Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

20/02/2012

 

* Blanca Alcalá y Carlos Lastiri, candidatos
* Zavala, promotor del voto en Puebla
* Se estrena Fernando Morales Martínez


Antier fue la Convención Estatal de Delegados del PRI, para designar candidatos a senadores de la república.


Blanca Alcalá Ruiz y Juan Carlos Lastiri Quirós, fueron electos por unanimidad.


Hubo delegaciones de los 16 distritos electorales de la entidad. La cita fue en el Country Club y este acto fue el primero, por su importancia, que preside el nuevo dirigente del Revolucionario Institucional en Puebla, Fernando Morales Martínez.


Estuvieron el delegado regional del PRI, el delegado del comité nacional, Ranulfo Márquez Hernández, todos los integrantes del Comité Estatal y como invitados especiales los exgobernadores Guillermo Jiménez Morales y Melquiades Morales Flores.


Todo transcurrió conforme a la tradición priista: gritos, porras, aplausos y discursos. El presidente estatal del PRI, los ya candidatos, Blanca y Juan Carlos y el exgobernador Jiménez Morales hicieron uso del micrófono y todos lo hicieron bien y recibieron nutridos aplausos de la concurrencia.


Javier López Zavala, que un día antes había tomado posesión como secretario de promoción al voto en el estado, para Enrique Peña Nieto, tuvo un lugar en la tribuna.


Hora y media duró la convención y por lo que ahí se vio, el PRI poblano mantiene la unidad, se respira un buen clima para participar con entusiasmo en las próximas elecciones.


Las críticas que en su discurso hizo el exgobernador Jiménez Morales al gobierno federal, por el incumplimiento de sus promesas de campaña y por la ineficiencia administrativa que ha llevado al país a una situación tan difícil como la actual, fueron aplaudidas con entusiasmo por los asistentes.

 

Falta la decisión en dos distritos


Todos salieron contentos de la reunión y no se prevén problemas para las asambleas distritales que se llevarán a cabo el miércoles, cuyo objetivo será elegir candidatos a diputados federales en 15 distritos. El distrito XI de esta capital, tendrá candidato del Verde Ecologista, aliado del PRI.


De hecho ya se tiene amarrado todo,en 13 de los 15. Sólo falta determinar a los abanderados priistas, en el distrito de Teziutlán y en el de Izúcar de Matamoros. Las negociaciones ya están, se espera una resolución del comité nacional entre hoy y mañana.


En Teziutlán, que es el distrito III, hay seis aspirantes: Laura Zapata Martínez, Luis Armando Gómez Lozada, José Luis Rechy Tirado, Raymundo Atanacio Luna, Víctor Manuel Díaz Palacios y Gudelia Tapia Vargas.


Los que tienen más posibilidades son Laura Zapata y Víctor Díaz Palacios, pero ahí está precisamente el problema.


Por lo que a Izúcar de Matamoros se refiere, los aspirantes son nueve. El supuestamente amarrado es uno, Filiberto Guevara, actual diputado local con licencia, pero lo objetan siete de los ocho aspirantes que prácticamente están eliminados: Aristeo Ariza, Cutberto Cantorán, Maritza Marín, Saúl Coronel, Juan Manuel Vega Rayet, Erika Suck Mendieta, Roberto Juan López Torres y Fausto Rendón Vargas.


El motivo es que saben que a don Filiberto lo recomiendan de fuera del Partido Revolucionario Institucional, es decir, no es una decisión de los priistas y en esas condiciones, aseguran que se pierde la elección.


Todo parece indicar que se pretende favorecer con la decisión que hasta ahora se ha tomado al que será candidato del Panal, el también diputado local con licencia de Acatlán, Enrique Nácer, olvidando que en la región que comprende el distrito XIV la inmensa mayoría de los votantes eligen a favor del PRI o del PRD. La CNC (Confederación Nacional Campesina) organización de la estructura priista, insiste en que el diputado federal por Izúcar, distrito agropecuario básicamente, debe ser un miembro de dicha central y sus “gallos” son Maritza Marín, actual secretaria general de la Liga de Comunidades Agrarias y Saúl Coronel Aguirre, exdirigente de la Liga, exdiputado local cenecista y varias veces delegado de la campesina en varios estados de la República.

 

Se celebró ayer el Día del Ejército


Con un desayuno efectuado ayer a las 9 de la mañana en el comedor del Sexto Regimiento Blindado de Reconocimiento, en las instalaciones de la XXV Zona Militar, de la ciudad de Puebla, y con asistencia del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas y altos funcionario de su gobierno, se celebró el Día del Ejército.


El comandante de la XXV Zona Militar, general DEM Marco Antonio Barrón Ávila, presidió el festejo en compañía del jefe del Ejecutivo estatal y de representantes de los Poderes Legislativo y Judicial.


Al finalizar el desayuno, los militares presentaron algunas de las actividades que la Secretaría de la Defensa Nacional realiza para garantizar la seguridad nacional, pero también para ayudar a las zonas del país que por fenómenos naturales sufren percances graves, como en las inundaciones del sureste; llevando alimentos y ropa a los indígenas de la Tarahumara, región azotada por la sequía, etcétera.


El trabajo siempre eficiente de la Secretaría de la Defensa Nacional le ha merecido el reconocimiento de todos los mexicanos, que la tienen como una de las instituciones nacionales más confiables.

 

Javier Lozano, la primera fórmula


No dejó satisfechos a muchos panistas poblanos la imposición de Javier Lozano Alarcón para encabezar la primera fórmula de los candidatos de Acción Nacional, para el Senado de la República.


Pero igualito que en el PRI, “la orden vino de arriba” y ni modo, los ultra democráticos panistas tuvieron que apechugar, como siempre hacen los tricolores.


Y pensar que una de las críticas que en sus primeros 50 años de existencia hacían los panistas a los priistas era la imposición de sus candidatos, el autoritarismo presidencial y mil cosas más, que ya en el poder el panismo practica con singular entusiasmo. Ver para creer.


Y siguiendo con el PAN. ¿Qué va a hacer doña Ana Teresa Aranda Orozco como candidata plurinominal al Senado por el estado de Guerrero?


En Guerrero las elecciones locales y federales se deciden entre dos partidos: el PRI y el PRD. Y ya van dos veces que el PRD gana la gubernatura y los más importantes municipios del estado.


Para dar un ejemplo, en 1999 en las elecciones de gobernador del estado, el PRI obtuvo 415 mil 877 votos, contra 401 mil 635 votos que obtuvo el PRD. El PAN fue el colero, con sólo 14 mil 223 votos.


En el 2003, las elecciones para diputados federales tuvieron los siguientes resultados: 258 mil 458 votos para los candidatos del PRI; 240 mil 713 para el PRD y 37 mil 318 para el PAN.


En las elecciones de gobernador del 2005, que fueron ganadas por Zeferino Torreblanca del PRD, el Partido Acción Nacional sacó el 2.4 por ciento de la votación y en las elecciones más recientes, las del año pasado, también para elegir gobernador, el PAN no llegó al 2 por ciento de la votación y perdió su registro local. En esas condiciones se comprenderá que por muy guerrera que sea la señora Aranda, que lo es, no podrá hacer gran cosa. Su partido carece de estructura y organización, por la sencilla razón de que tiene una raquítica militancia.


Tal vez los panistas logren en un futuro próximo una mayor presencia en Guerrero, en algunas zonas, pues desde el gobierno de Ruiz Massie se crearon algunos colegios católicos y una universidad jesuítica en Acapulco, y está visto que ese tipo de instituciones educativas, aunque se mantengan al margen de cuestiones políticas, producen personas inclinadas a la derecha.

 

Doña Ana Teresa pues, nada tendrá que hacer en Guerrero, un territorio del doble de tamaño que el estado de Puebla y con una población de ideología liberal, educada en su mayor parte en escuelas oficiales, con un gobierno estatal perredista y con sólo cinco ayuntamientos, de un total de 83, en manos de panistas. De esos cinco sólo el de Taxco es importante, los cuatro restantes son de los más pequeños.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas