Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

08/11/2012

 

La lumbre en los aparejos

 

Olinalá es una población guerrerense que se encuentra casi en la frontera de los estados de Guerrero y Puebla. Hay ahí un problema de inseguridad que ha trascendido a todo el país y que amenaza, por su cercanía, con filtrarse a la entidad poblana, por lo que hay que tener mucho cuidado.


Ixcamilpa de Guerrero es la población más importante de Puebla que colinda con Guerrero en esa región. La frontera entre ambas entidades está a no más de 15 kilómetros.


Las autoridades de Puebla deberán tener mucho cuidado en esa región, pues la delincuencia es como la humedad, se filtra de forma silenciosa.


Los olinaltecos, por su lejanía y por la ineficiencia de sus autoridades municipales, decidieron tomar la defensa de su pueblo en sus propias manos. Se armaron y organizaron para cubrir con retenes las cinco entradas y salidas de la población y luego pidieron la intervención del Ejército y la Marina. Ya llegaron 37 marinos, pero ellos se niegan a entregar sus armas, pues temen que una vez que la Marina abandone la población, los delincuentes quieran tomar venganza.


Desde hace mucho tiempo hay una relación entre Olinalá y Puebla, derivada de la mejor comunicación que había entre esa población de la montaña guerrerense y la entidad poblana, pues la orografía de la entidad suriana no había permitido la apertura de caminos o carreteras hasta esa zona.


En Olinalá, famosa por la artesanía de cajitas hechas de palo de linaloé, muy olorosas y apreciadas por las damas, nació el primer arzobispo de Puebla, don Ramón Ibarra y González, quien había estudiado en el seminario Palafoxiano, pero cuyo desempeño inicial, como sacerdote y como obispo, fue en Guerrero.


También ahí nació un gobernador de Puebla, el doctor Leonides Andrew Almazán, quien estudió la carrera de médico en el antiguo Colegio del estado.


De ahí era el general Juan Andrew Almazán, quien siendo estudiante de medicina se unió a la Revolución maderista y pasado un tiempo fue fuerte candidato a la Presidencia de la República, teniendo como contrincante al general teziuteco, Manuel Ávila Camacho.


En el sur de Puebla hay muchos matrimonios entre personas de ambas entidades y en la montaña guerrerense también.


El problema surgido en Olinalá constituye una seria amenaza para Puebla. En la zona fronteriza de los dos estados ha habido del lado de Guerrero, problemas graves que han obligado en Huamuxtitlán, Xochihuehuetlán y ahora en Olinalá, a la sociedad civil a intervenir directamente en la defensa de sus bienes y de sus vidas.


El acoso que los habitantes de la entidad vecina están ejerciendo sobre los delincuentes, los harán huir y es posible que muchos busquen salida por Puebla, provocando inquietud en los pueblos sureños del estado. No está por demás tomar las medidas necesarias para evitarlo.

 

Se aclara lo de La Vista


Ya le habíamos comentado en este espacio que el escándalo mediático surgido en el fraccionamiento de lujo llamado La Vista, era consecuencia de una rivalidad comercial. Los de enfrente no vendían lo mismo y pretendieron frenar el éxito de sus competidores.


Pero ya todo se está aclarando: los directivos del desarrollo residencial La Vista Country Club, informaron que de acuerdo al Plan Maestro Original, debería haber mil 922 lotes destinados a vivienda, y en 2006 el número era de mil 922 y en 2012, sigue siendo de mil 922, es decir, en ningún momento se ha violado el plan original y lo demuestran con las maquetas de cuando se inició el proyecto y ahora.


Esos lotes están destinados a viviendas individuales, a plurifamiliares y a construcciones de uso multifuncional.


La seguridad dentro del complejo habitacional ha sido excelente. Los hechos delictuosos (robos) que fueron denunciados, fueron debidamente aclarados y las cámaras de video instaladas en el fraccionamiento, sirvieron para aclarar los hechos.


La señora Ofelia Martínez Bretón publicó un desplegado dando cuenta de cómo un pequeño grupo de vecinos interesados en dañar al desarrollo residencial La Vista, trataron de manipular a varios vecinos para sus propios fines. Una vez descubierta la trama, los dejaron solos y la telenovela tuvo un final feliz.

 

NOTAS BREVES: El diputado perredista Antonio Gali López anda desatado. Ayer le informamos que se fue a tres colonias donde vive “el populacho”, para repartir despensas y cobijas, con el ofrecimiento de visitarlas más seguido para conocer sus problemas y buscarles solución, por lo que ayer presentó ante el Congreso dos iniciativas, una sobre donación altruista de alimentos y otra de principios rectores a los que deberán ajustarse las dependencias y entidades para presentar iniciativas de ley o decretos, al Congreso local. Dice el famoso Tony Gali, perredista además, que se desperdician en Puebla 31 mil toneladas de alimentos aptos para el consumo humano, con los que debidamente organizados, podría darse apoyo alimentario a un millón de poblanos que necesiten ayuda de esa naturaleza. Lógicamente el proyecto establece las bases sobre las que se procedería tanto para la entrega de los alimentos, como para la recepción y también habla de sanciones pecuniarias que se aplicarían a quien dejara sin utilizar los alimentos sobrantes habiendo tantas necesidades en la entidad. Hay que tener cuidado con ese muchacho. Está joven y si sigue así, tendrá futuro. Claro que tendrá que cambiarse de partido, porque como perredista, no la pega. Tiene más bien tipo de panista, pero lo dejaremos en término medio, como priista… Ubaldo Cruz Martínez Sánchez es el nombre del poblano que murió en Nueva York, como consecuencia de la tormenta “Sandy”. El gobierno del estado tan pronto tuvo conocimiento de su fallecimiento y de la localización de su cuerpo, se movilizó a través de la Secretaría General de Gobierno y su Coordinación de Asuntos Internacionales y Apoyo a Migrantes, para prestar a la familia el apoyo que requería en momentos tan difíciles. El consulado mexicano en Nueva York trasladará el cuerpo el día 9, mañana, al aeropuerto de la ciudad de México y el gobierno del estado de inmediato lo trasladará a su pueblo natal, en la Mixteca para entregarlo a sus familiares.

 

La Secretaría General de Gobierno informó que en la zona afectada por el fenómeno natural vivían muchos poblanos a quienes se brindará la ayuda que requieran, para lo que deben recurrir al consulado o a la Casa Puebla de Nueva York.

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas