Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

24/04/2012

 

Lo que va a encontrar el próximo presidente

 

El próximo Presidente de la República deberá ser quien tenga capacidad, decisión y coraje para enfrentar los retos de un país que fue ejemplo para las naciones latinoamericanas desde las décadas de la segunda mitad del siglo XX hasta los años ochenta, y ahora es un país con un crecimiento inferior al de todas las naciones hermanas.


Un país que tiene la mitad de su población en la pobreza y que, junto con Honduras (pequeño país centroamericano), es el que menos pudo hacer en la región para aminorar esa pobreza, que tiene 14 millones de personas en la economía informal y 5 millones y fracción en el desempleo, que no produce ni la mitad de sus granos básicos (maíz, frijol, arroz) y tiene que importarlos de donde se, que tiene a estados del norte y del sur sumidos en la violencia más dramática desde la revolución de 1910, del que salen decenas de miles hacia los Estados Unidos en busca de un empleo digno, del que salen decenas de miles de personas huyendo de la violencia para establecerse en el vecino país del norte y poder trabajar en paz.


El próximo presidente de México tendrá grandes responsabilidades y requiere tener la preparación, el patriotismo y la decisión de asumirlas, para sacar a México del atolladero en que se encuentra, pues seguir el mismo camino que han seguido los gobiernos tecnocráticos priistas y los dos últimos gobiernos panistas sería fatal para esta nación que posee grandes recursos naturales y una población dispuesta a trabajar para salir adelante, pero sin el lastre de políticos ineptos y corruptos.


Nunca como ahora, la clase política nacional ha estado tan desprestigiada, tan vapuleada. Pero también, esa clase política nunca había demostrado tanta ineptitud, tanta falta de patriotismo y, sobre todo, tanta falta del más elemental sentido común.


Según las últimas encuestas, que nunca como ahora están siendo utilizadas como arma de guerra política, Andrés Manuel López Obrador ya ocupa el segundo lugar en las preferencias. Parece que los esfuerzos del gobierno federal panista de colocar a su candidata en el segundo sitio, para después subirla al primero, no están dando resultado. La realidad no puede taparse con un dedo.


Si Enrique Peña Nieto, el candidato del PRI, sigue encabezando las encuestas y el candidato de la coalición Movimiento Progresista, López Obrador, está ya en segundo lugar, entre ellos estará el futuro presidente de México.


La guerra sucia del PAN en esta ocasión ha resultado un fracaso. La misma sociedad civil, a través de las redes, la ha rechazado y tuvieron que retirar apuradamente el spot televisivo en el que se afirmaba con contundencia que Peña Nieto era un mentiroso. Suavizaron la frase y el tono para decir que Peña Nieto no cumple.


La “mesa de la verdad” fue un fracaso. El inicio de la campaña de Josefina Vázquez Mota también ha tenido que cambiar su equipo y su estrategia y todavía no pega.


La guerra sucia, que le funcionó al PAN en 2000 y en 2006, ya no pega. Al contrario, se le ha revertido al partido de la derecha y ha contribuido a descomponer, desde hace 12 años, el ambiente político del país.


Muy difícil será para el triunfador recomponer lo que se ha venido descomponiendo desde hace tiempo. Ojalá y el que gane pueda con el paquete.

 

El Poder Legislativo


Porque no debe hacerse ilusiones de contar con el Poder Legislativo que en sus primeros tres años, estará compuesto principalmente por primerizos y oportunistas.


Antes, los senadores de la República eran personas que habían realizado una carrera política honorable y que, ya en las postrimerías de su carrera, obtenían una curul en el Senado. De los candidatos que tiene Puebla, sólo don Manuel Bartlett llena ese requisito. Por eso lo combaten tanto, porque es un personaje reconocido nacionalmente, que ha desempeñado con éxito cargos como los de secretario de Gobernación, secretario de Educación y ha ocupado también importantes puestos partidistas. Durante su desempeño, hace seis años, como senador de la República por el PRI, demostró su calidad defendiendo con vigor los recursos energéticos del país y combatiendo el duopolio televisivo. Se ha opuesto tenazmente al sistema económico neoliberal, que es el causante de la concentración de la riqueza en pocas manos, del aumento de la pobreza, del desempleo, de la corrupción y de la violencia en el país.


Son pocos los aspirantes a formar el Poder Legislativo próximo que tienen cualidades suficientes para un buen desempeño. Como se ven las cosas en el PRI, los candidatos serán jalados por la popularidad de Peña Nieto y en la coalición de los partidos de izquierda, la mayoría se montarán en la popularidad de López Obrador.

 

Notas breves: Todo parece indicar, que el Popo ya hizo su numerito correspondiente a 2012 y ya entró en calma. De todos modos, la Secretaría General de Gobierno, a cargo de Fernando Manzanilla, permanece alerta. Cuenta con estructura y organización para actuar en el momento que se necesite. Las dos ramas más importantes de esa secretaría, la de Protección Civil y la de Seguridad, funcionan con eficiencia. Sobre seguridad, se informó ayer de la entrada en acción de un equipo de inteligencia que permitirá mayor efectividad en el combate a la delincuencia……..Campesinos y organizaciones populares, organizados en un Frente, lucharán por una mayor atención a la producción de alimentos, pues la falta de apoyos al campo ocasiona escasez y carestía que afecta a las familias más pobres. Mañana jueves, en conferencia de prensa, darán a conocer un programa de acción para pedir a las autoridades los apoyos necesarios para elevar su producción de los alimentos básicos…….Hoy a las 17:30 horas, en el Centro Cultural Universitario, se estrenará el documental 5 de Mayo: un día de gloria, que es una co-producción del gobierno del estado, de Discovery Channel y de Puebla TV. Al estreno han sido invitados representantes de diferentes instituciones y medios de comunicación. Este documental se filmó como parte de los festejos del 150 aniversario de la Batalla de los fuertes de Guadalupe y Loreto.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas