Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

29/07/2011

 

Reforma Electoral, levanta polvareda


En círculos políticos y hasta en los no políticos, la casi segura aprobación de las reformas a la Ley Electoral local ha levantado una ola de comentarios y discusiones, la mayoría de los cuales son negativos para los partidos.


Todo parece indicar, que si los diputados tenían algún pequeño prestigio, lo han perdido todo. El comentario más suave que se escucha, es que “ya los maicearon”.


Se pierde de vista la realidad política nacional, el modus operandi de nuestros hombres públicos.


En este país, los llamados representantes populares o sea los diputados, siempre han dicho sí a todas las iniciativas que les manda el ejecutivo, ¿cuál es la razón por la cual ahora tendrían que decir que no?


Quienes critican que el próximo gobernador vaya a ser de 22 meses y los diputados y presidentes municipales de cuatro años nueve meses, ¿por qué hacen esa crítica? ¿Cuáles son las razones que tienen, razones válidas, para oponerse?


En lo que todos estamos de acuerdo es que, si se va a autorizar el incremento de las prerrogativas estatales a los partidos políticos en más de un 150 por ciento, el Congreso ejerza algún tipo de control que garantice que esos recursos se van a utilizar realmente para que los partidos crezcan y se fortalezcan, para que tengan estructura y organización, para que capaciten a sus cuadros dirigentes, para que ideologicen a su militancia a fin de que sepa por qué milita en el partido que milita, cuáles son los objetivos que persigue, qué pretenden en lo económico, en lo social.


Incrementar las prerrogativas sólo por incrementarlas, es fomentar los terribles vicios de que se acusa actualmente a todos los partidos, muchos de los cuales no crecen porque los propios dirigentes les impiden crecer, pues lo que no quieren es competencia interna, lo que no quieren es compartir las prerrogativas o gastarlas en lo que deben gastarlas. Se utilizan para viajes, comidas, pero no de trabajo.


Los partidos políticos mexicanos no tienen militantes convencidos y menos ahora. Ya casi no hay diferencia ideológica entre ellos.


Está bien que incrementen las prerrogativas a los partidos, pero que sea para fortalecer a la democracia, para que los partidos crezcan y no hagan el ridículo de obtener votaciones, en elecciones extraordinarias municipales, de 11, 14 y 242 votos, como ocurrió recientemente según le comentamos ayer.


Ojalá y los diputados se pongan las pilas y hagan un regular trabajo. Pedirles que hagan un buen trabajo, sería una exigencia inhumana.

 

Parece que encontraron a estudiante desaparecida


Si las versiones extraoficiales de la Procuraduría General del Estado se confirman, la estudiante de Comunicación de la BUAP, Thalía Martínez Ramírez, es la persona encontrada muerta en la Vía Atlixcáyotl, en el paraje conocido como El Mirador, perteneciente a Santa Clara Ocoyucan.


Es verdaderamente lamentable que empiecen a ocurrir este tipo de hechos en Puebla, debidos a la impunidad que priva en los estados del norte y del sur del país, azotados por la violencia.


Ojalá y las autoridades actúen en éste y en cualquier otro caso con la rapidez y la eficiencia necesarias para que la sociedad poblana, que empieza a alarmarse, sienta realmente la protección y la eficacia de nuestro gobierno.

 

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas