Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

04/01/2011

 

La secretaría de Cultura, ni desaparece, ni se degrada


Hace unas semanas le comentábamos lo nocivos que son los rumores y los chismes que tan de moda están en el medio político. Hace unos días empezó a circular el rumor de que el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas, desaparecerá a la Secretaría de Cultura o que la degradará para convertirla en una simple oficina dependiente de la Secretaría de Educación.


Eso ha puesto en alerta a intelectuales e instituciones públicas y privadas dedicadas a la difusión cultural y al impulso de esas actividades tanto en esta capital, como en el interior del estado.


La verdad es que hay la intención de hacer reformas que tiendan a hacer más efectiva y amplia la difusión y el impulso de la cultura en la entidad y esas reformas se han entendido mal o malintencionadamente se han divulgado con el fin de desprestigiar un proyecto que fue concebido con el fin de aprovechar lo que gobiernos anteriores han hecho en este terreno y mejorarlo en lo posible.


Todo parece indicar que don Luis Maldonado Venegas, será el secretario de Educación del próximo gobierno y según tenemos entendido, es el autor del proyecto que se pondrá en marcha y que no tiene la intención de desaparecer, ni fusionar y menos degradar a la Secretaría de Cultura del Estado. La intensión es transformar la Secretaría mencionada, para obtener los mejores resultados.


El proyecto contempla la creación de un organismo con autonomía técnica y de gestión, que permita a la cultura conservar la independencia que tiene actualmente, pero simplificar el trámite burocrático en el que se ha visto inmerso en su calidad de Secretaría. En la configuración de este organismo podrán confluir las figuras de desconcentrado o de entidad descentralizada.


Es decir, un organismo autónomo, con independencia y con participación ciudadana, es decir, un Consejo, con representantes de grupos culturales organizados; etnias, instituciones educativas  y empresas participantes en proyectos culturales entre otros.


Lo que se busca es dar relevancia al Instituto Cultural del Estado de Puebla en su calidad de operador de programas culturales, a efecto de que el Consejo, tenga atribuciones de coordinación y dirección de las actividades culturales y además, las de normatividad y regulación.


Como se ve, el proyecto no está nada mal. Además, ya han funcionado proyectos similares en otras entidades del país, con bastante éxito.


Sobre el presupuesto destinado a cultura, se asegura que no sufrirá ninguna merma, sino por el contrario a través del Fondo Cultural Poblano, cuya creación se proyecta, se procurará inyectar recursos para el impulso y difusión cultural, provenientes de donaciones e intervención en la conservación del patrimonio, lo que implica el manejo de una mayor independencia administrativa.

 

La toma de posesión, en el Centro Expositor


Otro rumor, el de la enemistad entre el gobernador entrante y el saliente, es desmentido por los hechos.


La obra máxima de la administración de Mario Marín Torres, en esta capital, sin duda es el Centro Expositor cuya terminación será en este mes. Es una obra realmente impresionante que quedará como uno de los centros expositores más importantes del país e incluso de Latinoamérica.


Bueno, pues ahí será el acto de toma de posesión del nuevo gobernante, Rafael Moreno Valle.


La entrega recepción del gobierno, por las comisiones designadas por ambos gobernantes y encabezadas por Valentín Meneses, por parte del gobierno saliente y Fernando Manzanilla, por parte del gobierno entrante, han trabajado con alto sentido de responsabilidad, con madurez y con cordialidad.


Ha habido problemas con algunos funcionarios, pero nada que no haya sido superado satisfactoriamente por ambas partes.


Sabemos de buena fuente, que Marín Torres y Moreno Valle, han dialogado cordialmente, han intercambiado experiencias y hay la intención de ambas partes, de no caer en las provocaciones que la mayoría de las veces tienen el único fin de crear conflicto para beneficio de personas o de grupos con algún interés específico, que nada tiene que ver con los poblanos.

 

La diócesis de Izucar, casi un hecho


Cambiando de tema, el arzobispo de Puebla, en plática que tuvo con un grupo de columnistas al finalizar el año, dijo que la erección de la diócesis de Izúcar de Matamoros, para atender a los católicos de la región conocida como la mixteca poblana, van por muy buen camino.


Esa diócesis, no incluirá a parroquias como las de Acatlán, Tehuitzingo, Piaxtla, Tecomatlán y otras, que pertenecen a la de Huajuapan de León, Oax. Es decir, que la nueva diócesis comprenderá solo a las parroquias que pertenecen a la diócesis de Puebla. El arzobispo, don Víctor Sánchez Espinosa, seguirá siéndolo para todas las diócesis que pertenecen al arzobispado de Puebla, pero cada una trabajará con independencia para los católicos de su propia región, al cuidado de su propio obispo.

 

Se inicia un nuevo año y aunque se acostumbra expresar buenos deseos a familiares y amigos, la realidad parece que está en contra de esos buenos deseos: la violencia no sede, por el contrario se expande cada vez más; según los expertos el país crecerá menos este año que en el que acaba de terminar y por si algo faltara, el gobierno federal cree que todo va bien y que avanzamos en todos los sentidos. Bueno si usted quiere pasar un buen año, crea en todo lo que diga el gobierno federal y olvídese a las noticias malas que llenan los periódicos y los espacios noticiosos de radio y televisión. Sálgase de la realidad y tomo como ciertas las declaraciones oficiales.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas