Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

29/09/2010

¡Éramos muchos y parió la abuela!


Cuando parecía que habíamos llegado al límite, que ya todo lo malo había ocurrido en el país, nos llega la noticia de que tras doce días de lluvia constante, un cerro se derrumbó en el estado de Oaxaca sepultando a más de 300 casas habitación donde se supone que quedaron atrapadas más de mil personas.


Violencia en la mitad de los estados del país, crisis económica que mantiene a millones de mexicanos al borde del hambre, inundaciones en Veracruz, Chiapas, Tabasco, Tamaulipas, pérdidas en la agricultura y la ganadería, derrumbe de puentes, destrucción de carreteras……y ahora, Oaxaca.


Nuestra clase política parece no tener capacidad para afrontar tantos problemas. Su preocupación máxima no es buscar un nuevo modelo económico que sustituya al neoliberalismo cuyo fracaso está más que cantado, tampoco es el de organizar a la población civil para hacer frente a tanto desastre en forma eficaz, no, su máxima preocupación son las elecciones del 2012.


Los políticos andan entretenidos en acertar sobre quién será el partido triunfador en las elecciones federales próximas. ¿Recuperará el PRI la Presidencia ? ¿Continuará el PAN en el poder? ¿Se dejaría ganar al PRD? ¿Este partido, se dividiría aun más? ¿Logrará Manlio Fabio desbancar a Peña Nieto para la candidatura priísta? ¿Los priístas seguirían manejados políticamente por Carlos Salinas?


Esas y otras preguntas son las que inquietan a los miembros de nuestra siempre gloriosa clase política, que ha logrado el total desprestigio de los partidos que actualmente gozan del más alto nivel de impopularidad en el país.


En Chihuahua los pueblos empiezan a organizarse para defenderse de la delincuencia, ante el fracaso de las autoridades para brindarles seguridad; en Veracruz la ayuda a los cientos de miles de damnificados les llega por goteo, lo mismo ocurre en Tabasco y Chiapas; en lo que va del año han sido asesinados diez presidentes municipales en diferentes entidades del país; el gobierno federal gasta una millonada diaria para sostener su fracasada guerra contra el narcotráfico; continúa aumentando el desempleo, lo que se produce en el campo mexicano, no alcanza para satisfacer las necesidades alimenticias de la población y tenemos que comprar productos básicos como maíz, frijol, trigo, etc.; somos la economía más golpeada por la crisis, de América Latina, en fin, somos todo un estuche de monerías y además, campeones mundiales en obesidad.


Hay quienes afirman que no hay salida para tantos problemas que se nos vinieron encima, pero hay quienes más optimistas, afirman que sí. Que la clave está en el cambio de sistema económico, pues el neoliberalismo ha propiciado la pobreza de las grandes masas populares, el empobrecimiento de las clases medias y la riqueza insultante de unos cuantos.


Pero lo cierto es que a los políticos, que son quienes tienen el sartén por el mango, andan en otra onda mucho más interesante, las elecciones del 2012. ¡Aleluya!

 

El PRD de Puebla, estuvo presente en Guerrero


Don Miguel Angel de la Rosa y Esparza, ilustre y distinguido dirigente estatal del cada día más unido y fuerte Partido de la Revolución Democrática , ahora socio electoral del PAN, con el que comparte no solo candidatos (ex priístas por lo general) sino programas y propuestas, estuvo nada menos que en el estado natal de este columnista, Guerrero, el pasado fin de semana, para asistir al acto de protesta del candidato de la coalición de izquierda a la gubernatura de esa entidad.


Angel Heladio Aguirre, es el gallo de la izquierda en Guerrero, que ahí si no va unida al PAN por una sencillísima razón, Acción Nacional es casi inexistente en la entidad suriana.


Hace seis años, en la elección de gobernador, de la que salió triunfante el actual mandatario Zeferino Torreblanca, el PAN obtuvo el dos por ciento de los votos. Y en las elecciones municipales, seis meses después, con el 5.3 por ciento de los votos, ganó cinco municipios de los que solo uno, Taxco, es importante.


Así las cosas y ante el hecho de que el candidato perredista era unos días antes de ser postulado por el PRD y otros partidos de la alianza, era senador priísta, el PAN se abstuvo de participar en la coalición. Se hubiera visto muy mal….


Los perredistas poblanos que estuvieron en el acto, vienen convencidos de que pueden volver a ganar Guerrero y no andan muy equivocados, aunque sería una victoria un poco rara, ya que sería un priísta de toda la vida, como lo es Angel Heladio Aguirre, quien gobernaría, en una entidad donde el PRD es fuerte no solo por la fuerza de sus bases, sino por tener elementos formados dentro de la izquierda desde las aulas universitarias, ya que esa corriente política, al igual que el PRI, siempre han tenido fuerza en la máxima casa de estudios guerrerense, desde que era Colegio del Estado,


Pero todo parece indicar, que ni panistas, ni perredistas, cuando de sacar candidatos a puestos de elección popular se trata, carecen de elementos con experiencia y con carisma y tienen que recurrir a priístas que en un momento dado sufrieron marginación en su partido como ha ocurrido ya en varias entidades del país, incluyendo Puebla.

 

El pasado lunes, falleció en esta capital, la señora Rosario García Carral de Peniche, madre del doctor Antonio Peniche García, quien fuera subsecretario de Administración en la Secretaría de Finanzas en el gobierno del licenciado Melquíades Morales Flores. Desde aquí enviamos al doctor Peniche García y a su familia, nuestro más sincero pésame…….Empiezan a moverse los aspirantes a la dirigencia del PRI municipal. Ojala y no sean tantos como los que aspiran a la dirigencia estatal, pues complicaría más las cosas. Debería haber un número límite de aspirantes a cargos de dirección partidista en todos los organismos políticos, pues las luchas internas por puestos de dirigencia, dividen mucho a la militancia y eso repercute negativamente en los partidos y en los políticos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas