Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

12/10/2011

 

Consejo Político y Fundación Colosio


El lunes en la tarde-noche, el PRI estatal inició sus actividades para cumplir con el calendario electoral aprobado la semana pasada por el Consejo Nacional de ese partido.


Se designaron nuevos miembros del máximo órgano de gobierno partidista, se aprobó el acuerdo para elegir candidato a la Presidencia mediante votación abierta —entre militantes y simpatizantes— y se aprobó el calendario electoral que el Consejo Nacional había aprobado.


En esta reunión muy concurrida estuvo la dirigencia estatal encabezada por Juan Carlos Lastiri y Lucero Saldaña; el delegado del Comité Nacional, Ranulfo Márquez Hernández, exdirigentes estatales y municipales, dirigentes de los sectores campesino, obrero y popular y dirigentes juveniles y femeniles. Hubo representaciones de la mayor parte de municipios del interior.


Ayer en el jardín Colosio, ubicado en la 7 Poniente y 5 Sur, hubo un acto de la Fundación Colosio que preside Héctor Suleiman, donde rindieron protesta comités distritales y municipales de dicho organismo.


Fue un acto al que asistieron muchos de los que alguna vez han tenido que ver con ese organismo priista destinado a realizar estudios, formular planes de trabajo, etcétera, así como nuevos elementos de nivel profesional y técnico, con capacidad para trabajar en lo que está considerado como la “inteligencia del partido”.


Hubo gente de Tehuacán, Amozoc, Chietla, Izúcar de Matamoros, San Andrés Cholula, San Martín Texmelucan y 20 municipios más, principalmente de la Mixteca.


Fue Héctor Suleiman, el presidente de la Fundación, quien tomó la protesta a los nuevos comités, después de dirigirles un mensaje. También habló una representante del comité de Tehuacán; la secretaria general del comité estatal, Lucero Saldaña y finalmente Lastiri Quirós, el dirigente estatal dirigió un mensaje.

 

El PAN sigue sin avanzar


El sábado próximo los consejeros del Partido Acción Nacional tratarán de ponerse de acuerdo para la designación de nuevo directivo de la Comisión de Orden.


Hay una fuerte división entre los viejos panistas, que en los años 80 fueron “neos” y los neos de ahora, a quienes pretenden tratar como ellos trataron a los militantes tradicionales llamados “doctrinarios”, muchos de los cuales fueron forzados a abandonar la militancia del partido azul, pese a que algunos tenían décadas de trabajar en el partido ahora en el poder.


Parece que los que ahora se asumen como “panistas-panistas” ya les cayó el veinte. Manuel Espino dijo con toda anticipación que deberían tener cuidado con los candidatos independientes pues podrían ganar las elecciones, pero perder el partido.


Pero fue la falta de elementos capaces, bien entrenados, con oficio político, con sensibilidad social, la que los ha orillado a lanzar como candidatos panistas a elementos extraños a ese partido.


El PAN lleva casi 12 años en el poder federal, ha ganado tres veces el municipio de Puebla y ahora gobierna el estado y sin embargo carece de cuadros, de infraestructura, de organización para considerarse como un partido realmente fuerte.

 

Suicidios en la Mixteca


En la región Mixteca de Puebla hay alarma entre la población por una serie de suicidios juveniles que han ocurrido en las últimas fechas.


En lo que va del presente mes, se han registrado tan sólo en Izúcar de Matamoros tres suicidios y hubo además un intento fallido.


Esto es consecuencia de la situación económica que confronta la zona desde hace más de un año. Como todos sabemos, se trata de una tierra de migrantes. Durante varias décadas, cientos, miles de habitantes del sur del estado han emigrado a los Estados Unidos en busca de trabajo para sostener con decoro a sus familias.


Eso ha obligado a muchos a abandonar a sus hijos, que quedan al cuidado de sus abuelos y que crecen sin orientación, sin el apoyo del padre o de la madre en los momentos en que más los necesitan.


Las consecuencias de este abandono, del que ningún gobierno se percató, ninguna Iglesia se enfrentó a él para orientar a los niños y jóvenes a superar su situación, no hubo ningún programa de asistencia psicológica, de educación o deportivo que pudiera ayudarles a los miles de jovencitos que se empezaron a volver “cholos”, pandillas de muchachos violentos, con tatuajes y una forma muy especial de vestir, cuyo único objetivo en la vida era llegar a la edad adecuada, 18 años más o menos, para emigrar y ganar muchos dólares.


Con el derribo de las torres de Nueva York, en el 2001, empezó la debacle.


Cada día llegaban menos remesas y eran más espaciadas. Las dificultades para emigrar eran cada día mayores. Vino lo del muro fronterizo que encareció las cuotas de los “polleros” y finalmente la crisis.


Se derrumbó el mundo de miles de jóvenes que esperaban salir y trabajar del otro lado. La crisis económica que agobia al mundo, a los Estados Unidos le ha pegado con fuerza, al grado de que son muchos los que han regresado porque allá no encuentran empleo.


Se están expidiendo leyes antiinmigrantes en varios estados fronterizos, pero además ¿para qué se arriesgan? Allá estarían peor que aquí según comentan los que han regresado. No hay trabajo, la vida es muy cara y el problema habitacional es gravísimo.


Todo un proyecto de vida se les vino abajo.


Pocos poblanos conocen la realidad de su estado. Pero la presencia poblana en ciudades como Nueva York, Chicago, Los Angeles y Houston, es de millones. Tienen por lo menos 30 años de migración constante.

 

Muchos jóvenes tenían un proyecto de vida basado en la idea de la migración, como lo hicieron sus padres o los padres de sus padres. Ahora ese sueño se les derrumba y aquí no encuentran qué hacer y nadie les dice cómo enfrentar la situación.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas