Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

28/04/2011

 

Resentidos políticos, causan problemas

Varios de los municipios de la región de Tehuacán han sido problemáticos, políticamente hablando, de mucho tiempo atrás.

 

Eso se debe a los malos gobiernos municipales que han padecido, pues no han sido electos realmente por sus habitantes, sino impuestos por comadrazgos y amiguismos.

 

Los grupos caciquiles han sido la causa principal de ese atraso que deberá enfrentarse con conocimiento de la realidad que viven esos pueblos, pues solo así podrá eliminarse el problema real que confrontan.

 

Nos vamos a referir a un municipio importante de esa región, Ajalpan, en donde se pretende crear un problema artificial por razones eminentemente políticas, de las que el grueso de la población está al margen.

 

Ajalpan es cabecera de un distrito federal electoral. El presidente que acaba de salir es Eladio Martínez Sánchez y, según nos cuentan algunos lugareños, aún no ha comprobado la cuenta pública del último año de su gobierno, además está organizando un cierre de carreteras y caminos vecinales con la intención de tomar el palacio municipal.

 

No tiene respaldo popular pero el grupo que lo sigue, dicen nuestros informantes, asiste a comilonas organizadas por el exalcalde, que son rociadas, como dicen los cronistas de sociales, no precisamente con finos vinos, sino con bebidas comunes y corrientes, de donde los comensales salen en estado de ebriedad y varios de ellos platican los planes de don Eladio.

 

Comentan que está coludido con don Justo Romero Carmona, candidato perdedor, a la presidencia municipal, frente al doctor Samuel Olivier Balderas, contra quien va dirigido el golpe.

 

Justo Romero, fue el candidato del PAN, sin ser panista. Enojado por su derrota quiere, con Eladio Martínez, provocar problemas al alcalde, que es priista. El expresidente está enojado porque no se ha aprobado la cuenta pública del último año de su periodo y le exigen aclaraciones que al parecer no puede solventar y don Justo pretende desquitarse por su derrota, ya que se sabe que invirtió mucho dinero en la campaña.

 

Hay rumores de que está siendo investigado por negocios no muy claros, pero de eso no tenemos pruebas así que lo dejamos como un rumor, que podría ser chisme.

 

Quienes nos informaron de lo anterior sugieren la intervención de la Secretaría de Gobierno del estado para evitar un estallido de descontento popular, que vendría a agravar los problemas que de por sí existen en la zona, como el incremento de la delincuencia derivado del desempleo y de la falta de oportunidades, así como el aumento de delitos como robos, asaltos y secuestros. Hay además en la región graves problemas de salud, predominando los casos de diabetes e hipertensión arterial. No sería malo que funcionarios de Gobernación, hicieran una investigación seria sobre lo que está pasando, antes de que los caciquillos o aspirantes a serlo, se salgan con la suya.

 

Los rumores, son rumores…..

 

Al acercarse el final de los primeros cien días del gobierno estatal que preside Rafael Moreno Valle Rosas, se han soltado diversos rumores, ninguno de ellos comprobado, sobre posibles cambios y enroques en el gabinete.

 

Si bien, como lo hemos dicho aquí, los cien días son totalmente insuficientes para determinar la eficiencia o ineficiencia de un gobierno, sea este municipal, estatal o federal, ese plazo sí puede ser importante para que quien tiene la alta responsabilidad de gobernar al estado, pueda evaluar a su gente y ubicarla en el lugar donde pueda serle de mayor utilidad o darle las gracias, si definitivamente no le funciona.

 

La función de gobernar, no es fácil. Por el contrario, es sumamente difícil, pues no es algo que pueda hacer una sola persona, sino es un trabajo que tiene forzosamente que realizarse en equipo.

 

La cabeza de ese equipo es el gobernador del estado, que tiene la responsabilidad, como los entrenadores deportivos, de saber escoger a su gente y saberla ubicar en el lugar adecuado a su capacidad y a su entusiasmo.

 

En el caso del actual gobernante no sólo tiene la experiencia, sino el oficio político, para hacer esa selección con acierto y además tiene también el carácter para hacer los cambios necesarios, como decía el exgobernador ya fallecido, don Alfredo Toxqui, “con una bolsa de hielo en la cabeza”. Se trata de decisiones políticas en las que la amistad, los afectos, tienen que pasar a segundo término, pues el interés general del estado está muy por encima de cualquier consideración de carácter personal. Hay que esperar, ya faltan pocos días para que los rumores que corren se cumplan o queden sólo en rumores.

 

La política moderna a la mexicana está basada, desgraciadamente, en rumores y en un chismerío que hace las delicias de mucha gente.

 

Fuerte enfrentamiento entre diputados y senadores del PRI, por la Ley de Seguridad Nacional. Parte de los diputados priistas apoya el proyecto, que también es apoyado por el PAN, pero los senadores del tricolor en su mayor parte lo rechazan.

 

Al rechazo se unen los senadores y diputados del PRD, Convergencia, Partido del Trabajo y muchos priistas, pues consideran que si se aprueba tal y como está el proyecto, se faculta al presidente de la República para usar al Ejército en acciones de represión política. Lo que está pasando en las Cámaras es interesante y hay que estar pendiente de ello.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas