Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

02/10/2009

No hay problemas políticos en Puebla


A unos meses de que se inicien en serio los procesos electorales para elegir gobernador del estado, presidentes municipales y diputados al Congreso local, la entidad está tranquila, no hay problemas políticos, la delincuencia está dentro de los límites normales, la crisis económica está afectando a un alto porcentaje de la población y esto ha tenido repercusiones en el comercio y los servicios, pero en alguna forma se ha venido paliando la pérdida de empleos y la baja en las actividades comerciales e industriales.


Lo único que puede apreciarse a través de los medios de comunicación, es la inquietud de varios grupos del PRI, del PAN y del PRD, por sus procesos internos que por cierto en algunos casos, se adelantaron demasiado.


Si los partidos y los aspirantes de esos partidos, hubieran respetado los tiempos políticos, todo se hubiera desarrollado sin mayores problemas y se hubieran evitado especulaciones y roces entre grupos políticos.


La política es una actividad que apasiona a mucha gente y es lo que pasó en el caso de Puebla. Muchos militantes partidistas han venido buscando con apasionamiento una candidatura y eso hizo que se olvidaran de los tiempos y empezaran a buscarla con demasiada anticipación.


Pero por fortuna, el manejo político del estado y el trabajo que principalmente en educación, salud y apoyo al campo, ha venido realizando el gobierno estatal, ha hecho prevalecer la tranquilidad y la cordura en los diversos sectores de la población.


Hay siete aspirantes a la gubernatura, pero los que realmente cuentan por los muestreos que se han hecho son: Javier López Zavala, Blanca Alcalá, Jesús Morales y Enrique Dóger.


Para la presidencia municipal de Puebla capital, hay como quince aspirantes y en la lista de los posibles estarían Mario Montero Serrano, Valentín Meneses, Luis Alberto Arriaga (que ha decidido buscar la presidencia de San Andrés Cholula) y posiblemente Lucero Saldaña, que son los mejor posicionados.


El comité directivo estatal del PRI, ha llevado el proceso con mesura, tratando de evitar en todo momento los roces entre los aspirantes y entre los grupos que los apoyan, pues lo que trata de mantener a toda costa, según ha dicho el presidente del Revolucionario Institucional, Alejandro Armenta, es la unidad del partido.

 

Apoyo a Universidades públicas

 

La diputación federal poblana propuso ayer un punto de acuerdo para apoyar, con más recursos a las universidades públicas del país y para demandar un incremento de 350 millones para la Universidad Autónoma de Puebla.


Los diputados poblanos hacen un exhorto a las Comisiones de Presupuesto y Cuenta Pública y de Educación y Servicios Educativos,  para incrementar en 7 mil millones de pesos, el presupuesto destinado a la Educación Superior Universitaria, para el 2010, respecto al que se aprobó para este año.


El Punto de Acuerdo, va precedido de un razonamiento basado en la importancia que la educación pública tiene para el desarrollo del país, en los bajos presupuestos que se destinan en México para ese renglón, comparados con países como el nuestro y en los que destinan los países miembros de la OCEDE. El número de investigadores por cada mil personas empleadas en México, en diez veces menor al promedio de personas dedicadas a la investigación científica en los países pertenecientes a esa organización.


La diputación federal poblana compuesta por quince priístas de los dieciséis diputados (uno es del Verde Ecologista) tuvo hace unos días un encuentro con el rector de la UAP Enrique Agüera Ibáñez, quien les habló de las necesidades presupuestarias de la institución y de los recortes que le habían sido anunciados por la SEP. Ante eso, los diputados se comprometieron a luchar para que se asignara a la UAP un presupuesto suficiente para cubrir sus necesidades y ya lo están cumpliendo.

 

Cinco por ciento de aumento, piden en el IMSS


Los treinta delegados poblanos que acudirán al Congreso de trabajadores del IMSS, llevan la encomienda de sus compañeros, de no aceptar menos del 5 por ciento de aumento a sus salarios, por considerar que solo con ese porcentaje podrían compensar la baja en el poder adquisitivo de su sueldo que se ha tenido últimamente.


El doctor Reyes Hernández Rosas, dirigente de la Sección Uno del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social en Puebla, llevó a cabo la elección de delegados sin problemas y todos están de acuerdo en exigir el mencionado incremento salarial.


Al principio habían acordado que se pidiera el 10 por ciento, negociable, pero dada la difícil situación del país, decidieron bajar sus pretensiones a un porcentaje más realista, pero no ceder más.


El total de los trabajadores del IMSS en el país es de 400 mil, más de 14 mil en Puebla.

 

Por cierto que ayer debió tomar posesión de la delegación del Instituto el ex diputado don Francisco de Fraile y García, que habiendo ocupado numerosos cargos políticos y de representación popular, por primera vez llega a un puesto administrativo, en una institución de por sí complicada y en momentos de crisis económica del país y de una agudización de la crisis interna que desde hace varios años ha venido padeciendo el IMSS.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas