Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Es el momento de unificarnos para actuar

 

Le dijimos ayer, que hoy terminaríamos con el comentario sobre el trabajo de análisis de la situación que vive México, realizado por Antonio Hernández y Genis, dando a conocer las propuestas que hace para que las cosas cambien.


Afirma en su ensayo, que este es el momento de decir qué tipo de Estado queremos, qué tipo de gobierno necesitamos y aclarar a nuestros mandatarios actuales cuál es el rumbo que queremos y cuáles las soluciones que necesitamos, pues el pueblo de México, no puede seguir manteniendo a un gobierno de ineptos y rapaces.


Este es el momento, dice Hernández y Genis, de unificarnos para actuar. No podemos dejar pasar más tiempo sin hacer nada para evitar las pérdidas de control total por parte de las autoridades federales ineptas y corruptas que actualmente padecemos.


Para ello propone lo siguiente: Definir cual es el papel de la sociedad civil dentro del funcionamiento de los actuales partidos políticos nacionales existentes, para hacerles llegar propuestas paradigmáticas, para que dejen de ser organismos de explotadores contra el pueblo al que dicen representar, pero al que no sólo no representan, sino al que perjudican con sus pugnas internas, su ineficacia, su falta de visión de futuro y su falta de patriotismo a fin de redefinir el rumbo de la nación en las actuales circunstancias de la globalización mundial.


Y su otra propuesta es la de convocar a una reunión urgente de todas las organizaciones civiles del país, para consolidar propuestas de acción viables que rescaten a la nación de la crisis en que está sumida y evitar la más profunda y general que se avecina. Los mexicanos debemos saber, con claridad y precisión, cuáles son nuestros recursos naturales y carencias, para definir cuáles son nuestras fortalezas y debilidades y poner los primeros para evitar los segundos.


Y para esto, señala el analista, ya no hay tiempo que perder, pues lo podemos perder todo, incluso la viabilidad de seguir siendo mexicanos.


Es hora, dice al final de su estudio, de volver a tomar acuerdos fundamentales para la vida de la nación. "Yo solamente propongo, porque mi conciencia me lo exige. Ustedes ciudadanos, tienen la palabra para actuar".


Hasta ahí, lo dicho por Hernández y Genis.


Si usted es lector de periódicos y revistas, se habrá percatado que estudiosos, politólogos y economistas, han estado hablando de los gravísimos problemas del país. Pocas voces locales se han referido a ellos, pero a pesar, nadie parece hacer nada para impedir que la situación de nuestro país siga deteriorándose. Las propuestas de Hernández y Genis tienen la virtud de ser fáciles y contundentes. El país es de todos y si ninguno de quienes estamos dentro hacemos nada para impedir el hundimiento, nos vamos a hundir. Es necesario empezar por algo y ese algo debe ser la unión y la organización para señalar el rumbo que queremos, para hablar del país que queremos heredar a nuestros hijos y nietos.


SIGNOS DE RECESIÓN EN NUESTRO PAÍS


Ahora sí, ya no podrán ocultarlo: México ha entrado en recesión. No lo dicen las autoridades federales, claro, lo dice Martin Feldstein, quien fuera asesor económico de Rolald Reagan, el presidente gringo que nos metió en el sistema neoliberal que enriqueció a unos cuantos y empobreció a las mayorías, pero que al final reventó provocando una hecatombe mundial.


¿Qué significa la recesión para un país como el nuestro? Significa menos empleo, menos producción, carestía, escasez, mayor pobreza, menos oportunidades para los jóvenes, en fin...


El señor Feldstein, dijo que la única fórmula con que cuenta el país para que los efectos de la recesión se diluyan rápidamente, es el programa anticíclico de inversión en infraestructura.


Por su parte Deborah Riner, destacada economista gringa, señaló que el próximo año, el Producto Interno Bruto decrecerá en México el 0.1 por ciento y la generación de empleos será nula.


La caída de las exportaciones manufactureras, el descenso en el consumo y la baja en la actividad turística, son los primeros signos de la recesión de la economía en nuestro país.


EL RECTOR AGÜERA, RECIBE OTRO RECONOCIMIENTO


La secretaria de Educación Pública, Josefina Vázquez Mota, entregó al rector de la Universidad Autónoma de Puebla otro reconocimiento por la labor académica que se viene desarrollando en la institución, con la acreditación del 90 por ciento de sus programas.


La entrega se hizo en la ciudad de México y ante rectores y directores de otras instituciones de educación superior.


No es la primera vez que la UAP recibe un reconocimiento de esta naturaleza. Ya en otras ocasiones, el rector Agüera ha recibido de la SEP y de otras instituciones, el reconocimiento al trabajo desarrollado en la Máxima Casa de Estudios de la entidad.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas