Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

10/01/2011

 

“Oposición responsable, pero oposición”: Moreira


El ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, asumió el sábado la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional, afirmando que el ciclo del PAN, está por finalizar. En diez años, los panistas dieron todo de sí y no fue mucho. Afirmó que su partido, el PRI, es un partido de oposición responsable, pero oposición. Señaló que Acción Nacional en el gobierno federal, ha puesto mayor interés en salvar a su partido que en salvar al país.


En el discurso de Moreira, pronunciado después de haber recibido la constancia de mayoría absoluta, en el auditorio “Plutarco Elías Calles” del edificio de su partido, abarrotado de priístas de todo el país, Moreira fue especialmente crítico con los gobiernos de Acción Nacional, que han tenido el poder durante una década y que han hecho retroceder al país, que está considerado como el único de América Latina donde creció la pobreza, donde se ha frenado la movilidad social; millones de jóvenes ni pueden estudiar, ni encuentran trabajo, hay un enorme déficit de empleos. La población que cada año llega a la edad de laborar, forma filas de desempleados que cada día aumentan; los empresarios no tienen los estímulos adecuados, los servicios que requieren son más caros que en otros países y eso les impide ser competitivos; el problema de inseguridad, al que calificó de dramático, no encuentra salida y el presupuesto para fortalecer el aparato de seguridad no se asigna como debiera. No se cuenta con un plan claro para transitar en la segunda vía de la seguridad, la vía del empleo, la educación, las oportunidades. No asimilan, lo panistas, que es mediante la movilidad social, la satisfacción de los mexicanos, el empleo, el desarrollo, la educación, la eliminación de la marginación social, la lucha real y frontal contra la pobreza, como lograremos avanzar y resolver el problema de la seguridad.


Luego afirmó, que los panistas “no dejan de pensar como esa oposición irresponsable que fueron, no dejan de pensar como opositores, cuando son gobierno”.


Finalmente hizo un llamado para la construcción, desde el PRI, de un nuevo proyecto de nación, ofreciendo trabajar para ganar en las próximas elecciones y con ello trabajar para disminuir el mayor crimen que se presenta en México, el de la pobreza.

 

Bonito discurso, pero…….

 

El discurso del nuevo dirigente priísta, sin duda es el que esperaban los viejos militantes de su partido, pero el PRI de ahora, ya no es el de antes. La descomposición general del país, se inició con los tecnócratas priístas como Miguel de la Madrid , Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, que cuando sintieron que desde dentro del propio PRI podía darse un golpe contra su proyecto, decidieron entregar el poder al PAN, que coincidía con el neoliberalismo que ellos habían implantado y que es el causante de todo lo que estamos viviendo.

 

En Latinoamérica, dijo Moreira, somos el único país que ha avanzado en pobreza. La causa es la política económica impuesta por la tecnocracia priísta y continuada, sin el talento de los tecnócratas, por los panistas que en una década han llevado al país al borde del abismo.

 

No será fácil pues, para el PRI, revertir las cosas, máxime si sigue considerando a Carlos Salinas, como el jefe máximo de la revolución.

 

A raíz del salinismo, el PRI y el gobierno se llenaron de oportunistas que llegaron al poder para beneficiarse en lo personal. Y actúan en grupos cerrados, manejando los asuntos y los dineros de gobierno, como si fueran propios, como si municipios, estados y el país mismo, fueran enormes empresas de su propiedad. Así actúan también los panistas, que además están sometidos a la voluntad de los poderes fácticos que son los que realmente mandan.

 

El cambio en el PRI, requiere de una gran cruzada de concientización de los propios priístas, de un enorme trabajo de ideologización, de un gran trabajo de limpieza, para mandar por un tubo a quienes han hecho de su militancia en ese partido, una forma de obtener ganancias ilícitas y no de servir a la sociedad, a su municipio, a su estado o al país.

 

Cambio de estafeta en la CNOP local


Hoy se registrará como candidato de unidad para presidir al sector popular del PRI, (cnop) en la entidad, el diputado federal por Ciudad Serdán, Fernando Morales Martínez.


Ya le habíamos comentado en este espacio, el gran reto que Fernando tiene por delante, pues la CNOP , que fue el sector más dinámico del priísta, estuvo a punto de ser extinguida por Salinas de Gortari, cuando le dio por salvar al país desapareciendo al PRI para sustituirlo por un nuevo partido de su propiedad que se llamaría “Solidaridad”.


Desde entonces, ni nacional, ni localmente, ha podido revivirse al llamado sector popular, que agrupaba a profesionistas, maestros, empleados del seguro social, burócratas, pequeños y medianos comerciantes e industriales, artesanos, colonos, taxistas, etc.


Su presencia social y política ha sido ya casi nula y su aportación de votos al priísta igual.


Al frente de la CNOP nacional, está Emilio Gamboa Patrón, un político de relumbrón de quien todavía no se ve nada interesante a favor de la organización que preside.


Fernando Morales, sucede a varios políticos locales que tampoco han podido revivir al que fue el sector más importante del priísmo urbano.

 

Fernando tiene juventud, entusiasmo y capacidad política, para hacer un buen trabajo. Ojala y logre dar un poco de oxigeno a ese casi cadáver que es la CNOP. Por lo menos ya logró la unificación de todos los grupos que peleaban por la dirigencia y todos estás dispuestos a apoyarlo y a participar en su proyecto. Ya veremos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas