Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

29/09/2011

 

La actividad política en Puebla


Todos los partidos políticos existentes en el país tienen su correspondiente comité estatal en Puebla, pero tal parece que sólo el PRI existe y eso se debe a que es el único partido con estructura y organización real en todo el estado.


El PAN y sus aliados de Compromiso por Puebla técnicamente ganaron las pasadas elecciones estatales, pero unos meses después del triunfo se han desvanecido. Ya ni siquiera se sabe si siguen o no siendo aliados.


Están en puerta las elecciones federales para Presidente de la República, senadores y diputados, y sólo se nota el trabajo de los priistas con miras a ese proceso.


Ayer por ejemplo, el dirigente estatal del PRI, Juan Carlos Lastiri Quirós, acompañado de miembros de su comité, así como dirigentes de los sectores priistas, estuvieron en las cabeceras distritales de Ajalpan, Tecamachalco y Ciudad Serdán, para presidir los actos en los que rindieron protesta los dirigentes del partido tricolor en cada uno de los municipios que integran los distritos mencionados.


Lastiri Quirós aprovecha para hacer llamados a la unidad, para pedir a los priistas que privilegien al partido sobre cualquier interés personal o de grupo, pues sólo unidos podrán recuperar la Presidencia de la República, que es su objetivo.


Se barajan en los medios de comunicación y en pláticas de café, reuniones de amigos y en los corrillos políticos, tanto de Puebla capital, como en las ciudades y poblaciones del interior del estado, los nombres de posibles candidatos a senadores o diputados federales. Y de los demás partidos, nada se dice.


Es cierto que hay muy poco qué decir de ellos, puesto que la mayor parte son minipartidos, pero tampoco se habla o se dice casi nada del PAN o del PRD.


En el caso del PAN la única noticia importante que han producido en el último mes, ha sido la bronca que escenificaron durante la integración de su Consejo Político, que finalmente está en suspenso.


Los perredistas, divididos como siempre, ahora oficialmente tratan de deslindarse de Andrés Manuel López Obrador, pero las tribus que sí lo apoyan no controlan el aparato partidista y por lo tanto no pueden hacer mucho ruido.


Ninguno de los dos partidos tiene figuras relevantes para competir contra los priistas, que las tienen de sobra. En realidad ni panistas ni perredistas son conocidos por la gente, salvo excepciones que confirman la regla.


Bueno, en el caso de los panistas ni siquiera sus precandidatos a la Presidencia de la República son realmente conocidos por la mayor parte de la población.


Se habla de Peña Nieto, de Manlio Fabio, de López Obrador, de Marcelo Ebrard y algo de Josefina Vázquez Mota y de Santiago Creel, aunque nadie sabe a ciencia cierta, salvo los iniciados de la política, quiénes son o qué han sido en la vida política del país.


Con partidos debiluchos, sin estructura, sin organización, sin figuras relevantes o más o menos conocidas, por mucho que se haga, por mucho que se diga, no puede haber democracia.


Y menos con partidos políticos que son sancionados por el IFE por falta de claridad en el manejo de sus recursos, provenientes del erario. Y son multas millonarias en todos los casos.


¿Es raro que los mexicanos estén decepcionados de la política, de los partidos y de los políticos?


Estudiosos serios, nacionales y extranjeros, dicen que la democracia mexicana, es la más cara y la más ineficaz del mundo. ¿Será?

 

Notas breves: Un amigo perredista nos reclamó porque dice que nuestra columna de ayer estuvo muy a favor del “Peje”, Andrés Manuel López Obrador y que la realidad es que Marcelo Ebrard tiene las mayores simpatías entre la militancia del partido del Sol Azteca. No fue nuestra intención favorecer con nuestro comentario a nadie, simplemente tratamos de ser realistas y objetivos. “El Peje”, como le dicen al precandidato, tiene más de seis años en campaña, ha recorrido todo el país, llena plazas de ciudades y pueblos y todo mundo habla de él como si lo conociera. ¿Puede decirse lo mismo del señor Ebrard? La gente de los grandes centros urbanos sí lo identifica y más las grandes ciudades de la zona que rodea al Distrito Federal, como Puebla, pero le falta al jefe de Gobierno del Distrito Federal, recorrer muchos lugares donde no han escuchado ni su nombre……….. Se comenta sobre la posibilidad de que Ebrard sea el candidato de una alianza PAN-PRD, porque el objetivo principal del calderonismo es no entregar el gobierno al Revolucionario Institucional y hasta se habla de una nueva alianza del PAN con la señora Elba Esther Gordillo, del Panal.

 

Aunque en política nada es imposible, se ve muy difícil una alianza de ese tipo. El señor Ebrard es todo lo contrario de un político conservador. Tampoco parece un izquierdista típico, pero sus acciones al frente del gobierno del Distrito Federal son más de izquierda que las de muchos izquierdistas acelerados. Son, como dijera nuestro amigo, de un izquierdista civilizado. ¿Podría ser candidato del PAN, un gobernante del Distrito Federal que logró la despenalización del aborto y los matrimonios entre homosexuales? Sólo hay que ver lo que está pasando en la Suprema Corte y la postura que al respecto han asumido los panistas e incluso el Presidente y su esposa, que deberían permanecer al margen de este asunto. No, tal alianza parece imposible. Pero si lo que buscan es impedir a toda costa el regreso del PRI a Los Pinos, pues…….

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas