Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

10/05/2011

 

Muy oportuna la Academia


En momentos en que el país ha lanzado un ¡Ya basta! al gobierno de Felipe Calderón por el incremento de la violencia en nuestro país y la impunidad con la que actúan los delincuentes, organizados o no, el gobierno estatal inicia la construcción de lo que será la Academia para la formación de policías, investigadores y custodios, que está incluida en la Iniciativa Mérida, con una inversión de 4 millones de dólares.


El secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto; el secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Coordinación del Sistema de Seguridad Pública, Mauricio Tornero, y el director general de Iniciativa Mérida, del Departamento de Estado, Keith W. Mines, estuvieron en el acto de colocación de la primera piedra.


Se dijo que la Academia llevará el nombre del general Ignacio Zaragoza, y tendrá carácter nacional, es decir, a ella podrán concurrir jóvenes con vocación para ser policías estatales, ministeriales, municipales, investigadores o custodios, de todo el país.


La seguridad, afirmó Manzanilla Prieto, nos involucra a todos, a gobierno y al pueblo. La seguridad es necesaria para el progreso, para la tranquilidad de las naciones.


El inicio de esta obra coincide con las diversas manifestaciones de protesta realizadas el pasado domingo en varios estados del país y aun en el extranjero, para exigir al gobierno un cambio en la estrategia para combatir al crimen.


Todo mundo está de acuerdo en que la estrategia que se está siguiendo actualmente ha sido contraproducente y ha provocado no la disminución, sino el incremento de la delincuencia organizada o no.


Es la impunidad y la corrupción, más que otra cosa, lo que ha provocado el descontento popular, sobre todo en las entidades del norte y algunas del sur, que han sido las más golpeadas por el llamado crimen organizado.


Organizaciones civiles, religiosas, defensores de los derechos humanos, universidades, etcétera, se han unido como nunca para exigir un freno a la violencia, pero con una estrategia de inteligencia.


El problema es que el país, en general, tiene pocos policías profesionales dedicados a la investigación, carece de cuerpos policiacos profesionales, bien entrenados, para enfrentar a los grupos delincuenciales, ni el Ejército ni la Marina están capacitados para realizar actividades policiacas. Urgen, pues, instituciones destinadas a formar policías, investigadores, custodios, para realizar ese trabajo.


La Academia Ignacio Zaragoza, cuya construcción se inició en Puebla, tiene ese objetivo. Aquí podrán venir a capacitarse profesionalmente, jóvenes con vocación de servicio que llenarán el vacío que ahora tiene el país en ese aspecto.

 

Puebla ha sido una de las grandes ciudades de México que ha salido mejor librada de la ola de violencia. Contando con instituciones como la que se construye ya, seguramente que continuará siendo un lugar seguro para sus habitantes y para quienes lleguen con el fin de pasear o hacer negocios.

 

Ya nadie está seguro en las candidaturas


Los tiempos políticos han cambiado. El surgimiento de la Fundación Isidro Fabeladelegación Puebla y otras agrupaciones políticas nos dice claramente que quienes se mencionaban como seguros candidatos a senadores o diputados federales, no la tienen muy segura.


Los priistas de todos los niveles quieren participar en las luchas internas de su partido, pues ya no son tan sumisos como lo fueron durante décadas. Ya también exigen, gritan, razonan y, si no les hacen caso, se van con la música a otra parte.


Antes era impensable que por su cuenta y riesgo, un priista buscara su postulación si no recibía el beneplácito de quien o quienes deciden en la cúpula. Ahora no hay cúpula estatal y eso les facilita tomar la decisión de lanzarse.


En esa lucha para el Senado de la República ya están: Fernando Morales Martínez, dirigente de la CNOP en el estado y diputado federal; Alberto Jiménez Merino, diputado federal; Alejandro Armenta Mier, exdirigente estatal del PRI y actualmente destacado en Nayarit, cumpliendo una función encomendada por la dirigencia nacional priista, entre otros. Desde luego que en la lucha interna están Mario Marín, exgobernador del estado y Blanca Alcalá, expresidenta municipal de Puebla, ocupando posiciones privilegiadas.


Armenta realiza un trabajo callado pero efectivo al recorrer los distritos electorales de la entidad para dialogar con los priistas que lo conocen bien, a fin de ir conformando una estructura que le ayudará en caso de ser elegido candidato.


Este mes la dirigencia estatal del PRI iniciará el proceso de renovación de sus comités municipales y distritales.

 

Sin problemas, se eligen juntas auxiliares


Con un mínimo de problemas fueron electas, el pasado domingo, 15 juntas auxiliares de nueve municipios de la entidad.


San Nicolás de Los Ranchos, Izúcar de Matamoros, Tehuacán, Caltepec, Tlalancaleca, Huejotzingo, Chietla, Jolalpan y Puebla fueron los municipios donde quedaron pendientes de elegir algunas juntas (en el caso de Puebla capital, Canoa era la junta pendiente).

 

Todavía quedan sin elegir algunas juntas de cuatro municipios. Los municipios son Huitziltepec, Tlacotepec de Porfirio Díaz, Cañada Morelos y Quecholac, pero ya se está en pláticas con los grupos que se disputan la posición y es posible llegar a acuerdos a fin de que los procesos se lleven a cabo sin problemas.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas