Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

03/09/2009

La mujer, sigue marginada de la política: Pagés Rebollar


Durante un acto, al que concurrieron unas 200 jóvenes universitarias y que presidió la presidenta municipal Blanca Alcalá, la periodista (directora de la revista Siempre, de la ciudad de México) y hasta hace unos días diputada federal priísta, Beatriz Pagés Rebollar, acusó a los políticos mexicanos, de hacerle al cuento con eso de la equidad de género. “Desde  los alcaldes hasta el presidente de la república, pasando por los gobernadores, decoran sus discursos llamándose a sí mismos promotores de la igualdad de género, pero en la realidad, las cosas son diferentes”, dijo.


Fue en el Centro Cultural Universitario, durante un desayuno en el que tomaría posesión la directiva de la agrupación “Mujeres Activas por una Sociedad Activa” (MUSA) donde la periodista y ex diputada federal hizo una dura crítica a los políticos mexicanos, por no tomar en cuenta a la mujer para el desempeño de cargos políticos o administrativos de envergadura, aunque reconoció que muchas mujeres no se atreven a luchar por posiciones importantes dentro del gobierno.


“A pesar de la propaganda oficial, la mujer sigue ocupando, dentro del servicio público, los congresos, los partidos y la iniciativa privada, una posición inferior al hombre. La presión ejercida por organismos internacionales como Naciones Unidas y determinadas organizaciones no gubernamentales (ONG’S) ha obligado tanto a los gobiernos como a los partidos políticos a incluir la equidad de género dentro de sus agendas y Documentos Básicos.


“Esta es la razón por la cual hoy vemos que los partidos, a regañadientes, tratan de cumplir con aquellos principios y estatutos que exigen darle tanto al hombre como a la mujer, un número similar de candidaturas. Hoy, a diferencia de hace 20 o 30 años hay más mujeres en cargos de elección popular. Mas, es cierto, pero no suficientes. Un estudio sobre la participación de la mujer en las presidencias municipales y secretarías de Estado del país nos da una radiografía sobre la falta de posicionamiento político y social del género. A principios de este siglo solamente 7 por ciento de las secretarías de los gobiernos estatales tenían mujeres como titulares. Hoy no ha variado mucho ese porcentaje. Hay administraciones con una o dos mujeres en el gabinete y hay otros gobiernos estatales donde no hay ninguna”.


Y luego recordó, que desde la Revolución Mexicana a la fecha sólo ha habido 6 mujeres gobernadoras: Griselda Álvarez por Colima; Beatriz Paredes por Tlaxcala; Dulce María Sauri por Yucatán; Rosario Robles como jefa de gobierno del Distrito Federal; Amalia García por Zacatecas e Ivonne Ortega otra vez por Yucatán.

 

En las presidencias municipales, solo el 4 por ciento

 

Y siguió el recuento: en los mandos medios y superiores de la administración pública federal la presencia promedio de la mujer es de 27 o 30 por ciento a lo sumo y en las 2 mil 427 presidencias municipales, cuando menos hasta antes de las elecciones de este año, sólo era del 4 por ciento.


Aunque los estudios existentes no son recientes, en algunas tablas de años anteriores, podemos observar las tendencias. Por ejemplo, se advierte que existe una relación directa entre el grado de desarrollo económico social y cultural de un estado y la participación de la mujer en cargos de liderazgo político. Mientras en 2002 Baja California y Baja California Sur tenían cero por centaje de mujeres en alcaldías, estados como Coahuila, Nuevo León y Sonora llegaban a tener hasta un 8 por ciento de alcaldesas. Mientras entidades como Quintana Roo, Tabasco y Tlaxcala tenía cero por centaje de alcaldesas, Campeche y Yucatán llegaron a tener hasta un 18 por ciento de presencia femenina. Después de siete años de haberse realizado los estudios mencionados, los números no han cambiado de manera significativa.


Pagés Rebollar hablaba ante una presidenta municipal poblana, Blanca Alcalá, una alta funcionaria de la UAP , la abogada general de la institución María Esther Gámez Rodríguez; la presidenta de la agrupación organizadora del acto, Fernanda Herrera Hernández; la promotora de la nueva agrupación, doctora en derecho y catedrática universitaria Rosana Schiaffini y unas doscientas estudiantes y maestras principalmente de leyes, así como de funcionarios estatales como Gerardo Pérez Salazar, secretario de Finanzas; Juan Manuel Vega Rayet, subsecretario de Desarrollo Social y el director de la Facultad de Derecho de la UAP , doctor Guillermo Nares, entre otros.


 Y doña Beatriz continuó: ¿Qué lugar ocupa la mujer dentro del Congreso mexicano? La respuesta es simple: tenemos una presencia marginal. Como bien lo indica la ONU , podemos llegar a tener prestigio, pero no poder o en el peor de los casos, cuando hacemos lo necesario para obtener el poder alguien se encarga de destruir nuestro prestigio. Somos un doble satétile. ¿Por qué doble? Porque a la vez que la legisladora, como la mayor parte de los diputados y senadores, tiene que responder a la línea marcada por su gobernador, se encuentra sometida al pensamiento y decisiones que toman coordinadores de bancada o presidentes de comisión, hombres determinados por una cultura e idiosincrasia políticas francamente primitivas.


Y luego siguió: Los cargos más importantes del Congreso están en manos de hombres. Salvo excepciones, la Presidencia de la Mesa Directiva , la Junta de Coordinación Política, las Coordinaciones de los grupos parlamentarios, las presidencias de las comisiones más importantes, como son la de Hacienda, Presupuesto, Desarrollo Social, Educación, Energía, Agricultura, Recursos Hidráulicos, la ocupan varones. Este dato no solo nos indica que la vida legislativa del país está en manos del sexo masculino sino que los intereses, las prioridades nacionales y el estilo parlamentario nacional es 100 por ciento masculino. Son los varones quienes dictan las normas y toman las decisiones. Son ellos quienes tienen el poder y el liderazgo.

 

Hay que ir más allá de las cuotas de género

 

Esto debe obligar a la mujer –dijo Pagés Rebollar- ha hacer una revisión de la definición que tenemos sobre igualdad política entre hombre y mujer. Hasta ahora el reclamo de muchas, se limita a exigir que los partidos cumplan con las cuotas de género. Yo me pregunto si no deberíamos ir más allá y pedir ocupar la presidencia de un número determinado de comisiones. Evidentemente, siempre y cuando tengamos la preparación y experiencia necesarias para merecerlo. Lo cierto es que existe una gran discrepancia entre la cantidad de mujeres afiliadas a los partidos políticos, cada vez mayor, y los puestos de liderazgo. No porque el padrón de afiliadas sea cada vez mayor dentro del PAN, PRI o PRD esto significa que tengamos cargos de dirección.


Afirmó que México vive una simulación democrática de género y dio a conocer datos reveladores del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer : Mientras en el gobierno de Chile, el 40.9 por ciento de los cargos más importantes son ocupados por mujeres, en México sólo hay un 15.8 por ciento de presencia femenina. Nos gana El Salvador con un 38.9 por ciento, Ecuador con un 35.3 por ciento e incluso Bolivia con 23.5 por ciento.


Luego hizo ver que el hecho de que halla más mujeres dentro de la política no se ha traducido siempre en mayor justicia social para la mujer. No existe aún la transversalidad de género que debería haber en temas como: justicia, salud, educación, campo o industria.


La intervención de Doña Beatriz Pagés, en el acto de protesta de la directiva de MUSA, fue realmente brillante y así lo reconocieron todos los presentes por el cálido aplauso que le tributaron.


Antes que ella, hizo uso de la palabra la presidenta municipal de Puebla, Blanca Alcalá y la presidenta de la nueva organización cuyo lema es “Mujeres activas por una sociedad activa”, Fernanda Herrera y después de ella hablaron la abogada general de la UAP , María Esther Gámez y la doctora en derecho Roxana Schiaffini.

 

Miguel Quiroz, secretario adjunto del PRI


El contador Miguel Quiroz, quien hace poco entró a formar parte del equipo que trabaja al lado de Jesús Morales Flores, en su pre campaña para obtener la candidatura del PRI a la gubernatura de Puebla, rendirá protesta el próximo lunes, como secretario adjunto a la presidencia estatal del PRI.

 

Será el mismo presidente estatal de ese partido, Alejandro Armenta, quien tome la protesta de rigor en un acto que tendrá lugar en las oficinas del PRI estatal…..Tiene razón el diputado Othón Ballieres: los panistas son incongruentes. Se oponen a que el gobernador solicite un crédito para superar algunos problemas de la crisis y no dicen nada, absolutamente nada, de los miles de millones de dólares que el gobierno federal panista está solicitando a organismos internacionales para hacer frente a los problemas que ocasionó el “catarrito” del que según el propio gobierno federal, ya tocamos fondo y vamos de salida, pero que en opinión de expertos en materia económica, nos ha hundido hasta el cuello.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas