, con el fin de apoyar a los que menos tienen y más necesitan de ayuda material, jurídica y de salud.

 

Este tipo de jornadas se piensan realizar en las poblaciones que más lo necesitan, sobre todo en aquellas donde muchos de sus habitantes han tenido que emigrar a los Estados Unidos en busca de trabajo.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas