Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

22/02/2011

 

El hambre que viene


Los políticos y los medios de difusión, empeñados como están en atender asuntos como la rebelión de los pueblos musulmanes contra los dictadores que los han mal gobernado durante décadas; el de la delincuente francesa sentenciada a 60 años y el empecinamiento del presidente de Francia, de  que su connacional sea enviada a su país para que allá cumpla su sentencia, los diarios crímenes del narcotráfico a nivel nacional, y a nivel local, los chismes y rumores del medio burocrático y político, nadie hace caso de los avisos del organismo internacional, la FAO, de que se avecina una hambruna de consecuencias imprevisibles y que afectará a todo el mundo.


México será uno de los países que más sufrirá por la escasez de alimentos, ya que de toda América Latina, somos uno de los mayor dependencia alimentaria tenemos.


En plática que directivos de la empresa Carroll, que tiene granjas porcinas en cuatro municipios de Veracruz y en tres de Puebla y que produce medio millón de cerdos al año, expresaron su preocupación por lo que está pasando en el campo. Se importan granos básicos en más de un 40 por ciento, es decir, la producción mexicana de maíz, trigo, sorgo y otros, es muy inferior a lo que requieren nuestras necesidades.


Eso repercute en el costo de la alimentación humana en general, ya que el maíz, el sorgo, la soya, son básicos para la elaboración de los alimentos del ganado lechero y de carne, así como de la industria avícola.


Nuestros entrevistados, los médicos veterinarios Víctor M. Ochoa, Juan Carlos de Pedro y el licenciado Tito Tablada, directivos de la empresa mencionada, expresaron que para salvar al campo de la miseria, podría impulsarse la producción en pequeña escala, con el apoyo de empresas como Granjas Carroll, que tiene una visión social de lo que deben ser las empresas agropecuarias en nuestro país.


En todo esto coinciden con el diputado federal Alberto Jiménez Merino, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social y ahora preside una comisión por la independencia alimentaria.


Afirma que tiene que volverse a la producción agropecuaria de traspatio para resolver el grave problema de la alimentación popular, Los campesinos son capaces de producir sus propios alimentos en pequeños espacios como ya se ha demostrado. En un huerto de menos de cien metros cuadrados se pueden producir alimentos de origen vegetal, para alimentar a una familia de seis personas. Esto no solo lo dice, lo ha demostrado.


Señaló que es necesario introducir diversos cultivos para mejorar las condiciones económicas de los campesinos y mencionó al Bambú, como una planta que se adapta a nuestro medio fácilmente y que tiene más de 3 mil usos, desde la construcción de casas, elaboración de persianas, muebles, etc., hasta alimento.


Es una planta que será muy útil para afrontar el cambio climático, para retener el agua en barrancas y ríos, para limpiar la atmósfera.


Estos son asuntos de la mayor importancia que deben interesar a todos.


Por lo que respecta a México, se dice que los cuatro millones de toneladas de maíz que se perdieron en Sinaloa, según anuncio del gobierno federal, en realidad son 18 millones de toneladas, pero hay que recordar que en Tabasco, Chiapas, Veracruz, se perdieron grandes extensiones de frutales, murió mucho ganado bovino y porcino y han sufrido por las heladas los cultivos de hortalizas y verduras.

 

La atención a los adultos mayores


Le comentamos la semana pasada, que el doctor Joaquín Espidio Camarillo, que fue director médico del DIF estatal, del que dependía la Casa del Abue, fue designado secretario para la atención de los adultos mayores en el comité directivo estatal del PRI.


Es un sector, nos comenta el propio médico Camarillo, que ha estado desatendido y que representa en Puebla una población de 450 mil personas, muchas de las cuales tienen problemas graves de alimentación, atención médica, habitación, etc., a las que hay que ayudar.


Requieren del apoyo de alguna institución, en este caso el Partido Revolucionario Institucional, para que su atención sea más expedita.


Amplio conocedor de la problemática de los hombres y mujeres mayores de sesenta años, pues como director médico del DIF estuvo muy al pendiente de la Casa del Abue y de las estancias de día que se crearon en muchos municipios del interior del estado, el doctor Espidio Camarillo, se propone aplicar sus conocimientos para servir a los ancianos, aminorando, ahora desde su partido, las situaciones difíciles que se les llegaran a presentar, canalizando incluso sus demandas de apoyo ante las instancias gubernamentales.

 

El “Peje” pide permiso al PRD

 

Como protesta por las alianzas concertadas por “Los Chuchos” entre el PRD, partido de izquierda o de supuesta izquierda y el PAN, partido de derecha, el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, prácticamente renunció al PRD.

 

Si bien es cierto que solicitó “licencia” para separarse temporalmente de su partido, la realidad es que en los estatutos de dicha organización política, no existe esa figura, por lo que al separarse, prácticamente renuncia a su militancia.

 

Esto traerá serias complicaciones para el partido del sol azteca, a nivel nacional y local.

 

Para nadie es un secreto que “El Peje” tiene un gran arrastre entre la gente y que su salida del PRD, le hará un serio hueco a ese partido. En Puebla el PRD en su alianza con el PAN, se desfiguró, perdió identidad, dejó de ser oposición y sus tres legisladores prácticamente forman parte de la bancada panista: no discuten, no hablan y las demandas tradicionales de la izquierda, han quedado totalmente olvidadas.

 

En marzo deberá hacerse el relevo nacional y local y eso ha provocado que algunas tribus ya estén trabajando para eliminar a Los Chuchos como dirigentes-propietarios del partido.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas