Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

10/10/2011

 

Se inicia batalla interna en partidos


La lucha por las candidaturas al Senado y a las diputaciones federales por Puebla, se ha iniciado en todos los partidos políticos.


Son muchos los aspirantes y serán pocos los escogidos, de ahí que las luchas internas se conviertan en auténticas guerras.


Ya estamos viendo cómo en el PRI el golpeteo interno se inició contra la expresidenta municipal Blanca Alcalá, pues haber sido designada por el comité nacional de su partido como delegada nacional en el estado de Colima, ha dado lugar a que algunos grupos la descalifiquen o, de plano, pretendan eliminarla como candidata a senadora.


Las cosas ya no son tan simples como antes. En el pasado reciente una posición de esa naturaleza, con todo el honor que significa representar a su partido en otro estado, era signo de que el designado había perdido la batalla interna en su entidad.


Ahora puede ser lo contrario, puede significar que un o una candidata fuerte para un cargo de elección popular y dado el tiempo que falta para que se tome la decisión, sea retirada estratégicamente de su estado para protegerla del golpeteo de la guerra sucia que introdujo el PAN en la política mexicana en el año 2000 y que desgraciadamente es utilizada por todos los partidos en sus luchas internas y externas, degradando una actividad que debería ser noble.


Para las candidaturas al Senado por el PRI, además de doña Blanca, no descarte usted al actual rector de la BUAP, Enrique Agüera Ibáñez, quien por cierto recibirá hoy en la Universidad Iberoamericana de España, un premio internacional, mismo que recibirá la señora Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón.


También se menciona entre los aspirantes priistas con posibilidades a la candidatura del Senado a Fernando Morales Martínez, actual diputado federal por Ciudad Serdán; al exrector de la BUAP y expresidente municipal de Puebla, Enrique Doger Guerrero, al diputado federal por Izúcar Alberto Jiménez Merino, al exdirigente estatal del PRI Alejandro Armenta Mier y al excandidato a gobernador Javier López Zavala.

 

En la otra esquina


Por lo que respecta al Partido Acción Nacional hay dos figuras femeninas que dominan la escena: La imprescindible Ana Tersa Aranda y la ahora diputada federal doña Augusta Valentina Díaz de Rivera.


El señor secretario del Trabajo del gobierno federal, don Javier Lozano Alarcón, también tiene su corazoncito y ha iniciado paseíllos por las plazas poblanas, siempre con la representación presidencial, pero nada garantizaría su triunfo por el sistema de votación directa y secreta, en cambio podría ser senador por la vía plurinominal. Así no estaría expuesto a una derrota que en su caso sería especialmente significativa por la posición que ocupa en el gobierno federal y por la cercanía de amistad que tiene con el presidente de la República.


Ana Teresa Aranda tiene lo suyo. Ha sido una de las panistas que se incorporaron al PAN, cuando el sector empresarial rompió con el PRI, en los años 70, más emprendedoras y luchonas. Ha sido candidata a casi a todo o mejor dicho a todo y en el gobierno de Vicente Fox ocupó relevantes cargos en el gobierno federal, hasta ser secretaria de Desarrollo Social.


Doña Augusta Valentina ha sido diputada local, regidora del Ayuntamiento y ahora diputada federal.


Ambas son dos panistas carismáticas, cosa rara en un partido que de lo que carece es precisamente de figuras carismáticas y, aunque el Partido Acción Nacional no está precisamente en su mejor momento, ellas podrían hacer la diferencia, tal vez no para ganar, pero sí para obtener una votación respetable.


Por lo que se refiere al PRD, todavía no está muy claro cuál de los grupos logrará predominar en la próxima elección. Las candidaturas a las senadurías y diputaciones dependerán de quién sea el candidato a la Presidencia de la República

 

El PRI se va por la elección abierta


El Partido Revolucionario Institucional, determinó en su reunión de Consejo Político Nacional elegir a su próximo candidato a la Presidencia de la República, mediante consulta abierta a la ciudadanía.


Hay dos aspirantes claramente definidos: el exgobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto y el exgobernador del estado de Sonora y actual coordinador de la bancada  priista en el Senado, Manlio Fabio Beltrones.


Aparentemente todo favorece a Peña Nieto, pero en política las mejores encuestas llegan a fallar y esto se resolverá hasta febrero del año próximo.

 

Ya hay comité municipal del PRI


Después de una lucha cuerpo a cuerpo entre los 17 aspirantes a dirigir al PRI municipal de esta capital, por fin se tomaron acuerdos después de escuchar a priistas relevantes y activos en el momento actual tales como Alejandro Armenta, Enrique Doger, Leobardo Soto y Javier López Zavala.


Se antepuso la unidad y los intereses del PRI a los de cualquier grupo o persona en particular y se llegó a la conclusión de que la nueva directiva municipal debería ser encabezada por Claudia Hernández, como presidenta y Iván Galindo Castillejos, como secretario general.


Los demás se integrarán al equipo que deberá empezar a trabajar con ganas porque se ha perdido mucho tiempo y es urgente reponerlo.


Claudia Hernández es una priista experimentada, pues incluso ya ocupó la Secretaría General del comité estatal y se dice que quien puede lo más, puede lo menos. Aunque no conocemos mucho de Galindo Castillejos, tenemos noticias de que ha sido un militante empeñoso a quien el trabajo no lo espanta.

 

Nota breve: Un repentino malestar, no grave pero molesto, nos mantuvo al margen de los acontecimientos. Pero ya estamos regresando a la actividad diaria. Agradezco a amigos, compañeros periodistas y algunos lectores, el interés que han mostrado por la salud de su servidor.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas