Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

17/08/2010

El cardenal de Guadalajara, se insolenta


Don Juan Sandoval Íñiguiz, cardenal y arzobispo de Guadalajara, con su acostumbrada falta de respeto a la autoridad civil y en su tono soberbio y mandón, acusó a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación , de haber aceptado la legalidad de las bodas gays, “porque fueron maiceados por el jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard”.


Fue en la ciudad de Aguascalientes y en una conferencia de prensa donde se pronunció contra el derecho de adopción para las parejas de este tipo, preguntando a los reporteros: ¿A ustedes les gustaría que los adoptaran una pareja de maricones o una de lesbianas?


Nadie espera que la Iglesia Católica acepte los matrimonios de personas del mismo sexo y su derecho a adoptar, ¿pero hay necesidad de insultar a esas personas con calificativos denigrantes, como lo hizo el ministro de Dios? Quiénes se dedican a servir al altar ¿no deben dar muestras de amor al prójimo? ¿Tiene pruebas el señor cardenal y arzobispo, de la acusación que lanzó contra los ministros de la Corte y contra el jefe de gobierno del Distrito Federal?


Un dignatario de la Iglesia Católica Mexicana, que sigue siendo mayoritaria, aunque su fuerza no es precisamente la que creen algunos de los miembros del alto clero, tiene todo el derecho a orientar a sus fieles sobre cuestiones morales y religiosas, pero no puede interferir en asuntos de gobierno y tampoco puede pretender que en un estado laico, como desde hace 150 años es el nuestro, se legisle de acuerdo a los dictados de una religión aunque ésta sea la mayoritaria.


Durante muchos siglos las personas con preferencia sexual diferente, han sido objeto de persecuciones, humillaciones y desprecio, a pesar de que como todos, son hijos de Dios, y de que la mayor parte tiene preferencias distintas, por razones psicológicas u hormonales.


La postura de la Iglesia Católica de rechazo y condena indiscriminada a la homosexualidad y la cultura del machismo que todavía prevalece en nuestro medio, han sido causa de muchas tragedias. En días pasados este reportero estuvo en su natal Guerrero y pudo informarse a través de la prensa local, que en lo que va del año, han sido asesinadas 30 personas consideradas como homosexuales.


No creemos que haya alguien que justifique esos asesinatos, ni el mismo señor cardenal de Guadalajara, pero mientras haya personas relevantes que en declaraciones a la prensa se muestren agresivas verbalmente contra determinados grupos por sus preferencias sexuales, políticas o ideológicas, ese tipo de crímenes se seguirán cometiendo. Lo mejor sería que esos líderes religiosos pidieran las luces del Espíritu Santo, para hablar con sensatez y con sentido humanitario y no en la forma bravucona y poco respetuosa en que lo ha hecho don Juan Sandoval Íguiñiz.

 

Muchos aspirantes al PRI estatal


Parece mentira, pero ahora en que por primera vez desde su fundación en 1929, el Partido Revolucionario Institucional, perdió una elección estatal, están surgiendo muchos aspirantes a salvarlo del derrumbe total, a renovarlo, si es necesario a refundarlo, para tenerlo listo, vivito y coleando en las elecciones del 2012.


Ya le hablamos de don Jaime Alcántara y Silva, con méritos más que suficientes para poder aspirar al cargo; de don Antonio Hernández y Genis, otro gallo de los buenos; de don Jorge Morales y Alducin, que cuenta con una larga trayectoria de actividad partidista en Puebla, su estado natal, del actual dirigente municipal, don Carlos Meza y Viveros. Pero como dijera el conocido conductor de televisión don Raúl Velásco, ya fallecido, aún hay más……Está nada menos que Don Enrique Doger Guerrero, que medita la propuesta que le han hecho figuras del priísmo nacional y local, para hacerse cargo del changarro a partir de noviembre, pues la dirigencia del partido, es compatible con la diputación local que deberá ejercer a partir de enero; don Víctor Hugo Islas y Hernández, también tiene su corazoncito, pero lo piensa mucho, pues cree tener la posibilidad de presidir la Gran Comisión del Congreso y si eso se le hace, no podría estar al frente del priísmo local. Y si usted piensa que el PRI es un partido misógino, que se apresura a hacer el cambio de dirigencia, para que doña Blanca Alcalá, no tenga posibilidades de aspirar al cargo, se equivoca: hay otra mujer que está en la lista de aspirantes a dirigir al PRI, es  nada menos, pero nada más, que doña Lucero Saldaña, ex diputada, ex senadora de la república y actual directora de la Fundación Colosio.


El que anda más activo de todos, parece ser don Jorge Morales y Alducin, pues  ya se anda entrevistado con los demás aspirantes. Ha sido visto con Enrique Doger, con Víctor Hugo Islas y otros y al parecer con todos ha tenido una charla cordial. Bueno, en eso de la cordialidad, don Jorge se pinta solo.

 

Le dijimos en este espacio, que también aspira a la presidencia del partido, el ex candidato a gobernador Javier López Zavala, pero los priístas con los que hemos platicado de esto, no le conceden muchas posibilidades, pues acaba de sufrir la peor derrota que pudiera sufrir un priísta. Don Javier podría tener posibilidades, pero no ahora. Con el tiempo y un ganchito…..

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas