Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

27/09/2010

¿Hay que cambiar, para que todo siga igual?


El PRI ha cambiado. Antes, para elegir a un nuevo dirigente, todo mundo esperaba línea, ahora surgen muchos candidatos o precandidatos con posibilidades o sin ellas, que dicen que van a luchar hasta la muerte y que amenazan con romper la tradicional unidad partidista.


No pasará nada. En el caso del próximo cambio de dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional, todos los signos evidencian que la decisión ya está tomada. Puede haber 20 o 30 aspirantes a la presidencia, pero si los diputados locales salientes, si los entrantes, si un político de la talla de Jesús Morales Flores y su grupo, si la dirigencia de la CTM , ya han expresado públicamente su decisión de apoyar al licenciado Javier López Zavala, no hay vuelta de hoja. El próximo presidente del comité directivo estatal del PRI, será el ex candidato a gobernador del estado en el pasado proceso electoral y se dice que la segunda de a bordo, es decir, la candidata a secretaria general, será la licenciada doña Lucero Saldaña, ex diputada federal, ex senadora de la república y presidenta de la Fundación Colosio.


Todo ocurrirá como está establecido en los estatutos y de acuerdo a lo que establezca la convocatoria respectiva que aparecerá en los primeros días de octubre.


El 9 de noviembre de este año de gracia o mejor dicho de desgracia para todos los mexicanos y en especial para los priístas poblanos que por primera vez, en 80 largos años, perdieron la titularidad del Poder Ejecutivo del Estado, la nueva dirigencia que sustituirá a la actual encabezada por el licenciado Alejandro Armenta Mier y como secretaria general, a Claudia Hernández, rendirá la protesta de rigor.


Se dice que don Alejandro Armenta, ocupará un cargo dentro del comité ejecutivo nacional de su partido, en México, y eso le permitirá continuar en la política activa, de la que además no tiene porqué retirarse, ya que aunque la elección la perdió el PRI, él como dirigente, jugó un importante papel y desarrolló un buen trabajo.


Lo que se espera del nuevo dirigente


¿Qué esperan los priístas de quien será su nuevo dirigente? En primer lugar, que promueva y logre la unidad, para lo que deberá rodearse de colaboradores con sensibilidad política, que no sean excluyentes, que no vean mal a quienes no pertenecen a su cerrado grupo, que tengan abiertas las puertas a todos los grupos sin ninguna distinción.


Si ha habido oposición de diferentes expresiones priístas al licenciado López Zavala, se ha debido a esto precisamente, a que muchos de sus colaboradores cercanos, han actuado con estrechez de miras, con el viejo esquema del grupo cerrado para que el botín, de candidaturas a puestos de elección popular, solo quede entre los cuates. Eso ya no funciona, ya enoja hasta a los priístas, y es la causa de que el PAN no levante, porque ahí, con la llegada al poder de Felipe Calderón, ese partido se ha venido manejando con los cerrados criterios del cuatismo, lo que ha provocado que ni las encendidas arengas calderonianas, con motivo del 71 aniversario de su partido, logren levantar los ánimos.


Si el gobernador electo de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, en las semanas posteriores a su elección, no hubiera actuado con la sensatez y mesura con que lo ha hecho, si se hubiera puesto a amenazar al más puro estilo panista, con llegar con la espada desenvainada, tenga la seguridad de que Puebla estaría en una verdadera crisis política. Pero su actuación madura y civilizada ha creado confianza entre la ciudadanía y entre la burocracia estatal que además lo conoce y eso les da la seguridad de que no habrá cacería de brujas.


Es eso precisamente lo que los priístas esperan de su próxima dirigencia, que actúe con madurez y mesura y tenga en cuenta a todos los militantes, que reconozca su trabajo, que reconozca sus méritos, que les de su lugar a todos y no solamente a quienes se hagan pasar como parte de su grupo.


Si no hay un cambio en ese sentido, se puede provocar una fuerte división al interior del PRI, semejante a la que existe en el PRD. El PRI a lo largo de su historia ha sido un partido de sectores y de grupos, pero con características especiales: sus dirigentes siempre habían tenido a todos en cuenta, se les otorgaban posiciones dentro del partido y en la administración pública, de tal manera que nadie se sentía marginado. Todo empezó a descomponerse con la llegada de los tecnócratas que hacían distinciones, hasta por la procedencia escolar. Tenían más valor los que ostentaban títulos de postgrado en el extranjero, que los simples licenciados egresados de alguna universidad pública mexicana, aunque en la práctica los primeros fueran verdaderas nulidades y los otros dieran resultados.


Pero en el caso que nos ocupa, es la actitud soberbia, engreída y hasta torpe que han adoptado algunos miembros del grupo cerrado de don Javier, lo que ha enojado, lo que ha molestado a muchos priístas y por eso su oposición a que llegara a dirigir al partido. “Si llegara (nos decía uno de esos opositores) ninguno de nosotros podrá aspirar a nada, porque todo se lo van a repartir ellos”.


No hay nada que desanime tanto a un militante político, como el saber que no puede aspirar o otra cosa que ser un peón para que otros lleguen al poder.


Por eso el señor López Zavala, deberá cuidar mucho la selección de su equipo de trabajo, debe ser un equipo que le ayude, no que le estorbe, un equipo que fortalezca a su partido, no que lo debilite, un equipo que integre, no que divida.

 

NOTAS BREVES: Blanca Alcalá, presidenta municipal de Puebla, entregó 80 computadoras que beneficiarán a 700 poblanos con capacidades diferentes, para su entrenamiento para el trabajo. La presidenta de Puebla-capital, se ha preocupado mucho por hacer llegar a todos los jóvenes, sobre todo en escuelas primarias y secundarias, la nueva tecnología de comunicación, lo que coloca a la capital del estado, como una de las urbes mexicanas más adelantadas en este aspecto……El rescate del Museo Bello de Puebla, ha merecido un premio nacional para el gobierno del Estado, que preside Mario Marín Torres. Estuvo en México para recibirlo a nombre del gobernador, el titular de la Secretaría de Cultura del Estado……Cada día hay más críticas internacionales al gobierno de México, por su política de enfrentamiento abierto contra el crimen organizado. Aquí en México, dice Vicente Fox, que acabar con el narcotráfico es imposible, que al narcotráfico se le administra, no se le combate con ametralladoras y tanquetas.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas