Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

20/12/2011

 

Pobre discurso de panistas

Con un pobre discurso, basado en amenazas al PRI y a exfuncionarios priistas, sin ninguna propuesta, sin ningún planteamiento serio para resolver los gravísimos problemas que enfrenta el país, agravados en diez años de gobiernos panistas, los aspirantes a puestos de elección popular, desde Presidente de la República hasta diputados federales, pasando por senadores, pretenden convencer al electorado de que son la mejor opción.


Hay quienes por estar fuera de la realidad, por ignorar los cambios que se han operado en la sociedad poblana, hacen cosas ridículas que se ven hasta cursis. El candidato a senador de la República por el Partido Acción Nacional, Javier Lozano Alarcón, fue a misa el domingo, se hincó, comulgó y luego de santiguarse salió tal vez esperando que los católicos poblanos por ese hecho le den su voto.


Los políticos de cualquier partido tienen el derecho de practicar su religión, si la tienen, libremente, pero en este caso todo parece teatro, todo parece estudiado para impactar a una sociedad que, se supone, sigue siendo como hace medio siglo o más.


Ignoran que en 1961 hubo en esta ciudad un movimiento estudiantil denominado de Reforma Universitariaque este año cumplió medio siglo y que por la participación de todos los sectores de la población en su desarrollo, que duró más de una década, logró la transformación de la mentalidad de amplios sectores sociales que tienen ahora una conducta más civilizada, más tolerante, más respetuosa, pero también más crítica. Abandonaron actitudes de hipocresía religiosa en la que participaban grupos de jóvenes que iban a misa los domingos a comulgar al parecer con devoción, pero que luego se convertían en personas llenas de odio, llenas de resentimiento en contra de quienes no pensaban ni actuaban como ellos.


Eso es lo que se acabó. Por esa razón, actitudes de supuesta devoción religiosa que adoptan políticos poco informados, para pretender ganar el voto de los ciudadanos poblanos, creyendo que siguen siendo y pensando como hace medio siglo, en vez de ayudarles les perjudican pues se ven falsas, hipócritas, ya que la mentalidad de los poblanos es completamente distinta a lo que ellos suponen.


Mucho más realista en el inicio de su campaña fue la actitud asumida por otro candidato a senador, Guillermo Aréchiga Santamaría, que principió sus trabajos como candidato de la alianza PRI-Panal-Verde con un acto de homenaje a Ignacio Zaragoza, el héroe de la Batalla del 5 de Mayo. Un político en un estado laico como es México no debe mezclar la política con la religión. Durante mucho tiempo lo político y lo religioso se confundían, por eso se hizo la Guerra de Reforma, por eso se separó a la Iglesia del Estado, por eso México se convirtió en el siglo XIX un estado laico que, por fortuna, sigue siendo, aunque cada vez el Estado cede más a las presiones de la Iglesia y de los grupos de poder económico, que no del pueblo, sobre todo durante la era panista que al parecer está por terminar.

 

33 años de CAMBIO

 

El diario CAMBIO que usted tiene en sus manos cumple 33 años de vida.


Cuando se publicó por primera vez Puebla era gobernada por el doctor Alfredo Toxqui, un gobierno que terminó con la inestabilidad política que prevaleció durante dos sexenios debido precisamente al Movimiento de Reforma Universitaria que vino a sacudir las viejas estructuras de una ciudad colonial que no quería abandonar muchos de los usos y costumbres heredados de la época en que México era colonia de España.


La universidad más importante del Estado todavía seguía en conflicto y su enfrentamiento con parte de la sociedad poblana, con el sector más conservador y hasta reaccionario, era bastante serio.


Los medios de comunicación de ese tiempo tenían bloqueada a la institución. No daban información sobre ella o la daban amañada. Fue CAMBIO el que vino a cambiar las cosas, abriéndose no sólo a la Universidad Autónoma de Puebla, sino a todos los sectores y a todos los partidos.


Nuestras páginas editoriales se llenaron con artículos de quienes entonces eran actores, maestros y estudiantes, en las luchas universitarias y fue así como ganamos un amplio nicho del mercado informativo de entonces.


Nuestro diario surgió, por el cierre, unos meses antes, el diario Novedades de Puebla. Este columnista y un grupo de compañeros decidimos crear nuestro propio medio, y así, con trabajos y limitaciones, empezamos a trabajar y nuestra primera edición salió a la luz el 22 de diciembre de 1978, unos días antes de Navidad.


Desde entonces este diario ha informado de los acontecimientos ocurridos en Puebla durante 33 años.


Justo es recordar en esta fecha a quienes participaron en este proyecto y han fallecido: J. Guadalupe Dávila, reportero de deportes; Marcos Rodríguez Barradas, reportero de económicas y empresariales; María Eugenia Félix de Trejo, publicista, y a la compañera, aun viva, Ivonne Recek de Luque, que vive retirada de toda actividad y a quien enviamos un afectuoso saludo.


Muchos periodistas han pasado por esta casa editorial, muchos reporteros que desarrollan su actividad en diversos medios se iniciaron aquí; muchos profesionistas y políticos de diversos partidos también empezaron a escribir con nosotros y algunos lo siguen haciendo en diversos diarios y revistas. Son 33 años en los que Puebla ha evolucionado para bien y nosotros hemos contribuido con un granito de arena.

 

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas