Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

14/12/2010

 

Treinta y dos años, se dice fácil


Este matutino está por cumplir, el 22 de diciembre, 32 años de vida. Ya en una de sus leídas columnas Arturo Rueda se refirió a este tema y recordó a muchos de los que han pasado por nuestra redacción.


A este columnista corresponde recordar a quienes estuvieron aquí en sus inicios, algunos de ellos ya fallecidos y otros prácticamente retirados.


El tiempo se nos vino encima y tuvimos que salir apuradamente casi al finalizar el año 1978, unos días antes de entrar en vacaciones, muy merecidas por cierto, porque durante semanas todos los que participamos en esta aventura, estuvimos bajo intenso estrés. Lo que nos urgía era salir, para luego regresar en los primeros días de 1979, a trabajar en forma.


El primer equipo de redacción se integró con Marcos Rodríguez Barradas, ya fallecido, en la fuente de economía y finanzas; Jesús Rivera, en las fuentes de universitarias y municipales; Jesús Contreras Flores, cubría varias dependencias del gobierno estatal; don J. Guadalupe Dávila, también ya fallecido, en deportes; este columnista en política y gobierno; Ivonne Recek Saade, cubría sociales (está retirada ya de toda actividad) y María Eugenia Félix de Trejo, (fallecida también) en el departamento de publicidad. Nos auxiliaban dos estudiantes en el trabajo reporteril. Unos meses después llegó el compañero Hipólito Contreras, que continúa cubriendo las fuentes agropecuarias.


Al frente del taller de impresión, estuvo Manuel Saldaña, fallecido ya, y en los linotipos el señor Wenceslao Lima.


Ese fue el equipo inicial, al que se agregó Alfonso Yáñez Delgado, que participó en los trabajos de organización del diario.


Arrancamos apresuradamente porque ya estaba terminando el tiempo que nos habíamos fijado para salir (1978) y necesitábamos entrar ya en activo en 1979.


Al principio tuvimos serias dificultades en el taller, que era de sistema llamado caliente, pues el Offset no estaba aun muy extendido. El trabajo que se llevaba a cabo en la imprenta, era prácticamente artesanal.


Quienes tuvimos la idea de crear este medio informativo, Jesús Rivera y un servidor, habíamos pasado por las facultades de Medicina y Leyes, respectivamente y traíamos fresco el recuerdo de las luchas universitarias que se habían iniciado en los años sesenta y que continuaban en los setenta. Eran luchas ideológicas en las que participaba toda la sociedad poblana o mejor dicho, los grupos más representativos de ella.


Los medios de comunicación de entonces, prácticamente tenían vetada a la UAP como fuente de información y en este diario se empezaron a ventilar públicamente los problemas universitarios, no solo con información objetiva e imparcial, sino aceptando artículos de todos los grupos que se movían al interior de la Máxima Casa de Estudios.


Eso nos permitió entrar con el pie derecho en el mercado periodístico de Puebla.


Tuvimos como colaboradores en esa etapa, a personas muy conocidas no solo en el ámbito universitario, sino en diversos sectores sociales: Alfonso Vélez Pliego, ex rector de la UAP , fue uno de ellos; Luis Ortega Morales, Enrique Condés Lara, Daniel Cazés, Marcela Lagarde, Jorge Othón Chávez Palma, Jaime Ornelas, José Doger Corte, y muchos más.


Eso y el hecho de que también colaboraran en nuestras páginas editoriales dirigentes y destacados miembros de partidos políticos, principalmente de izquierda, como Jesús Antonio Carlos Hernández, del PPS; Rubén Gallardo Mejía del mismo partido, hizo pensar a muchos que éramos comunistas (un San Benito que entonces se aplicaba con gran facilidad a quien no se sometiera a los dictados de la entonces poderosa iniciativa privada) y que nos sostenía la UAP.


Nada más alejado de la verdad. Simplemente aprovechamos el hecho de que un amplio sector de la población, de pensamiento liberal, había sido marginado por los medios de comunicación locales y ya. Nuestro sostenimiento fue por el intenso trabajo de nuestra compañera Maru Trejo, que conseguía publicidad hasta debajo de las piedras y por la publicidad oficial de la UAP y del gobierno estatal que presidía el doctor Alfredo Toxqui.


El tiempo corrió y tuvimos que entrarle al asunto del Offset gracias a que nos asociamos con el periodista teziuteco Juan Bustillos y con Fernando Alberto Crisanto. Entonces se inició otra etapa de CAMBIO, en la que participaron el Chely Masstreta; Carlos Pini, ahora alto directivo del diario capitalino Excelsior; Socorro López Espinosa, en la fuente económica; Mario Alberto Mejía, ahora director del diario El Columnista; Alejandro Mondragón, director de Status; y muchos otros compañeros que se encuentran laborando en diferentes medios de comunicación, tanto en Puebla como en México.


Siguió corriendo el tiempo, y Cambio  pasó a manos del empresario Alberto Ventosa, quien más tarde lo dejó en manos de Ignacio Mier y Arturo Rueda, que encabezan el Consejo Directivo.


En los treinta y dos años de vida de este periódico, se ha mantenido la política editorial de informar con objetividad del diario acontecer de Puebla y dando plena libertad a nuestros colaboradores en artículos de opinión. Esperamos seguir contando con la preferencia de nuestros lectores en los próximos años.

 

Puebla, ciudad saludable


La secretaría de Salud federal, entregó a la presidenta municipal de esta capital, Blanca Alcalá, en presencia del gobernador del Estado, Mario Marín Torres, un reconocimiento por ser una ciudad saludable, al haber cumplido con el 98 por ciento de los requisitos necesarios para ello. El gobernador felicitó a la presidenta por dicho logro……Se disputan la presidencia de la Gran Comisión y el liderazgo de la bancada priísta, de la próxima legislatura local, Lauro Sánchez López y José Luis Márquez. Se reciben apuestas……Entre lo que falta de diciembre y la primera quincena de enero, quedará integrado el equipo de trabajo de Rafael Moreno Valle Rosas, gobernador electo de Puebla. Entre las personas que se mencionan como futuros secretarios, hay gente preparada y capaz. Faltan operadores que conozcan bien el medio poblano, que tengan contacto con el ciudadano común. Una cosa debe ir mezclada con la otra. El fracaso del panismo ha sido precisamente, el carecer de contacto con la población, pero Moreno Valle, aunque milite en el PAN, tiene otra escuela política y sabe cómo hacerlo.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas