Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

12/06/2012

 

El último debate

 

¿Cómo calificar al último debate de los candidatos presidenciales? Desde luego tuvo mejor formato que el primero y mejor conducción.


La candidata panista, Josefina Vázquez Mota, fue la única que recurrió a la guerra sucia, para descalificar a sus contrincantes, pero se encontró con un Enrique Peña Nieto y un Andrés Manuel López Obrador, que sólo respondieron lo que tenían que responder en determinados casos y un Gabriel Quadri que dio una respuesta tan contundente, que la puso demacrada y nerviosa.


No volvió a meterse con Quadri, pero sí con los candidatos del PRI y de la coalición de izquierda que, olímpicamente, la ignoraron en la mayoría de sus cuestionamientos.


En consecuencia, fueron los que hicieron propuestas, hablaron con mayor amplitud de sus respectivos proyectos, aunque quién sabe por qué razones, se abstuvieron de hacer críticas al gobierno calderonista, que doña Josefina representa, considerado el peor gobierno que ha tenido el país, desde que terminó la Revolución Mexicana.


Hablaron de lo que se proponen hacer si llegan a la Presidencia de la República, mientras la panista decía que el candidato de la izquierda no renunció al PRI, partido al que pertenecía entonces, pese a la represión del gobierno priista en 1968, ni tampoco lo hizo en 1971, cuando hubo otro acto de represión.


López Obrador respondió que por su edad, 58 años, era niño cuando lo del 68 y en el 71 era un jovencito estudiante del primer año de prepa.


Ni él ni Peña Nieto señalaron el hecho de que el Partido Acción Nacional fue prácticamente aliado del gobierno de la República, encabezado por Díaz Ordaz, pues ese partido representativo de la derecha estaba feliz de los actos represivos contra los estudiantes comunistas, ya que una de las características del panismo —desde su fundación— ha sido la de oponerse cerradamente al comunismo internacional, básicamente por ser enemigo de la Iglesia católica… y como los mexicanos éramos fervorosamente católicos, ellos defendían la religión del pueblo, sus tradiciones y costumbres amenazadas por las hordas estudiantiles, manipuladas por los agentes del comunismo internacional.


Ninguno de los dos candidatos ubicados en el primero y segundo lugar hablaron de los 60 mil muertos o más que ha costado la guerra del valiente presidente Calderón contra el crimen organizado; tampoco le recordaron a doña Josefina, que no se han repetido las crisis económicas registradas durante los gobiernos priistas, por la sencilla razón de que los dos gobiernos panistas nos han tenido en permanente crisis.


Y cuando se tocó el tema de la política internacional, ninguno de los candidatos le recordó a doña Josefina Vázquez Mota, que cuando su partido llegó al poder federal, en el 2000, México tenía prestigio internacional, mismo que perdió desde el primer gobierno panista por el trato despótico y arrogante que dio a presidentes y embajadores latinoamericanos y que, ahora, el gobierno calderonista se comporta con una actitud lacayuna frente a España, que desde el año pasado empezó a impedir la entrada de turistas mexicanos, si no cumplen con una exigencia absurda, como la de llevar una carta invitación para estar en la que para el señor Presidente y sus servidores, es la madre patria.


En vez de asumir una actitud enérgica ante el gobierno español, casi le suplican que no rechace a los turistas mexicanos. Y la secretaria de Relaciones Exteriores afirma que no pueden tomarse medidas similares en nuestro país, porque eso afectaría al turismo.


Lo que va a propiciar es un resentimiento de los mexicanos hacia los españoles, que por las serias dificultades económicas que allá padecen y por las drásticas medidas de austeridad impuestas por su gobierno derechista, cuando nos lleguen oleadas de españoles empobrecidos, se les trate con el mismo desprecio con el que sus burócratas están tratando, no sólo a los mexicanos sino a todos los latinoamericanos.


Pero bueno, los debates todavía no toman carta de naturalización en nuestro medio. Nuestros políticos están en el jardín de niños, pero ya aprenderán.

 

Peña Nieto estará hoy en Puebla


El candidato priista a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto realiza hoy su segunda visita, como abanderado presidencial de su partido, a la entidad poblana.


Estará a las 10 horas en Izúcar de Matamoros, donde habrá una concentración de simpatizantes de la región mixteca en la unidad deportiva.


Los organizadores calculan que estarán ahí no menos de 30 mil personas de los municipios surianos.


A las 12 horas, otra concentración en la plaza de Tepeaca, donde se reunirán habitantes del centro y del oriente de la entidad, calculándose una concentración de más de 40 mil personas.


Habitantes de Ciudad Serdán, Libres, Tecamachalco, Tlacotepec de Juárez y de otros municipios, han sido invitados a este mitin.


La lucha por ganarse a los electores poblanos se dará en esta ocasión en el estado de Puebla, entre el candidato del PRI y el del Movimiento Progresista.


Los priistas confían en el voto verde, pues los campesinos poblanos han sido fieles al partido tricolor, pese a que gobiernos surgidos del PRI muchas veces se han olvidado de sus compromisos con el campo.


Pero ahora, las clases medias populares y medias-medias de las ciudades, que han sido proclives al panismo, parecen estar más inclinadas por la candidatura del Movimiento Progresista.


A sólo unos días de que se realicen las elecciones, muchos opinan que seguirá ganando el PRI en Puebla, pero otros dicen que la izquierda podría darle un susto en esta ocasión.


Como dijera el fallecido doctor Alfredo Toxqui, exgobernador del estado: “sólo es cosa de esperar unos días para saberlo”.

 

Notas breves: Es muy posible que las candidatas al Senado de la República, por parte del PRI, asistan a los dos mítines que presidirá el candidato presidencial de su partido (Izúcar y Tepeaca), lo mismo que varios de los candidatos a diputados federales… Jesús Morales Flores, candidato a la diputación por Tepeaca, tiene la oportunidad de lucirse en el mitin que se efectuará en la cabecera del distrito que aspira a representar. Cuenta con el apoyo decidido de su hermano, el senador y exgobernador, Melquiades Morales Flores, que sigue teniendo arrastre, principalmente en el sector campesino… El candidato a senador de la República, por el Movimiento Progresista, Manuel Bartlett Díaz es, tal vez, el candidato al Senado que mejor y más organizadamente ha trabajado en el estado. Estuvo el pasado domingo en Huehuetlán el Grande y otros municipios de esa zona, donde logró reunir a numerosos simpatizantes, entre ellos a varios expresidentes municipales que gobernaron sus municipios, durante su gestión como gobernador, que incluso le ofrecieron una comida. El licenciado Bartlett tiene muchas simpatías entre los priistas, muchos de los cuales afirman, como los taxistas de Puebla, que votarán por Peña Nieto para Presidente y por Bartlett para senador… A propósito, nos dice don Pedro Díaz, el líder de la más importante agrupación taxista de Puebla, que su organización votará por el candidato del PRI a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, pero que esa misma organización no ha tenido ningún contacto con los candidatos tricolores a la senaduría y a las diputaciones federales, por lo que no hay compromiso político con ellos de ningún tipo… Andrés Manuel López Obrador, como ya le informamos, cerrará el sábado su campaña en Puebla, con un mitin en el estadio de beisbol Hermanos Serdán, al que concurrirán unas 40 mil personas, según los organizadores… Anda feliz de la vida el profesor Mario Vélez Merino, candidato del Movimiento Progresista a la diputación por el distrito de Atlixco, pues la respuesta que ha recibido de la gente ha sido bastante buena. En varias ocasiones ha estado acompañado del candidato al Senado Manuel Bartlett. Han visitado no sólo municipios, sino varias juntas auxiliares.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas