Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

06/05/2009

Se inician campañas


Con discreción, por la emergencia sanitaria, los candidatos de todos los partidos a las diputaciones federales de la entidad, iniciaron sus campañas en los 16 distritos electorales.


Los más eficaces en su actuación, fueron los priístas; los más agresivos, como siempre, fueron los panistas; y con pleitos internos, los perredistas y sus antiguos aliados del PT y Convergencia.


En el arranque los priístas vapulearon a los panistas, que en su siempre presente afán de notoriedad, agredieron a la candidata de Ajalpan, Julieta Marín Torres, en forma grosera, poco comedida.


Ello provocó una reacción de enojo de las mujeres del PRI.


La secretaria general de ese partido en Puebla, Claudia Hernández Medina, arremetió contra el dirigente estatal panista Rafael Micalco, al que llamó misógino y le exigió una pública disculpa y en forma similar se pronunció la presidenta de la Fundación Colosio , Lucero Saldaña.


No habrá disculpas por parte de los panistas. Para éstos, la política es una guerra. Durante más de cincuenta años, medio siglo, estuvieron “combatiendo” la antidemocracia del PRI y ya en el poder, cuando ellos representan la antidemocracia, la guerra sigue. Por eso Vicente Fox, echó a perder el capital político que tuvo en el año 2000 cuando ganó la presidencia de la república. El quiso seguir en guerra y por eso encargaba “el changarro” y se dedicaba a “hacer política”, es decir “la guerra”. Lo malo que el changarro quedaba en manos de la señora Marta, con quien formó la primera pareja presidencial de la historia.


Con Calderón, sigue la cosa igual o peor: la guerra contra el narcotráfico, que según todos los expertos fue sin planeación, sin proyecto, sin estrategia, parece que nunca va a acabar. Y esa guerra está en su peor momento, cuando tiene que hacer otras guerras: la económica y la de salud y ahora además, la política para no perder la mayoría en el Congreso, como vaticinan todas las encuestas.

 

Lo malo de los panistas es que hacen “guerras sucias” y como estrategas, como guerreros, son muy malos, pese a sus asesores extranjeros.


LOS PRIISTAS DARAN OTRA IMAGEN


René Alejandro Escalona González, secretario adjunto del PRI estatal, también fue lanzado a la palestra, en un afán de presentar caras nuevas y jóvenes del partido tricolor. Dijo que el PRI debe volver a hacer de la política social su bandera, la que lo mantuvo en el poder durante más de 70 años.


Los candidatos priístas, dice,  fueron señalados como malos, poco conocidos y sin experiencia y afirmó que demostrarán lo contrario. Ojala y así sea, porque la experiencia reciente ha demostrado que desde la llegada de los tecnócratas priístas al poder la mediocridad ha campeado en el partido de la revolución. Se perdió la ideología, hay un gran desconocimiento de la historia del país, de la historia del mismo partido Revolucionario Institucional y los nuevos priístas parecen más preocupados por su provenir económico y político personal o de grupo, que por los problemas, los gravísimos problemas del México del siglo XXI.


Miguel de la Madrid , Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, iniciaron el desmantelamiento de México y del PRI, y en lo primero, han sido ayudados con gran eficacia por los ineptos gobiernos panistas, que copian todo lo malo de los priístas, pero elevándolo al cubo y además, por su total falta de oficio político, agravan más lo que de por sí ya es bastante grave.


LOS PELEONEROS DEL PRD, SIGUEN EN PLEITOS


A sus veinte años, el PRD sigue siendo un partido adolescente, no precisamente por su edad política, sino porque gran parte de sus dirigentes y militantes, se niegan a madurar. Quieren seguir siendo los muchachos universitarios dispuestos a armar camorra a la primera provocación.


Ayer ese partido cumplió la dorada edad de los 20 años y por las broncas internas que confronta, ahora por la designación de sus candidatos, nadie se acordó.


Dirigido por Miguel Angel de la Rosa Esparza , con poca o ninguna experiencia política, los problemas que ha venido arrastrando desde hace dos décadas, se han agudizado.


A don Miguel Angel, le renunció su secretario general Rubén Hernández, quien incluso abandonó las filas de Nueva Izquierda, grupo al que pertenece el dirigente estatal. Luego Izquierda Democrática Nacional, de Jorge Méndez Spínola, de orientación bejaranista, prefirió registrar a la ex diputada Rosa María Avilés Nájera, como candidata a diputada, por la alianza Salvemos México y lo peor, sigue haciendo sus conferencias de prensa, para criticar a la dirigencia de su partido, en las oficinas de la propia dirigencia estatal, a la que ha acusado de panista.


Por si lo anterior fuera poco, el dirigente de la Unión Campesina Democrática, después de muchos años de militancia, renuncia al PRD, que le negó la candidatura por el distrito de Izúcar de Matamoros. Y para acabarla de completar, en pleno proceso electoral le renuncia el maestro Javier Ojeda, candidato ciudadano por el distrito undécimo de Puebla y uno de los pocos candidatos perredistas que pudo haber hecho un buen papel en este proceso.


Las razones de la renuncia fueron la total ineptitud de la dirigencia estatal, para organizar las campañas. No hay apoyos para nadie, no hay visión electoral, no hay organización, no hay estructura y mucho menos, órganos legales del partido. Ah, pero don Miguel Angel exige sumisión total a los candidatos, apego absoluto a sus decisiones que en la mayoría de los casos, son indecisiones.


Para sustituir a Javier Ojeda en el undécimo distrito, nombra a quien ya estaba asignado para ser candidato por Izúcar de Matamoros, el profesor Telésforo Américo Guerrero González, que tiene presencia en ese distrito de la capital, pero su designación no se hizo conforme a las normas de civilidad política y ya generó además de rumores y chismes, que los problemas internos del PRD, se sigan agravando.


El inicio de las campañas del PRD, fue tal vez el más pobre de todos los partidos. Varios candidatos perredistas nos han dicho que su dirigencia no ha sido capaz ni siquiera de mandar imprimir unos 50 mil volantes generales, para iniciar sus trabajos con alguna presencia entre los electores.


Fue una conferencia de prensa pésimamente organizada y en la que el señor de la Rosa Esparza , se presentó con su bozal, perdón, su tapabocas puesto para protegerse de la influenza, en un estado que es de los menos afectados por la epidemia.

 

La Alianza Salvemos México, por su parte, hizo un registro provisional en Izúcar, pues hay desacuerdo entre el PT y Convergencia, por culpa de don Jorge Méndez, en la postulación de Mario Vélez Merino. Ese asunto se resolverá mediante una encuesta.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas