Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

13/12/2010

 

Blanca Alcalá, no está descartada


La presidenta municipal de Puebla, Blanca Alcalá Ruiz, no está descartada para ocupar la secretaría general del comité nacional del Partido Revolucionario Institucional.


Es una de las mejor evaluadas y cuenta con el apoyo de los diputados federales priístas, que hacen su labor para que una poblana llegue a ese cargo.


Como informamos hace unos días, en los círculos políticos nacionales empezó a manejarse como un hecho, que dicha secretaría general del PRI, le sería dada a una maestra chiapaneca, senadora de la república, muy amiga de Elba Esther Gordillo. Sin embargo, diputados federales poblanos manifestaron que no está decidida la integración de la planilla que encabezará Moreira, el todavía gobernador de Coahuila y que la presidenta municipal de Puebla, tiene posibilidades pues su trabajo ha sido bien evaluado.


Los rumores que a través de algunos medios de difusión, se hicieron circular hace unos días, en el sentido de que doña Blanca, había sido descartada y que en su lugar iría la senadora chiapaneca amiga de La Maestra , fueron atribuidos al fuego amigo, pues el PRI está adquiriendo en algunas cosas, los usos y costumbres del PRD.


Siempre ha habido dentro del Partido Revolucionario Institucional, grupos cuyo comportamiento siempre fue políticamente civilizado. Pero desde que la democracia electoral supuestamente se instaló en México, todos los partidos sufrieron una descomposición interna y el PRI no ha sido la excepción. Esos grupos de que hablamos, aumentaron en número y modificaron su forma de hacer política.


Ha sido tan drástico el cambio, que ahora ya no constituyen grupos, si no verdaderas tribus, como las perredistas, que se agreden verbalmente cada vez que pueden y que filtran mensajes agresivos a través de medios de difusión, para descalificarse.


Los antiguos grupos priístas, generalmente tenían diferencias sobre proyectos, sobre sistemas de ejercer el poder, las actuales tribus se confrontan por intereses personales o de grupo, eh ahí la diferencia más importante.

 

Fernando Morales, a la CNOP poblana


El actual diputado federal por Ciudad Serdán, Fernando Morales Martínez, está ya confirmado como el próximo dirigente de la CNOP (sector popular del PRI) en la entidad poblana.


La CNOP, que agrupa a las llamadas clases medias populares, fue durante décadas, el sector más dinámico, más movido del priísmo.


De ese sector salía la mayor parte de los candidatos a puestos de elección popular, desde presidentes de la república a presidentes municipales, pasando por diputados federales y locales, y senadores.


Al sector popular pertenecían los maestros, los empleados del seguro social, las agrupaciones de profesionistas, los burócratas, los colonos, los pequeños y medianos comerciantes e industriales, los aseadores de calzado, los taxistas, un mundo de gente dedicada a las más diversas actividades.


Fue el presidente de la república, Carlos Salinas de Gortari, quien acabó con la CNOP.


En su afán protagónico y queriendo convertirse en el gran reformador del país, quiso desaparecer al PRI para sustituirlo por un partido de su propiedad que llevaría el nombre de Solidaridad, empezó debilitando la estructura priísta, sobre todo a sus sectores, pilares del partido tricolor, habiendo alcanzado, en este intento, un éxito rotundo con la CNOP , no así con el sector obrero, al que solo logró debilitar, ni con el sector campesino, CNC, al que mantuvo en la inmovilidad tradicional.


Desde la salida de Salinas, ha habido intentos de reorganizar al sector popular. Se empezó por quitarle el nombre que le dio el salinismo, UNE, que no significaba absolutamente nada y se volvió a las siglas originales, CNOP, (Confederación Nacional de Organizaciones Populares) pero hasta ahí quedó todo.


Al frente de la nueva CNOP han desfilado políticos de cierto renombre y no han podido revivir el cadáver. En Puebla, como en el resto del país, no pasa ya de ser un membrete priísta, sin fuerza, sin presencia real.


Cuando se dijo que nacionalmente dirigiría al sector popular Emilio Gamboa Patrón, se pensó que a la mejor él sí podría con el paquete, pero hasta ahora se han visto muy pocos resultados.


Aquí en Puebla estaba al frente el diputado federal, ahora ex diputado, Alberto Amador Leal, y han desfilado por la dirigencia cenopista, muchos políticos sin ningún resultado positivo.


Fernando Morales, pues, tendrá un gran reto. Tendrá que demostrar que es un político de a de veras, que tiene oficio, que tiene ideas, que tiene liderazgo. Si logra sacar al sector popular del barranco, tendrá futuro; si no lo hace, seguirá teniendo futuro, pero no porque sea un político de a de veras, sino porque tiene amigos influyentes y nada más.

 

Es en retos como éste, donde los políticos pueden y deben demostrar su real valía. Escalar puestos de elección popular o administrativos, lo puede hacer cualquiera con buenas recomendaciones de amigos encumbrados, en países como el nuestro. Demostrar que se es un político capaz, con oficio, con sensibilidad, con arrastre, eso si ya está más canijo. No es fácil, pero tal vez Fernando pueda….

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas