Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


¿Tendrá remedio el PRD?

 

Ayer platicamos con el nuevo dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática, Miguel Angel de la Rosa Esparza, que ya es, pero todavía no es. Es decir, ya está claro que ganó la elección, pero todavía hay broncas para el reconocimiento de su triunfo.


No es el único que está en esas condiciones: Veracruz, Chiapas y Oaxaca, andan en las mismas.


Bueno, él espera que a fines de julio o principios de agosto, el problema ya esté solucionado y pueda ya ejercer como presidente del comité directivo estatal del PRD.


Según nos platicó, tiene objetivos bien claros. No se engaña, sabe perfectamente que dirigir a su partido en Puebla es dificil y complicado, pero él se proponer lograrlo mediante un plan de cinco puntos.


En primer lugar, buscar la dignificación del partido, borrando la imagen que la opinión pública tiene de él, de ser un grupo de gente conflictiva, peleonera, intolerante y siempre dividida.


Como punto número dos de su proyecto, está el de crear infraestructura, integrar comités municipales y distritales que sirvan para la formación de cuadros dirigentes. Para ésto se buscará la unificación de los diversos grupos, en todo aquello que los identifique, haciendo a un lado sus diferencias.


El punto número tres, se refiere a la ideologización. Por los pleitos internos entre grupos, expresiones o tribus, los perredistas han descuidado la ideologización de sus miembros y así tenemos que, como acaba de ocurrir en el municipio de «Felipe Angeles» por ejemplo, un grupo de supuestos perredistas, por unas posiciones en la planilla del PAN, no dudan en cambiarse a ese partido cuya ideología el PRD combate.


Un cuarto punto sería, la capacitación de sus presidentes municipales, regidores, síndicos y diputados, para trabajar de acuerdo a los postulados y la doctrina perredista. Por lo general la dirigencia del PRD, una vez pasadas las elecciones, se desentiende de sus candidatos ganadores, que trabajan como pueden y hacen lo que pueden, sin ninguna guía, sin ningún apoyo de su partido. Por lo general fracasan y a la elección siguiente, el PRD pierde la posición.


Finalmente, se propone privilegiar la relación del partido con los medios de comunicación, pues considera que todo partido político requiere divulgar sus trabajos y sus propuestas, para que el pueblo los conozca y pueda valorar el trabajo que la dirigencia realiza.


NO A LOS CANDIDATOS EXTERNOS


Le preguntamos a Miguel Angel de la Rosa, si su partido tendría candidatos extermos para las diputaciones federales que se disputarán el año próximo. Su respuesta es que él no es partidario de las candidaturas externas.


Muchos aprovechan al partido para llegar a una posición y luego se olvidan de él o no coinciden con la ideología que el partido sustenta y llegan a constituir más un problema que un apoyo.


Yo creo, dice, que los candidatos deben ser militantes, con formación ideológica de izquierda, que trabajen para que en México hay realmente justicia social, mediante un justo reparto de la riqueza.


-Todo eso suena muy bonito, le dijimos, pero la realidad es que será muy dificil lograrlo.


-Claro, sabemos que la tarea no es fácil, pero algún día tenemos que empezar y lo mejor es que empecemos cuanto antes. Si dejamos pasar el tiempo, si no nos ponemos a trabajar ahora, nunca vamos a hacer de nuestro partido una institución fuerte y bien organizada, afirmó.


Dice que hay muchos ataques y descalificaciones contra Nueva Izquierda, el grupo que nacionalmente encabeza Jesús Ortega y al cual él pertenece, pero eso se debe a que dentro del PRD hay gente que se quedó anclada en el siglo pasado, que piensa que la lucha de la izquierda debe estar ligada al conflicto, a crear problemas.


«Nosotros somos partidarios de un socialismo que privilegie el diálogo, la negociación, la tolerancia. No todos pueden ni deben pensar como nosotros.


«Espero que en el congreso nacional que se efectuará en julio próximo, se inicie la refundación del PRD, para convertirlo en un Frente-Partido, en el que tengan cabida todos los grupos, para luchar juntos por la instauración de un socialismo en México, que sea respetuoso, tolerante, civilizado, que nos permita avanzar realmente en la solución de los graves problemas del país, principalmente el de la desigualdad económica y social, mediante una mejor distribución de la riqueza, la educación, la salud y el trabajo bien remunerado. El neoliberalismo que nos fue impuesto por la tecnocracia priísta y que sigue viegente con los panistas, ha fracasado rotundamente, como lo demuestra el hecho de que tengamos más pobreza, más desnutrición, menos fuentes de empleo, menos alimentos, más carestía, educación y servicios médicos de menor calidad, asi como más emigración hacia los Estados Unidos, más desempleo y más delincuencia».


Dijo que está invitando a los dirigentes del PRI y del PAN, a tener un debate sobre la reforma energética propuesta por Felipe Calderón. No aceptará el debate que le propone Jorge Méndez, del PRD, para hablar sobre su elección. «Sería perder el tiempo en una discusión entre nosotros sobre un tema que tendrán que resolver las instancias nacionales del partido. El tema a discutir en estos momentos, es el de la reforma energética, en el que sería interesante para el pueblo conocer la postura de cada partido».

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas