Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

26/08/2011

 

Los no invitados fueron más que los invitados


Ayer, en los actos organizados para recibir la visita del secretario de organización del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Ricardo Aguilar Castillo, no estuvieron todos los que son.


Muchos “priistas distinguidos”, no fueron convocados, como tampoco se invitó a muchos priistas medianamente distinguidos, a la segunda reunión con el miembro de la dirigencia nacional.


Como que algún pequeño grupo, alguna de las burbujas que se están formando o se han formado en el PRI, quiere reservar el trato con la gente cercana al casi seguro candidato priista a la Presidencia, (y Aguilar Castillo lo es) sólo para ellos.


Mal, muy mal que se siga actuando en esa forma, que lo único que va a provocar en las filas del partido tricolor, es resentimiento y división.


La actitud cerrada de algunos grupos del PRI que pretenden llegar para controlarlo todo y decidir quiénes son candidatos a los puestos de elección popular, desde presidentes auxiliares hasta gobernador, puede ser el germen de su destrucción. Los priistas deben tener mucho cuidado.


O se deciden a ser un partido abierto, moderno y democrático, o se quedan atrapados en sus grupitos aldeanos.


La molestia porque el grupo que está adueñado del PRI, no ha entendido el mensaje del 4 de julio del 2010, está creciendo.


Si bien es cierto que la Fundación Isidro Fabela se asume como cultural, nadie nos quita la idea que ha sido creada con el fin de evitar una desbandada, como dijimos desde que se anunció la presencia de dicha fundación en Puebla, manteniendo un espacio abierto para retenerlos.


La visita del secretario de organización del CEN priista, puso de manifiesto que la exclusión sigue, pues no fueron invitados al desayuno y a la reunión posterior, ni siquiera todos los miembros del Consejo Político Estatal.

 

Aguilar Castillo y Osorio Chong

 

El diario El Universal de la ciudad de México, en su columna “Bajo Reserva” del miércoles 24 del actual, se habla de la importancia del priista que estuvo ayer en Puebla.


“Dos políticos muy cercanos a Enrique Peña Nieto se ubicaron en posiciones estratégicas para el PRI, en el equipo que conducirá la contienda electoral del 2012. Ricardo Aguilar Castillo se mantiene en la Secretaría de Organización. El priista mexiquense, uno de los tricolores con acceso al padrón de militantes, tiene el encargo de desactivar pleitos internos y construir consensos. Miguel Ángel Osorio Chong tiene la Secretaría de Operación Política, una posición equiparable a la Secretaría General, a cargo de Cristina Díaz. El exgobernador de Hidalgo fue el delegado especial para garantizar el triunfo en el Estado de México y ahora tiene la misión de fortalecer las redes de promoción del voto”. Hasta ahí la nota.


Ya se habrá usted dado cuenta a qué vino don Ricardo Aguilar. Se dice en la información mencionada que “tiene el encargo de desactivar pleitos internos y construir consensos”. Los pleitos internos en el PRI, existen y hay necesidad de construir consensos, si el Revolucionario Institucional no quiere que se le derrumbe un muy posible triunfo en el 2012.


Dicen que el grupo que controla al PRI en Puebla es un hueso duro de roer, pero su actitud excluyente puede ser peligrosa para el partido tricolor y a la dirigencia nacional le interesa sobremanera eliminar cualquier peligro. Con una poquita de inteligencia los integrantes del grupo se darían cuenta de que más les conviene cambiar de actitud para salvar a su partido y, sobre todo, para salvarse ellos.

 

Plenaria de parlamentarios del PVEM

 

Diputados y senadores del Partido Verde Ecologista de México, tendrán hoy en esta ciudad de Puebla su Reunión Plenaria.


Esta reunión estará presidida por su dirigente nacional Jorge Emilio González Martínez, pero en ella también participarán altos funcionarios federales, como el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero; el director de la Comisión Federal de Electricidad, Antonio Vivanco Casamadrid y el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva.


Su reunión la harán en céntrico hotel y tendrán una comida con el gobernador del estado Rafael Moreno Valle Rosas, con quien sostendrán un cambio de impresiones.

 

El Verde Ecologista es aliado del PRI, pero el nuevo gobierno del estado ha mantenido una magnífica relación con ese partido a través de su dirigente local y diputado federal, Juan Carlos Natale, quien pese a haber sufrido una intervención quirúrgica en días pasados, está al frente del grupo organizador del evento. Los trabajos se iniciarán a las 9 horas

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas