Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

04/06/2010

Reafirman melquiadistas apoyo al PRI


El exgobernador del estado Melquíades Morales Flores y muchos de los que durante su gobierno ocuparon importantes posiciones dentro de la administración pública, se reunieron hace dos días con el presidente estatal del PRI, Alejandro Armenta Mier, para manifestarle su lealtad al partido tricolor y disposición para participar en la campaña en el lugar que se les asigne.


En este espacio hemos venido comentando desde hace tiempo, la falta de solidaridad entre los grupos políticos de un mismo partido.


Desde la llegada de los tecnócratas al poder (Miguel de la Madrid , Carlos Salinas y Ernesto Zedillo) terminó el sentido de solidaridad que había entre los políticos, viejos y jóvenes, de antaño. La mayor parte de ellos no salían millonarios y algunos en poco tiempo tenían necesidad de algún apoyo económico, que invariablemente les era otorgado por quienes en esos momentos desempeñaban cargos públicos importantes.


Los tecnócratas, educados en Harvard o en otras universidades gringas, impusieron nuevas reglas. Ellos pertenecían a una nueva generación que no iba a seguir el camino marcado por los viejos políticos que cuando mucho habían pasado por alguna universidad pública nacional, es decir, no eran de su categoría.


Con esa actitud despectiva, sacaron del gobierno a la vieja clase política y en el pecado llevaron la penitencia.


El país se les derrumbó y no supieron cómo hacerle para recomponer las cosas. Lo que se les ocurrió, fue entregarle el poder al PAN, para evitar que volvieran los priístas de la clase que ellos despreciaban.


Con el PAN en el poder, el derrumbe empeoró hasta llegar a la situación que estamos viviendo: derrumbe económico, inseguridad, desempleo, más pobreza, más problemas de salud, menos educación, en fin, todo lo que ya sabemos.


Los tecnócratas por lo menos paliaban la situación, los panistas faltos de oficio y de experiencia en el servicio público, no saben qué hacer, solo declaraciones generalmente mentirosas.


En los estados los jóvenes priístas, aunque no hayan ido a Harvard, empezaron a adoptar comportamientos similares a los de la tecnocracia en el poder, despreciar a la clase política, a los viejos políticos, ignorarlos y eso ha provocado muchos problemas al interior del PRI en todo el país.


La reunión de más de quince altos funcionarios del gobierno estatal anterior al actual y el que muchos ya hayan aceptado encomiendas especiales para impulsar el voto a favor de su partido, constituye un paso importante para lograr la verdadera unidad del priísmo local.

 

Inversión productiva en Puebla

 

En el marco de la debacle nacional en materia de seguridad y en el renglón económico, Puebla es una entidad privilegiada.


La Secretaría de Gobernación Nacional, coloca a la entidad poblana como la segunda del país con menos hechos delictivos.


La mayor parte de los delitos que se cometen en Puebla, son del orden común y son debidos al aumento de la pobreza, del desempleo, etc. Se han registrado hechos atribuibles a la delincuencia organizada, pero han sido muy pocos y por lo general se han resuelto rápida y adecuadamente.


Ayer el diario especializado “El Financiero” de la ciudad de México, en su sección de Mercados, publica una nota de Marvella Colín, que titula “Amenazada, la inversión extranjera en sectores productivos”, informando que solo en siete estados, Puebla entre ellos, se logró captar capital foráneo en lo que va del año. En catorce se redujo; en seis hubo desinversiones o sea, hubo salida de inversión extranjera y en cuatro hubo cero inversiones.


Las entidades federativas que lograron elevar sus inversiones respecto a igual periodo, primer semestre del 2009, son Baja California, Chihuahua, Distrito Federal, Jalisco, Puebla, Sinaloa y Zacatecas.


En Puebla las inversiones ascendieron a 65.5 millones de dólares, con un repunte del 52 por ciento.


Tlaxcala está entre los estados de donde salieron inversiones. De la vecina entidad salieron 1.2 millones de dólares. Otras entidades que sufrieron el mismo problema fueron: Michoacán, Morelos, Tabasco, Tamaulipas y Yucatán.


Los estados en donde no ha habido en este año ninguna inversión extranjera productiva son Colima, Chiapas, Guerrero e Hidalgo.

 

El país se les va de las manos

 

México está, según analistas, al borde del precipicio con una economía derrumbada, con un desempleo creciente, con un aumento importante de la pobreza, con una inseguridad que ya está tocando a los de arriba: el secuestro de Diego, el asesinato ayer de una alta ejecutiva del Grupo Posadas; el atentado contra el general Acosta Chaparro, el asesinato por un incidente de tránsito de un sobrino de la ex diputada perredista Ruth Zavaleta, etc.


El gobierno panista parece no encontrar salida a los grandísimos problemas que por su incapacidad para gobernar, por su falta de oficio político o por su insensibilidad social o por todo eso junto, se le han complicado.


La insensibilidad social y política de los panistas, complicó las cosas en Sonora y el gobierno federal no encuentra como salir del problema del incendio en la guardería donde murieron 49 niños.


Esa insensibilidad, esa falta de oficio, se refleja en los panistas de Puebla, que parecen no darse cuenta de la grave situación en que está el país y de su incapacidad para afrontar los problemas, por eso están ahora ocupados en una banalidad, en una discusión absurda y torpe sobre quien fue el primero que propuso la derogación del impuesto sobre la tenencia vehicular, si el PRI o el PAN. Por eso la decepción ciudadana sobre la política y los políticos.

 

Los tecnócratas iniciaron la debacle, pero los panistas han venido a terminarla. Parecen no tener ni idea de lo que está pasando.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas