Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

02/02/2010

Los retos del PRI


En la campaña electoral en marcha, el Partido Revolucionario Institucional, se enfrentará a varios retos, pero tal vez, el más importante, es el de su modernización.


Debe modernizar sus sistemas de movilización, sus estrategias de campaña, su forma de llegar a la gente y mantener contacto con ella, pero sobre todo, debe modernizar su discurso.


Los dos partidos políticos más importantes del estado, PRI y PAN, están siendo rebasados por la sociedad y parecen no darse cuenta.


El PRI cuenta con la mejor estructura, la más completa, la mejor organizada; el PAN ha avanzado muy poco en ese aspecto, pues sus dirigentes piensan que haciendo declaraciones a la prensa en Puebla, lo demás se les dará por añadidura.


El gobierno estatal de Mario Marín Torres, ha tenido un discurso mucho más avanzado que el de su partido. Sus mensajes a la ciudadanía los a enfocado a los problemas reales que esa ciudadanía confronta, ha planteado soluciones y ha demostrado con hechos, que en medio de la crisis económica, política y social que padece el país, se puede evitar el estancamiento. Ahí están las nuevas escuelas técnicas y universidades regionales, los centros de salud y hospitales construidos en todas las regiones de la entidad, los nuevos caminos y los caminos ampliados, el impulso a la agricultura de invernadero que logra mejores cosechas en pequeños espacios de productos de exportación……


La fortaleza del PRI está en eso, en su estructura, su organización y el trabajo de un gobierno priísta que mantiene a Puebla progresando y con un clima de seguridad que por desgracia no existe en muchas entidades del norte y del sur de la república.


Su debilidad está en sus viejos sistemas de hacer campaña, a los que parecen aferrarse algunos priístas con poca o ninguna información de lo que realmente está pasando en el país. Con poca o ninguna imaginación.

 

El PAN y su guerra sucia

 

Un “experto” en campañas políticas de España, metió al panismo nacional en eso de la llamada “guerra sucia” y ahí se encuentran atrapados, pensando que con ataques sistemáticos al gobernador, van a convencer a una ciudadanía decepcionada de los gobiernos federales y municipales de ese partido, de votar por ellos.


Se sienten tan débiles, que acaban de aprobar en Puebla, algo que hace unos cuantos años hubiera sido impensable, una alianza con los partidos de izquierda que cada día se debilitan más, de lo que han estado casi siempre.


Lanzarán como candidato a gobernador, a un destacado ex priísta porque ellos no cuentan con cuadros ni entrenados ni carismáticos y su esperanza, no está en la débil estructura que tienen, sino en la que tiene su futuro candidato, formada en gran parte por  ex priístas.


El PRD, que es la tercera fuerza política de la entidad, ya perdió hasta la identidad, pues ya solo algunos de sus militantes se consideran de izquierda.


Lo que está pasando en los partidos, es una verdadera tragedia que vamos a lamentar todos. Una democracia, por incipiente y deficiente que sea, como la nuestra, no puede funcionar sin partidos bien estructurados, bien organizados, con ideología clara y precisa. El viejo discurso priísta ya no funciona; el viejo discurso panista de ataques sistemáticos, de guerra verbal contra el adversario, resulta molesta, chocante para el ciudadano común.


El PRD ya ni discurso tiene.

 

Los registros de precandidatos

 

Como ya está usted enterado, se registraron ante la Comisión de Procesos Internos del PRI estatal, que preside José Alarcón Hernández, el licenciado Javier López Zavala y el doctor Enrique Doger Guerrero, como aspirantes a la candidatura de ese partido, para gobernador del Estado.


Fueron actos masivos que se llevaron a cabo en el centro histórico el de Zavala y en la zona de los fuertes, el de Doger.


Hoy deberán iniciar sus precampañas si su registro es aceptado por la mencionada Comisión de Procesos Internos. Se dice que el licenciado Zavala la iniciará por las regiones de Atlixco e Izúcar de Matamoros. No supimos donde se iniciaría la de Doger.


Una vez que la Asamblea de Delegados se reúna para decidir la candidatura (serán 2 mil 400 delegados) se iniciarán las campañas que culminarán el 4 de julio próximo con la elección constitucional.


Este mes saldrán las convocatorias del PRI para designar candidatos a presidentes municipales y diputados. Será un proceso interesante pues hay muchos tiradores: mil quinientos aspirantes a ocupar las 217 presidencias y 150 aspirantes a ocupar las 26 diputaciones locales. Haga sus apuestas.

 

Las mujeres jugarán un papel importante en esta elección. Apunte usted a dos aspirantes con capacidad y experiencia: Socorro Figueroa y Maritza Marín. Ya le hablaremos de ellas.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas