Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

24/11/2010

El PRD, siempre será el PRD


El Partido de la Revolución Democrática , ha tenido un crecimiento electoral explosivo en el país en determinados momentos de su historia: cuando su candidato a la presidencia de la república fue Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y cuando fue lanzado para el mismo cargo, Andrés Manuel López Obrador.


Pero luego de pasada la euforia electoral, vuelve a ser el mismo partido de siempre, con poca militancia, que revive sus viejos problemas de división y enfrentamiento entre sus tribus.


Actualmente, vive en una situación especialmente difícil, por su inesperada, pero además incomprendida alianza con el partido que es o debería ser, su enemigo ideológico más fuerte, el partido representante del conservadurismo o de la derecha burguesa, como en otros tiempos pregonaban los grupos de izquierda, de los que el PRD se dice representante.


Vamos a contarles una historia reciente:


René Bejarano Martínez, dirigente de la corriente o tribu denominada Izquierda Democrática Nacional, primero avaló en Puebla la alianza electoral con el PAN, decidida por su viejo dirigente local, Jorge Méndez Spínola. Esto, previa negociación con Nueva Izquierda, que aceptó otorgar a esa corriente, dos posiciones en la planilla municipal para la renovación del ayuntamiento de Puebla, encabezada por el panista Eduardo Rivera.


Así, la corriente Izquierda Democrática, designó como candidatos perredistas a las regidurías que correspondían al PRD, a Arturo Loyola González y a David Méndez Márquez, hijo del dirigente bejaranista en la entidad.


Habiendo pasado el proceso electoral del 4 de julio en el que triunfó la alianza opositora, triunfo que permitió a Loyola González y Méndez Márquez, ser parte del próximo gobierno municipal, Izquierda Democrática,  da un viraje de 180 grados y rompe con sus recientes aliados Los Chuchos, de Nueva Izquierda y exigen el cambio de dirigente local del PRD y sin decir agua va, se vuelven críticos acérrimos de la derecha de Felipe Calderón.


El pasado lunes en el restaurante El Cazador, se vuelven a reunir las corrientes y grupos que siempre han estado en contra de la dirigencia nacional que encabeza Jesús Ortega Martínez.


En esa reunión estuvieron Rosendo Marín, Mario Saucedo y el senador Carlos Sotelo, que pertenecen al llamado G-8, un grupo conformado por ocho de las tribus nacionales perredistas, que buscan elecciones internas en el PRD para sustituir a Ortega Martínez, de la dirección nacional perredista.


Hay algo raro en todo esto, según afirman perredistas militantes, pues estuvieron en la reunión la diputada local Irma Ramos Galindo, Jorge Méndez Spínola, Mario Vélez Merino, entre otros, quienes buscan sacar de la dirigencia estatal a Nueva Izquierda.


Además de seguir brindando su apoyo a Andrés Manuel López Obrador.


Ese raro grupo conformado por viejos enemigos de los Chuchos, pero confrontados también entre sí, utilizando el viejo discurso de que han venido utilizando en forma coyuntural, para quedar bien con los dirigentes nacionales que vinieron, exigen al gobernador electo Rafael Moreno Valle Rosas, castigo para el mandatario estatal saliente, por presuntos abusos cometidos, de los que no aportan pruebas.


Total, el PRD, no cambia, sigue siendo un partido conformado por grupos sin cohesión, que algunos llaman corrientes, otros tribus, pero que para el caso es lo mismo.


Así la izquierda estará perdida, pues jamás tendrá la fuerza y la organización, para constituir una verdadera opción de gobierno para la sociedad mexicana.


Esto que vemos en Puebla, en chiquito, se está dando a nivel nacional y todo por controlar los pequeños espacios de poder que cada uno tiene y que temen perder si ese partido se vuelve realmente democrático o medio democrático.

 

NOTAS CORTAS: El paseo Bravo, nos dicen, no cambió de nombre: todo el conjunto se sigue llamando así, pero dentro de él están ubicadas las plazas del Bicentenario de la Independencia y la del Centenario de la Revolución. Además , aunque hubiera sido cambiado el nombre, la gente le seguiría dando el nombre tradicional. Al Museo del Arte Virreinal, hay que hacerle siempre un agregado para que la gente lo ubique: Antigua cancha de San Pedro…….Hoy en la ciudad de Izúcar de Matamoros, en el auditorio de la Universidad Tecnológica de ese lugar, tendrá lugar el Foro sobre Seguridad y Justicia, organizado por el gobernador electo, Rafael Moreno Valle Rosas  y su equipo. El tema es de la mayor importancia para esa zona, considerada desde siempre, de alto índice de criminalidad. Los ciudadanos podrán exponer ideas y hace propuestas para resolver uno de los problemas que se ha convertido en una verdadera pesadilla para gran parte del país. Por fortuna hasta en la zona sur de la entidad, han relativa calma y los índices de delincuencia no han rebasado la normalidad, pero la delincuencia organizada, como bien lo dijo hace varios meses el gobernador Mario Marín, es como la humedad, sin sentir se va extendiendo y cuando uno se da cuenta, ya está adentro. Lo mejor es prevenir y de eso se tratará en este foro, que seguramente tendrá el éxito que tuvo el realizado esta semana en Teziutlán……A propósito de Izúcar, como le informamos en este espacio hace unos días, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, se encuentra desde el domingo en esa zona donde permanecerá toda esta semana para llevar a cabo su visita pastoral, que comprende trabajo misional en pueblos y comunidades, reunión con jóvenes, primeras comuniones, etc., de lo que se trata es de reanimar la vida religiosa de los habitantes de una zona en la que han tenido avances importantes las llamadas iglesias cristianas o protestantes. Los lugareños no recuerdan que en los últimos cincuenta años, se haya llevado a cabo una acción religiosa de este tipo……Todo parece indicar, que la nueva dirigencia estatal del PRI, ya está trabajando sin problemas y que pronto todo estará bajo control en el Revolucionario Institucional. Las diversas secretarías que conforman el comité estatal, se asignarán a los diversos grupos y sectores que conforman al partido tricolor.

 

…….Por lo que se refiere al PAN, los panistas locales en su mayor parte, están apoyando al senador Gustavo Madero, para la dirigencia nacional. Se dice que el candidato del presidente es un joven diputado, que seguramente resultará como sus antecesores Germán Martínez y César Nava, jóvenes inexpertos que han llevado al partido blanquiazul a una situación tan difícil, que estando en el gobierno federal, ha tenido que aliarse a su ancestral enemigo ideológico, el PRD, para “cerrar el paso” al PRI para evitar que llegue al poder. Los ganaderos tienen un dicho que dice: “Becerro, nunca lleva el cencerro” El que guía a la manada siempre es un toro maduro, fuerte, mañoso y conocedor de caminos y veredas. Un becerro llevaría a la manada al precipicio. Y lo hemos visto.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas