Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

17/05/2012

 

Se le revierte al PAN, la guerra sucia

 

La guerra sucia del PAN se le ha revertido. Inesperadamente y aprovechando el acto de homenaje a los maestros por su día, en la residencia oficial de Los Pinos y ante el propio Presidente de la República, la presidenta vitalicia del SNTE, doña Elba Esther Gordillo, lanzó fuertes críticas al gobierno federal por el tema de la educación y acusó directamente a la exsecretaria del ramo, Josefina Vázquez Mota, la candidata del PAN a la Presidencia de la República, de haber envilecido la administración educativa por su cortedad de miras y su ambición.


La dirigente sindical de más de millón y medio de maestros afirmó que la exsecretaria de Educación envileció la administración de la educación “por su cortedad de miras y su ambición personal carente de autoridad moral”.


Y no sólo eso, le dijo al Presidente que la política educativa es determinada por el gobierno, de acuerdo a sus objetivos y el SNTE no es gobierno, afirmó.


Debe haber claridad, manifestó “La Maestra”, en las tareas que corresponden al gobierno y las que debe tener a su cargo el sindicato.


Señaló que el examen será realidad, pero deberá informarse oportuna y adecuadamente a los maestros.


Elba Esther Gordillo manifestó que hasta 2009, con el nuevo titular de la SEP, se logró recuperar el diálogo.


“La Maestra”, considerada por muchos la mujer que más poder ha acumulado en la historia de este país, fue firme y contundente en sus afirmaciones.


Por su parte, el Presidente —serio, sin la sonrisa burlona que le caracteriza cuando habla en público— expresó: “estoy seguro que el magisterio nacional honrará sus compromisos en materia de evaluación, que su dirigencia sabrá sostener su palabra, porque lo que está en juego es el bienestar y progreso de México y los mexicanos”. Hizo constancia de que los avances logrados en materia educativa son insuficientes y entre esos avances señaló que las plazas docentes se deben someter a concursos nacionales, que las plazas docentes no se venden ni se heredan ni están a merced de un capricho, de un liderazgo sindical o de una autoridad arbitraria.


La candidata presidencial Vázquez Mota respondió casi de inmediato. En gira por Campeche, expresó que los comentarios de Elba Esther Gordillo, “hablan bien de mí, me enaltecen, porque significa que hicimos un buen trabajo y nunca me rendí ni acepté chantajes”.


Entrevistada poco después por los reporteros, sobre lo dicho por Vázquez Mota, la dirigente del SNTE respondió al reportero que le preguntó su opinión sobre lo dicho por la candidata panista: “¿Vázquez Mota? ¿Quién es Vázquez Mota?”.

 

El PRI se aprovecha


Diputados priistas de inmediato aprovecharon el agarrón de las dos damas para llevar agua a su molino.


Casi de inmediato, solicitaron a Elba Esther aportar más datos sobre la actuación de la actual candidata panista a la Presidencia de la República, para iniciar una investigación.


Por su parte, la dirigencia panista y su equipo de campaña realiza esfuerzos para lavar la imagen de la exsecretaria de Educación y culpar al sindicalismo y a los caciques sindicales de ser los responsables de la baja en la calidad educativa del país.

 

Desde Ciudad del Carmen, habla Peña Nieto

 

En gira por el sureste, concretamente desde Ciudad del Carmen, el candidato priista a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, hizo un llamado a sus correligionarios, a no caer en provocaciones de sus adversarios políticos.


Es comprensible la conducta de los competidores del PRI, pues saben que están perdiendo, señaló. Pero el pueblo, dijo, quiere seriedad y responsabilidad en esta campaña y es lo que nosotros debemos darle.


Y efectivamente, la guerra sucia del PAN —que fue exitosa en 2000 y en 2006— ya no tiene efectos similares en esta ocasión.


Tal vez se deba a que en 12 años de gobernar al país, Acción Nacional decepcionó a la mayor parte de los electores, que ahora ven los constantes ataques de los panistas al priismo como una forma de cubrir su ineficiencia, su torpeza al frente del Poder federal.


La gente no es tonta, nos dice un viejo priista: “sabe, se da cuenta que durante el reinado del priismo, si no estábamos bien del todo, por lo menos estábamos mucho mejor que en los 12 años de gobiernos panistas”.

 

Un amigo perredista expresó: “mira, para mí tan malos han sido como gobernantes los tricolores, como los azules, pero éstos últimos, con sus presunciones de honestos —sin serlo realmente— con sus aires de eficiencia —que no vemos por ningún lado— caen mal y en política también tiene que ver mucho la simpatía o la antipatía que trasmitas a los electores…”.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas