Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

24/02/2012

 

¿Cómo quedaron las candidaturas del PRI?


Se decidieron ya los casos de 13 distritos y faltan por decidirse tres.


Al no poderse llevar a cabo las asambleas distritales del distrito IX de Puebla-capital, del XIV de Izúcar de Matamoros y del XVI de Ajalpan, será el Comité Ejecutivo Nacional, quien determine quiénes van de candidatos.


Por lo que toca a los casos ya resueltos, quedaron así: por Huauchinango, René Lechuga Fosado; por Zacatlán, José Luis Márquez; por Teziutlán, Víctor Díaz Palacios; por Zacapoaxtla, Josefina García Hernández; por San Martín Texmelucan, Carlos Sánchez Romero; por el sexto de Puebla, Enrique Doger Guerrero; por Tepeaca, Jesús Morales Flores; por Ciudad Serdán, Ana Isabel Allende Cano; por Cholula, Juan Taylor; por el XI de Puebla, Nancy de la Sierra; por el XII de Puebla, Pablo Fernández del Campo; por Atlixco, Rocío García Olmedo y por Tehuacán, Marco Antonio Balseca.


Faltan candidatos priistas en el noveno de la capital del estado, donde pelean Julián Haddad y Víctor Manuel Carreto Pacheco; Izúcar de Matamoros, donde Cutberto Cantorán rompió la unidad de los siete aspirantes que se oponen a Filiberto Guevara. La dirigencia nacional registró a Juan Manuel Vega Rayet, a Filiberto Guevara y a Cutberto Cantorán y se dice que cualquiera de los tres podría ser el bueno, pero como se ha roto la unidad por maniobras poco claras del exdirigente magisterial, puede resultar que salten a la palestra Maritza Marín o Saúl Coronel Aguirre, que están siendo impulsados por la dirigencia nacional de la CNC. Por lo que respecta a Ajalpan, se menciona como la más fuerte aspirante priista a Soraya Córdova, de la organización priista Antorcha Campesina.


Después de las broncas que tuvo el PRI en los últimos días, parece que todo va entrando a la normalidad y que volverá la calma, en espera del inicio de las campañas que para diputados y senadores será en abril y para Presidente de la República, en los últimos días de marzo.


Por cierto, ayer el coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto en el estado, Alejandro Armenta Mier, informó que sus oficinas estarán en la 5 Poniente 122, donde está el comité municipal de su partido y que se están preparando los trabajos intensamente, pues se pretende arrancar la campaña con fuerza.

 

Hoy Día de la Bandera, festejo que tuvo su origen aquí


Fue en Puebla, hace 76 años, donde tuvo su origen la celebración del Día de la Bandera, festejo que fue organizado por grupos de derecha que se oponían al gobierno de Lázaro Cárdenas y que afirmaban que la bandera de huelga, la rojinegra, estaba sustituyendo al lábaro nacional.


Se formó un comité de festejos del Día de la Bandera, del que formaron parte, se dijo, personas representativas de todos los sectores sociales, sobre todo trabajadores y artesanos, pues se quería ocultar que los grupos más reaccionarios del empresariado poblano, eran los autores de la idea.


Ese primer Día de la Bandera fue inolvidable para todos los que lo vivieron. Cuentan que un lábaro patrio de enormes dimensiones fue traído extendido en todo lo que daba y cargado por decenas de hombres y mujeres, del Paseo Bravo al zócalo, en medio de una algarabía impresionante.


Flores, principalmente claveles eran arrojados por mujeres y niños desde los balcones y banquetas. Los hombres gritaban “viva México” con gran entusiasmo y aplaudían al paso del lienzo tricolor.


Antes de que terminara el recorrido por la avenida Reforma y ya casi al entrar al zócalo, fueron echadas a vuelo —como decían en un viejo programa de radio— las sonoras y alegres campanas de la catedral de Puebla.


Fue una jornada patriótica inolvidable. Al año siguiente, el Día de la Bandera se celebró en varias ciudades del Bajío, además de Puebla y luego la tomaron en sus manos los miembros de la organización política ultraderechista denominada Unión Nacional Sinarquista.


Al ver el éxito que había tenido la idea de rendir homenaje a la bandera nacional, fue instituido oficialmente el 24 de febrero y desde entonces el festejo se volvió nacional.


Hay una anécdota del primer festejo: los repiques de las campanas, la algarabía de la gente, los gritos de viva México en el zócalo, despertaron a un niño recién nacido que en esos momentos dormía en el departamento que ocupaban sus padres en una casa del portal Morelos.

 

Tenía dos días de nacido y su nombre era Manuel Bartlett Díaz, hijo del juez federal Manuel Bartlett Bautista. Hoy precisamente, en la ciudad de México, familiares y amigos cercanos de don Manuel, se reúnen para festejarle su cumpleaños. Desde aquí le enviamos un abrazo y nuestros mejores deseos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas