Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

05/01/2010

Listo el quinto informe del gobernador


La Subsecretaría de Planeación de la Secretaría de Finanzas, informa que el quinto informe de gobierno que el licenciado Mario Marín Torres, rendirá el 15 de este mes, está ya terminado y sujeto a revisión, es decir, se encuentra en la parte final.


Durante cuatro meses, según informó el titular de la dependencia, licenciado Jorge Arroyo García, la subsecretaría a su cargo, a través de la dirección de estadística e información, ha venido trabajando en la coordinación de actividades de las 76 dependencias y entidades de la administración pública estatal, para integrar la información y la redacción de sus principales resultados, reflejando logros importantes, acciones y avances en cada uno de los capítulos del Plan Estatal de Desarrollo.


Señaló el funcionario, que el documento sobresale en el comparativo nacional, por presentar criterios objetivos para su elaboración, además, ya que este documento representa un acervo documental histórico, la continuidad en su estructura y presentación de la información, tiene una ventaja comparativa importante a nivel nacional.


Para la elaboración de este quinto informe, se capacitó a 67 servidores públicos en áreas como la normatividad, la redacción de documentos ejecutivos y la presentación estadística  y geográfica de información.


El propio gobernador Marín Torres, se da tiempo para hacer una revisión de toda la información vertida en el documento general, así como en sus anexos estadístico y de inversiones, que le entrega la subsecretaría de Planeación.


Se trata del documento que leerá ante el Congreso del Estado, sobre el estado general que guarda la administración pública estatal.

 

Los precandidatos en breve receso

 

Los aspirantes del PRI, del PAN y del PRD, así como de la llamada “chiquillería”, se han tomado un receso de fin de año, para cargar baterías, pues a partir de los meses de febrero y marzo, se iniciará su actividad con mayor intensidad.


Informaciones dadas a conocer este principio de año por diversos medios de comunicación de la ciudad de México, así como analistas y comentaristas, han hablado de las elecciones de cambio de poderes en once estados de la república, dando una amplia ventaja al PRI, sobre sus principales adversarios del PAN y del PRD.


Coinciden en que el PRI solo corre peligro en Oaxaca y si el PRI falla en la designación de candidatos en Veracruz, podría tener dificultades también ahí.


Da casi como un hecho, que el Revolucionario Institucional recuperará Aguascalientes, ahora gobernado por el PAN, que ha hecho un mal gobierno estos últimos seis años y que además confronta fuertes divisiones internas. En Tlaxcala, el PAN puede repetir, pero tal vez el PRD no pueda hacerlo en Zacatecas.


Por lo que se refiere a Puebla, parece que ninguno tiene duda de que el PRI ganará la contienda, es más, todos dan por perdido al PAN, sea quien sea el candidato.


Tal vez no ocurra así en algunos municipios importantes. Dependerá del acierto que el partido tricolor tenga al escoger a sus abanderados. Buenos candidatos a presidentes municipales, serán factor importante para el triunfo del PRI en la gubernatura y en las diputaciones locales.

 

Insisten perredistas, en aliarse con el PAN

 

La insistencia de las dos corrientes principales del PRD en Puebla, Nueva Izquierda, que comanda Miguel Barbosa y Los Bejaranos, que son comandados por Jorge Méndez Spínola, en aliarse con el PAN, puede dar al traste con la alianza entre el PRD, el PT y Convergencia.


Si el Consejo Estatal que se reunirá después del 15 de enero aprueba y avala esa alianza absurda entre la derecha panista y la izquierda conformada por los tres partidos mencionados, el Partido del Trabajo y el de Convergencia, podrían actuar por su cuenta y desligarse del PRD.


La aberrante alianza entre la derecha y la izquierda, será, en caso de darse, una decisión cupular, ya que no existe ni un solo documento político que justifique el acuerdo electoral entre el partido conservador y los llamados izquierdistas.


Tampoco ha habido una discusión de fondo. Al más puro estilo del PRD de los últimos meses, la cúpula nacional toma una determinación y la impone a sus miembros de base, pretendiendo que son sus súbditos.


El argumento que esgrimen, carece de sustento, pues lo basan en afirmar que una alianza con el PAN, es necesaria para acabar con los cacicazgos priístas en Veracruz, Oaxaca, Puebla, Durango.


La verdadera causa de la debilidad del PRD y del PAN en esos estados, no es la existencia de cacicazgos como afirman, sino la falta de trabajo político de ambos partidos, que no se han preocupado en lo más mínimo, por crear infraestructura partidista que les den una fuerza real.

 

 Si en Puebla, por ejemplo, se diera una alianza PRD-PAN, el que saldría perdiendo sería el de la Revolución Democrática , pues no solo dejarían de votar muchos izquierdistas por esa alianza, sino que tampoco lo harían priístas descontentos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas