Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

12/09/2012

 

El éxito de la política calderonista

 

PARA MEDIR el éxito de la política económica del gobierno de don Felipe Calderón Hinojosa, es necesario ver los siguientes datos que recientemente se dieron a conocer y que son producto de un estudio realizado por investigadores de la UNAM. Dicho estudio señala que el número de mexicanos que no tienen acceso a la llamada canasta básica, es de 27 millones de personas, es decir, casi la cuarta parte de la población total del país.


En los seis años del gobierno de don Felipe de Jesús, que está por terminar, el precio de la canasta básica, es decir, lo mínimo que puede tener una familia para subsistir, se elevó en 125 por ciento.


En esos mismos seis años, el salario mínimo que recibe la mayor parte de los mexicanos aumentó en 28 por ciento, es decir, que el precio de la canasta básica subió 97 por ciento más que el salario.


Para que una familia pueda cubrir sus necesidades básicas en alimentación, requiere de un mínimo de tres salarios mínimos. Pero como eso no ocurre, entonces tenemos que el 56 por ciento de la población económicamente activa, gana menos de tres salarios mínimos, y de ahí esa escalofriante cifra de 27 millones de heroicos mexicanos que viven “con el Jesús en la boca”.

 

¿CUÁLES SON LAS consecuencias de lo anterior? Incremento de la pobreza alimentaria; millones de personas, principalmente ancianos y niños, mal alimentados; aumento de enfermedades, y consecuentemente incremento en los gastos de salud; disminución de rendimiento en el trabajo y en la escuela, aumento de la delincuencia organizada y desorganizada; resentimiento social; problemas psicológicos en las familias y muchos más.


La economía informal ha crecido por la falta de empleos, por la sencilla razón de que el “presidente del empleo” no pudo implementar políticas para que los mexicanos en edad de trabajar, pudieran hacerlo.


El abandono del campo por parte de las autoridades mexicanas desde la implantación del sistema económico neoliberal, ha hecho de México un país dependiente alimentario, que en este año ha tenido que importar más del 75 por ciento de los granos básicos, entre ellos maíz y frijol, a un precio muy superior al que habrían tenido si se hubiera apoyado su producción en nuestro territorio.


El desplome de la producción de huevo, por una gripa aviar en el occidente del país, es una muestra de la debilidad de nuestra producción agropecuaria.


No hay que olvidar que un país con dependencia alimentaria es un país débil ante la comunidad internacional. El país que no produce ni lo que se come no es un “país ganador”, como lo ofreció desde su campaña nuestro gran presidente don Felipe Calderón.


Por todo eso y más, los nuevos diputados en la glosa del último informe de don Felipe lo han reprobado, a excepción, claro, de los del PAN, que ven la vida color de rosa cuando ellos están en el poder; y cuando no están, todo lo ven negro. Así es la vida…

 

EL PRI SE PREPARA para renovar su dirigencia estatal. Ya llegó un nuevo delegado y posiblemente el cambio se dé en octubre.


Para frenar el proceso de “perredización” del PRI, donde se están formando grupos o tribus que pretenden el control del partido; para evitar hasta donde se pueda la intervención de las bases, o sea de la militancia común y corriente, del “populacho” pues, en la toma de decisiones, se requiere de un dirigente que por su trayectoria, su edad, su prestigio, no aspire ya a ningún puesto de elección popular pero que tenga la decisión y el coraje de recomponer las cosas en el ahora enclenque Partido Revolucionario Institucional, que creó figuras políticas muchas veces sacadas de la nada, y que sobre todo en los tiempos del neoliberalismo hizo millonarios en serio.


Se está mencionando a una mujer, Adela Cerezo, que se dice está apoyada por un grupo que tiene su centro de poder en el Senado de la República, y cuyo objetivo es prepararse para un asalto al poder en el 2018. Se está mencionando a don Rodolfo Budib Lichtle, que ya tuvo ese encargo y ha sido diputado local y federal. No se menciona, sin embargo, a ninguno de los viejos priistas que podrían lograr lo que ahorita se está necesitando con urgencia: unir a todos los grupos, corrientes o tribus, que antes se creía que sólo estaban en el campo izquierdista, pero que ya campean a sus anchas dentro del priismo poblano, para que el partido vuelva a ser fuerte, organizado y con influencia real entre los ciudadanos del estado.


¿Quiénes tendrían esa posibilidad? Ya lo dijimos, viejos priistas que estén más allá del bien y del mal, como Guillermo Pacheco Pulido, Marco Antonio Rojas, Miguel Quirós Pérez y otros muchos. Sería cosa de pensar, de analizar bien las cosas y tomar una decisión correcta para frenar la “perredización” del PRI, que puede llevarlo al despeñadero total.

 

DON JAVIER LÓPEZ ZAVALA fue el primer diputado federal poblano en hacer uso de la tribuna en el Congreso federal. Intervino en el análisis del último informe de gobierno de Felipe Calderón, abordando el tema de política social……UN CONVENIO FIRMADO ayer entre la Procuraduría de Víctimas del Delito y la Procuraduría General de Justicia del estado, en presencia del gobernador Rafael Moreno Valle, dará mayor seguridad a las víctimas de la delincuencia, de ser atendidos en sus necesidades psicológicas, legales, de salud, etc. Las dos procuradurías se apoyarán y coordinarán esa atención a las víctimas……DIECISÉIS CADÁVERES APILADOS en una camioneta fueron encontrados en Coyuca de Catalán, estado de Guerrero, vecino de Puebla. Seis cadáveres más fueron encontrados ayer en el vecino estado de Morelos. Las medidas que se tomen para impedir que la delincuencia organizada llegue a la entidad poblana deben ser apoyadas por todos……EN EL PAN también hay lucha interna para controlar la dirigencia estatal. La lucha ahí no es como en el PRD, donde hay una tribu que decide y ya decidió en forma democrática a quién va a imponer como dirigente. Más bien se parece al PRI, pues las dos corrientes principales del panismo poblano están dispuestas a ir a la lucha santa para lograr la dirigencia. Parece que Blanca Jiménez es la más fuerte aspirante. Es diputada federal panista y dice que no tiene necesidad de renunciar o pedir licencia para asumir el cargo. Es una política joven pero ya experimentada, que no pertenece al grupo ultra.

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas