Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

12/08/2011

 

Ni estamos bien, ni estamos mal…


LLa economía del país, según nuestros “próceres” se verá afectada por los graves problemas que confrontan las economías de los países industrializados (Estados Unidos y Europa) pero no tanto. Es decir, no estamos bien, pero tampoco mal, sino todo lo contrario, como dijera el preclaro Luis Echeverría, de los tiempos pasados.


Ya no vamos a crecer, al ritmo esperado, pero vamos a seguir creciendo, eso sí, va a caer la creación de empleos.


Nuestro “Presidente del empleo”, que nunca lo ha sido, dejará la Presidencia de la República, sin llegar a ser lo que tanto soñó y prometió durante su campaña política. Y es que este país es un país de jóvenes que llegan a una edad en la que demandan ocupación productiva. Pero son muchos, un millón 300 mil este año y sólo podrán crearse unos 575 mil puestos de trabajo o 675 mil, si bien nos va. Es decir, que la mitad de los muchachos que llegan a la edad de trabajar no encontrarán ocupación, serán jóvenes sin esperanza, a no ser que se metan de vendedores ambulantes o de miembros de alguno de nuestros cuerpos policiacos, donde siempre habrá vacantes mientras dure la guerra contra el narcotráfico. La otra opción real, es que se pasen al bando contrario, como está ocurriendo en muchos estados principalmente del norte.


Para el año próximo, las cosas no pintan nada bien. Hasta los altos funcionarios del actual gobierno federal, prevén un menor crecimiento de la economía y una baja de los puestos de empleo en la economía formal. Esto dicho por el mismísimo señor Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, suena terrible, pues significa que las cosas estarán en el año que viene, de la patada.


Pero con todo y eso, el subsecretario de Hacienda, Gerardo Rodríguez Regordosa, fue más contundente: “Frente a una baja de expectativas en todo el mundo y un entorno de crecimiento económico en deterioro, no hay antídotos, y México no puede sustraerse a sus efectos”, dijo el alto funcionario, y agregó, “no hay magia, no hay algo que de una pincelada pueda cambiar el entorno”.


Es decir, los funcionarios federales mexicanos, tan dados al optimismo exagerado, que en el 2008 dijeron que ante la crisis mundial, México tendría un “catarrito”, pues el país estaba “blindado”, ahora hablaron con mayor realismo.


Este país, México, dependiente en alto grado de la economía estadunidense, sufrirá las consecuencias de la crisis que padece el país vecino, hacia el que exportamos el 80 por ciento del total de nuestras ventas al exterior.


Analistas reconocidos expresaron que hay un 30 por ciento de probabilidades de que México caiga en una recesión, es decir, que no crezca, sino que decrezca. El director gerente de Nacional Financiera, Héctor Rangel Domene expresó que el riesgo de una recesión mundial que afectaría a la economía mexicana está detrás de la volatilidad financiera, aunque aclaró que todavía es prematuro evaluar lo que va a suceder.


Lo cierto es que la economía nacional, como la de casi todo el mundo, está mal y va para peor. Nuestros gobiernos hablan de tomar medidas, pero según expertos, nunca toman las medidas adecuadas, una de las cuales sería el cambio de un modelo económico que sólo nos ha traído problemas, aumento de la pobreza, empobrecimiento de las clases medias, estancamiento en la educación, incremento de la delincuencia, etcétera

 

.Políticos cumplidores, quiere el PRI


Ayer estuvo en esta capital el exgobernador de Tamaulipas don Manuel Cavazos Lerma, como enviado del Comité Nacional de su partido, el PRI, en una reunión con unos 300 priistas de la crema y nata de la provincia poblana.


Vino para exponer el Plan Nacional de Elecciones para el 2012, y según muchos de los asistentes fueron tratados como reyes.


Todo el comité estatal priista, el delegado nacional Ranulfo Márquez Hernández, dirigentes obreros, campesinos, de las mujeres y de los jóvenes, estuvieron ahí, pero también dirigentes municipales, diputados y muchos aspirantes a serlo.


La bienvenida la dieron don Juan Carlos Lastiri y Quirós y don José Alarcón y Hernández. Luego habló el enviado del comité nacional, Cavazos Lerma, que tiene un buen discurso, que apapachó a los asistentes, que les dio oportunidad de hablar libremente, situación que fue aprovechada por Jorge Morales Alducin, aspirante a la dirigencia municipal de Puebla, para hacer crítica a los dirigentes actuales del partido tricolor.


Cavazos Lerma fue claro al afirmar que el perfil de los candidatos que el PRI lanzará en la próxima contienda federal, para senadores y diputados federales, será el de políticos cumplidores, es decir, que no tendrá mucho de dónde escoger. Los políticos cumplidores, aquí y en China se cuentan con los dedos.


Al finalizar la reunión, habló el delegado nacional, Márquez Hernández, para convocar a los priistas poblanos a trabajar en unidad, pues sólo unidos podrán garantizar el triunfo de sus candidatos, dijo.


La reunión fue convocada para las 10 de la mañana. Se inició dos horas y 20 minutos después, pero había tanto entusiasmo entre los asistentes, que coinciden en que fueron bien tratados, que pese al aire acondicionado, dentro del salón donde se llevó a cabo el acto, se sentía mucho calor…….pero calor humano.

 

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas