Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Gobernar por previsión, no por remedio

 

El país está en crisis económica, social y política. El gobierno federal panista ha estado insistiendo en que el principal problema de México, es el de la inseguridad, pero la realidad es que si bien la inseguridad constituye una preocupación importante entre la ciudadanía, muy especialmente en las entidades federativas donde ha sentado sus reales el crimen organizado, lo que más preocupa en estos momentos a los mexicanos, es el problema económico, es el desempleo, es la carestía y la escasez de alimentos.


Estamos inmersos en una crisis mundial, de la que México logicamente no escapa, es más, por su enorme dependencia de los Estados Unidos, resulta uno de los mayormente afectados, por eso es ilógica la postura del gobierno del señor Felipe Calderón Hinojosa, de estar minimizando los efectos de esa crisis en nuestro país, afirmando que estamos blindados, que si a Estados Unidos le dio pulmonía, ahora a nosotros nos dio una simple tos y que estamos preparados para lo que venga.


Lo grave de esa posición absurda, es que la reproducen en los estados, los diputados federales y locales panistas, que parecen no estar informados de nada y aprobar todo lo que dice y hace el "señor presidente", como antes lo hacían los priístas, que tan criticados eran por eso, por sus ahora imitadores.


La semana pasada, un diputado federal del PAN quiso aprovechar la crisis, durante una conferencia en la que participaron legisladores de otros partidos, para culpar al gobernador Mario Marín de lo que pasa y de lo que pudiera pasar, porque la estrategia de los panistas poblanos (parece que no tienen alternativas) es atacar al jefe del ejecutivo y culparlo de todos los males habidos y por haber. Todo con miras a las elecciones del año próximo, en que habrán de renovarse las diputaciones federales de la entidad.


El jefe del ejecutivo estatal, Marín Torres, ha demostrado en todo momento, estar atento a lo que está pasando en el país, para tomar las acciones preventivas necesarias para evitar o aminorar los perjuicios a la ciudadanía del estado.


Con mucha anticipación, habló de medidas preventivas para evitar que el crimen organizado actuara en Puebla como lo está haciendo en otros estados del país. Dijo claramente, que si bien Puebla era una de las entidades de la república mejor librada de ese flajelo, el gobierno no se podía cruzar de brazos, porque nadie podía garantizar que no hubiera contagio.


Todo el equipo de seguridad habló entonces con directores de medios de comunicación, para explicar como estaba el problema en el país y lo que Puebla estaba haciendo para evitar ser alcanzado por la delincuencia organizada, advirtiendo, que el problema era grave y que las medidas preventivas eran para frenarlo, contando siempre con el apoyo de la Federación.


LA CRISIS ECONOMICA YA ESTA EN PUERTA


Es un hecho que la crisis económica ya alcanzó a México y que Puebla no es una isla. Por eso el jefe del ejecutivo local está tomando ya las medidas adecuadas para hacer frente a sus efectos más demoledores: el hambre, el desempleo, salud y educación.


También la semana que acaba de pasar, el gobernador Mario Mario Marín se ha reunido con los presidentes municipales del estado, para advertirles que son tiempos de austeridad, que no es época de vacas gordas para andar comprando, con dinero del erario, camionetas Suburban último modelo, pues en este tiempo, el dinero público debe ser empleado con mucho cuidado, para atender las necesidades primordiales de la población, en especial de la que menos tiene.


No deben faltar alimentos a las familias poblanas, hay que buscar la forma de crear empleos para dar ocupación a quienes lo han perdido o no consiguen ocupación desde hace tiempo.


Si bien se dice que el retorno de los trabajadores inmigrantes no será tan grande como se espera, lo cierto es que ya desde hace meses, está bajando el monto de las remesas y sus envíos a los familiares de quienes trabajan en los Estados Unidos, se hacen más espaciados, lo que afecta a las economías de las regiones de donde ellos proceden, principalmente de la mixteca.


A través de la secretaría de Desarrollo Rural, se están impulsando actividades agropecuarias de traspatio, para que las familias tengan qué comer, para que no sufran de la escasez y carestía de alimentos.


En Puebla pues, se está realizando un trabajo de gobierno previsor.


Las medidas de seguridad tomadas en el momento adecuado, han sido efectivas, pues pese a que ha habido intentos del crimen organizado de penetrar en la entidad, esos intentos han sido frenados con oportunidad y con efectividad.


Se espera que las medidas adoptadas para enfrentar la crisis económica que el año próximo alcanzará un nivel elevado, según todos los pronósticos, también resulten efectivas. El problema económico no se va a poder evitar, pero se pueden aminorar sus efectos y parece que de eso es de lo que se trata.


La crisis económica, no es algo que un gobierno estatal pueda resolver. La solución está en las medidas y políticas económicas que adodpte el gobierno federal, pero los gobiernos estatales pueden coadyuvar, como en el caso de Puebla, a que el golpe para la población, sea menor.


Nunca como ahora se impone la máxima de "gobernar por previsión, no por remedio".


ESTE MES, LA CONVOCATORIA PARA LA LIGA


Este mes, posiblemente antes del día 15, se lanzará la Convocatoria para renovar al comité directivo de la Liga de Comunidades Agrarias, perteneciente a la CNC (Confederación Nacional Campesina) para sustituir a doña Cecilia Hernández, que hasta el pasado viernes encabezó a dicha organización.


Cecilia Hernández, cuyo periodo había terminado ya, fue designada subsecretaria de Turismo en el Estado, cargo que empezará a desempeñar desde hoy.


Para dirigir la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado de Puebla, se han apuntado varios aspirantes, de los que algunos ya están descartados, bien porque no dan el perfil, como su falta de militancia en dicha organización o por problemas de otro tipo y lo más seguro es que llegue a conformarse una terna, de la que saldrá el bueno. Hay que estar pendientes.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas