Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

04/03/2011

 

El 82 aniversario del PRI

Este día se cumplen 82 años de la fundación del Partido Nacional Revolucionario, que fue el nombre con el que nació en Querétaro en 1929; en 1938 se cambió ese nombre por el de Partido de la Revolución Mexicana y en 1946, renació con el de Partido Revolucionario Institucional; fue cuando se abandonó el militarismo revolucionario y empezó la etapa de los gobiernos civiles, con Miguel Alemán Valdés, el primer universitario que llegó a la Presidencia de la República en la era posrevolucionaria.


El comité directivo estatal de Puebla y representantes de la militancia de todo el estado, estarán en Querétaro hoy, donde además de celebrar el aniversario de su partido, asistirán a la toma de protesta de su nuevo dirigente nacional, Humberto Moreira.


Los priistas están esperanzados en un cambio de estrategias de su partido para poder recuperar el poder federal en el 2012.


Ayer en Ciudad Serdán, el dirigente estatal del PRI, Carlos Lastiri, al hacer un llamado a los militantes de su partido, los convocó a la unidad y luego dijo, que “imponer candidatos en estos tiempos, es una aberración”. “Pues ojalá”, dijo uno de los asistentes, “el PRI deje de cometer tantas aberraciones como ha cometido y que le han costado deserciones, divisiones y pérdida de importantes posiciones, como gubernaturas, presidencias municipales, diputaciones y senadurías”.


Para que deje de haber imposiciones, deben cesar los compromisos con personas y con grupos, pues esos compromisos impiden que arriben a las candidaturas las personas más idóneas para ocupar un puesto de representación popular. Desde la llegada de la tecnocracia priista al poder, el Revolucionario Institucional, ha fallado mucho en eso de la designación de candidatos. Muchos de los que ha puesto, han sido perdedores y lo seguirán siendo en la medida en que no participen en su designación, las bases.

 

Se colocó la primera piedra del CRIT


Fue un acto imponente, al que asistieron miles de personas de varias partes del estado. El gobernador Rafael Moreno Valle Rosas y funcionarios de Televisa, colocaron la primera piedra de lo que será el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón de Puebla.


Respecto a esta obra, que dará servicio a más de 3 mil niños incapacitados de todas las clases sociales, ha habido expresiones en contra, pero sin argumentos válidos.


Los argumentos que han presentado algunos grupos, son de tipo político, pero la realidad es que vivimos en un país de economía capitalista, con casi la mitad de su población en la pobreza, que requiere de servicios de salud, muchas veces de alta especialización, que ni el gobierno a través de sus instituciones sociales y sanitarias, le puede brindar.


Los hospitales de rehabilitación infantil Teletón, constituyen para muchos niños, la única oportunidad de recibir esa atención que necesitan y si hay alguien que la brinda, aunque el gobierno tenga que poner una cantidad respetable de recursos, pues que lo haga.


Mientras México esté en el área de los países capitalistas, las reglas económicas y sociales, las impondrán quienes están en el poder. Quienes quieren políticas económicas y sociales de corte socialista, deberán esforzarse para arribar al poder y tomar las decisiones de acuerdo a la ideología que sustentan.


Es bueno que haya pluralidad de pensamiento, que haya propuestas de una y otra parte, para que el pueblo conozca el pensamiento de cada partido y pueda decidir en las urnas, pero mientras eso no ocurra, lo que se haga en beneficio de quienes más necesitan apoyo, debería ser bienvenido.

 

Centroamericanos detenidos en Acatlán


Seis inmigrantes guatemaltecos que eran conducidos por dos polleros del estado de México, a la frontera norte, fueron detenidos por la policía ministerial en la ciudad de Acatlán de Osorio, al sur del estado.


Los polleros quedaron detenidos para ser procesados por tráfico de personas y los guatemaltecos fueron llevados a una casa donde se les dieron alimentos y hospedaje, mientras se determina su situación migratoria.


Nos dice nuestro compañero Ciro de Gante, que fue testigo presencial de los hechos, que los centroamericanos debieron estar sorprendidos por el buen trato que recibieron de parte de los policías y en general de las autoridades, pues se portaron con ellos con amabilidad y corrección.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas