Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

06/08/2012

 

López Obrador en Puebla

 

La asistencia fue menor que en otras ocasiones, se calculan más de 2 mil personas, pero el entusiasmo no decayó. Los gritos de apoyo al excandidato presidencial del Movimiento Progresista fueron permanentes y con mucha enjundia.


Numerosos partidarios del “Peje” saben que no será posible que se anule la elección, que haya presidente interino y que se repita el proceso electoral, como se ha venido demandando; sin embargo, afirman que es necesario denunciar públicamente, como lo viene haciendo López Obrador, todas las anomalías registradas en el pasado proceso electoral, para que en el futuro no vuelvan a repetirse.


Muchos dirán que en este país los fraudes electorales son endémicos, y a eso responderán los optimistas que Roma no se hizo en un día, y que poco a poco se ha venido acotando a quienes ganan elecciones mediante sistemas ilegales e inmorales, y que llegará el momento en que ya no puedan hacerlo.


En realidad el sistema electoral mexicano, lleno de trampas y chiquiñuelas, se ha venido desgastando y desprestigiando al grado de que pocos, muy pocos, en este país, son los que creen en la democracia de la que hablan los políticos de todos los partidos.


Y es que para que la democracia en México sea creíble, deberá empezar por los partidos políticos existentes. Ninguno es democrático en su régimen interno. El partido que se constituyó desde hace 73 años como paladín de la democracia y azote de la corrupción, Acción Nacional, cae estrepitosamente después de 12 años de gobiernos desastrosos, encabezados por Fox y Calderón, y ahora, después de su derrota, los militantes del PAN tienen una guerra interna contra el grupo calderonista que se propone abandonar el poder federal, pero reteniendo el poder en su partido. ¿A eso se le puede llamar democracia?


Lo interesante es que pese a saber que no van a lograr lo que se proponen abiertamente, los del Movimiento Progresista sigan en lucha denunciando las anomalías, con la esperanza de que no vuelvan a repetirse y de que la democracia avance en nuestro país.

 

Los dirigentes de los tres partidos


Estuvieron en el acto los dirigentes nacionales de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Movimiento Ciudadano, los tres partidos que conformaron el Movimiento Progresista que apoyó la candidatura de López Obrador. Los tres hablaron en el mitin, lo mismo que el coordinador de la campaña.


Estuvo también en la tribuna colocada sobre la calle y a la altura del pasaje del Ayuntamiento, el senador electo Manuel Bartlett Díaz y dirigentes locales de los tres partidos mencionados.


López Obrador fue la estrella: dijo que la próxima semana presentarán en el zócalo de la ciudad de México una exposición con las pruebas del fraude, de la venta de votos, etc., para que la gente se dé cuenta de todas las anomalías del proceso y vea que sí hay pruebas.


Varias veces fue interrumpido por la multitud con gritos de “no estás solo”, “es un honor estar con López Obrador” y “presidente, presidente, presidente”.


Al final, tumultos para saludarlo, apretones y empujones. Más de 15 minutos para llegar a la camioneta blanca que lo espera frente a la puerta del Palacio Municipal, y luego un lento desplazamiento, ya dentro del vehículo, por la calle frente al portal Morelos y la 2 Norte, entre la 3 y la 5 Oriente, pues cientos de personas se acercaron a saludarlo y a tomarle fotos.


Se nota un “Peje” cansado, pero respondiendo a todos con gestos amables de agradecimiento.

 

Manuel Bartlett también fue asediado


Por su parte, el senador electo Manuel Bartlett, exgobernador de Puebla, baja de la tribuna unos minutos después que el “Peje”, pues familias enteras suben para tomarse fotos con él.


Lentamente camina por el portal del Ayuntamiento, saludando, abrazando a muchas personas que se le acercan para expresarle su beneplácito por su regreso al Senado. Fotos con señoras, con jóvenes y hasta con niños por todos lados.


Su desplazamiento se hace lento y tarda casi media hora en caminar de la puerta del palacio, al final del portal por la 2 Norte.


Un amigo me pregunta: “¿crees que Lozano Alarcón tendría ese pegue?”. Bueno, a Manuel Bartlett lo conocen todos los poblanos, pues fue gobernador, y a Lozano prácticamente no lo conoce nadie. Y surge otra pregunta: ¿entonces cómo ganó? Ahí está el detalle.

 

Notas breves: Regresa de los Estados Unidos el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas. Le fue bastante bien en las entrevistas que sostuvo en aquel país con gobernadores y empresarios, para promover a Puebla como destino de negocios y destino turístico. Los resultados se verán pronto……Una de las prioridades del gobierno estatal, dijo el titular de la Secretaría General de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, es la seguridad, y para eso se trabaja en tres vertientes: control de confianza, capacitación y equipamiento. Esto fue en la graduación de la primera generación de policías del Instituto de Ciencias de Seguridad y Policiales Ignacio Zaragoza, de donde salieron 28 elementos con capacitación superior en esa área, y 14 con capacitación de tipo medio. Lo que el gobierno estatal se propone es que en el menor tiempo posible, el cien por ciento de los elementos policiacos de Puebla llene los requisitos exigidos por el gobierno federal para el desempeño de su trabajo. Los uniformados que se graduaron son policías en activo……En la ciudad de Izúcar de Matamoros se realiza la feria de Santo Domingo. El templo y convento que ahí existen desde el año 1612 (se cumplen 400 años de dichas construcciones) son escenario de varios actos culturales por tal motivo. El sábado en la tarde, el enorme templo dedicado al fundador de la orden dominica se llenó a su máxima capacidad para escuchar un concierto de la Sinfónica de Puebla, y el público no se movió, pese al sofocante calor que hacía. ¿Quién dice que en la provincia no se sabe apreciar la buena música?

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas