Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

31/05/2011

 

El Congreso estudiará el caso Izúcar


En el transcurso de esta semana, el Congreso local habrá de decidir el asunto planteado por nueve de los once regidores del ayuntamiento de Izúcar de Matamoros que en sesión de Cabildo plantearon la revocación del cargo de presidente municipal al doctor Carlos Gordillo.


Se trata de un ayuntamiento priista y aunque la decisión del Cabildo va signada por la totalidad de los regidores priistas y el mismo diputado local del distrito, también priista, Filiberto Guevara, se ha hecho a un lado, los diputados deberán proceder con estricto apego a la ley para evitar conflictos entre partidos.


El municipio de Izúcar tiene grupos políticos que siempre han luchado por el poder municipal y eso ha sido motivo de inestabilidad frecuente en ese importante municipio suriano.


Ayer le comentábamos de los problemas registrados desde los años 60. Pocos municipios de la importancia de Izúcar han sufrido cambios drásticos en sus gobiernos municipales, con la frecuencia con la que esos cambios han ocurrido en la población mencionada.


Las relaciones entre el presidente municipal y la mayor parte de los sectores de la población, no es buena, eso es verdad y ello se debe a la inexperiencia del actual alcalde en cuestiones políticas, que incluso ha impedido la adecuada planeación del trabajo del actual ayuntamiento y que, renglones tan importantes de la administración, como el de la seguridad, estén descuidados.


En el transcurso de una semana han sido asesinados dos taxistas, uno de ellos era una persona de edad, ampliamente conocida y respetada en la población. Otro, un joven de 37 años. Unas semanas antes fue asesinado un maestro en pleno centro de la ciudad, a dos cuadras del zócalo, a las 14:30 horas para robarle su sueldo que fue a cobrar al banco acompañado de su esposa.


Ayer, un reportero del periódico y del noticiero radiofónico Enlace, que se edita en la región, fue perseguido a las 20:30 horas por automóviles no identificados, que lograron pararlo y al darse cuenta que no era él sino un hermano suyo lo dejaron libre, no sin antes enviar un mensaje para el reportero Ciro de Gante, a quien dijeron que “le romperían la madre”. No se sabe si fueron personas del grupo perteneciente al doctor Carlos Gordillo, pues se trata de un periodista crítico, o un acto de provocación de los adversarios del presidente para acelerar las críticas de los medios de difusión, lo que contribuiría a su causa.


Hay pues confusión, incremento de la delincuencia principalmente los robos y, si se toma en cuenta que una de las regiones más afectadas por la crisis económica de los Estados Unidos, es el sur de Puebla, por la cantidad de personas de esta zona que radican allá, ya se imaginará lo que significa añadir a todo lo anterior conflictos que impiden a la autoridad realizar su trabajo.


Las autoridades estatales, a través de la Secretaría de Gobierno, han venido siguiendo el problema y han actuado con mucho cuidado y respetando la ley. Corresponde a los diputados decidir al respecto, una vez que se enteren y discutan las razones expuestas por los regidores.

 

Que se acaben los partidos


Para que diablos sirven los partidos, si las tres principales fuerzas políticas del país, una de derecha, el PAN, otra de supuesta izquierda, el PRD y otra de supuesto centro, el PRI, han decidido aliarse para lanzar un candidato común a la gubernatura de Michoacán.


Eso constituye una aberración en un país que presume ser democrático; una estupidez de los partidos que renuncian así a su respectiva ideología, a sus respectivas declaraciones de principios, a sus programas de acción.


En ese caso, lo mejor sería que los partidos desaparecieran, nos ahorraríamos una enorme cantidad de dinero que sale del erario para su sostenimiento; que se cree una junta de notables para que ellos decidan en cada entidad quién será gobernador y quién será presidente de la República y quienes serán diputados y senadores.


Los nombres se darían a conocer a través de Televisa y TvAzteca, y ya nomás se gastaría en una concentración ciudadana para acatar la disposición de los notables. Podríamos lanzar esa idea al mundo como ejemplo de nuestro avance político, de nuestra revolucionaria democracia.


El fundador del Partido Acción Nacional, Manuel Gómez Morín, dijo que los partidos políticos deberían ser escuelas de política. Lo que está pasando actualmente en el país es consecuencia de que los dichos partidos nunca han sido formadores de cuadros de políticos profesionales, con ideología, con conocimiento de la problemática nacional, con sensibilidad social, con capacidad administrativa, con visión de futuro.


A los políticos actuales sólo les importa lo inmediato, claro que hay excepciones, pero la mayoría hace cuentas: “cuánto me cuesta una campaña y cuánto voy a sacar una vez que yo esté en el cargo”.


Si se pretende un candidato único apoyado por la izquierda, la derecha y el centro, para un estado acosado por un grupo de delincuentes, ¿quiere decir que lo mismo se hará en el caso de la elección del presidente de la República? Porque los delincuentes andan en todo el país y ya controlan ciudades importantes como Juárez, en Chihuahua; Monterrey, en Nuevo León; Acapulco, en Guerrero; Cuernavaca, en Morelos; varias ciudades de Tamaulipas, de Sinaloa, etcétera.

 

¿Pensarán que con un candidato apoyado por las principales fuerzas políticas del país se va a terminar el desbarajuste en el que se encuentran varios estados? Vaya políticos que tenemos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas