Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Lo que viene, es escaofriante

 

La crisis provocada por los Estados Unidos, traerá, según afirman especialistas, graves perjuicios a México y a los países de Latinoamérica, pero no es todo, los países europeos están tomando medidas para rescatar a sus bancos que confronten problemas.


La prensa nacional e internacional llena sus primeras páginas con informaciones sobre el gravísimo problema económico mundial. Solo nuestros flamantes funcionarios federales están tranquilos, porque según ellos, aquí no pasa nada, eso a pesar de que todos sabemos el grado de dependencia que tenemos de los Estados Unidos.


Un amigo nos cuenta: “Una persona que conozco, que radicaba en Los Angeles, acaba de regresar y dice que en las calles, en las esquinas de la gran ciudad californiana, cientos de mexicanos se agolpan para pedir trabajo de lo que sea, porque han perdido el que tenían”.


Muchos mixtecos poblanos empiezan a retornar a sus pueblos, desaltentados y lo peor, sin dinero. Trabajaban generalmente en la industria de la construcción, que fue la primera en venirse abajo y en restaurantes, que por la dificil situación han sufrido un desplome de su clientela.


Uno de los renglones, ya le hemos comentado aquí, que más se ve afectado por lo que está pasando en el vecino país del norte, es el de las remesas. Alicia Girón González, investigadora de la UNAM, afirma que las repercusiones se han manifestado de inmediato, sobre todo en los envíos de dinero de los connacionales que trabajan en los Estados Unidos; además, la volatilidad de los precios de los productos destinados al uso comercial, entre los que destacan los hidrocarburos, caen y seguiran en baja.


Pero advierte: “La situación es tan sólo el inicio de la película. Muy pronto, América Latina y México desde luego, verán nuevamente la ya vivida crisis bancaria de los 90”, según informa el diario capitalino La Jornada.


REACTIVAR EL CAMPO


Ante la fuerte crisis económica que se avecina, principalmente en la mixteca, que tiene un alto porcentaje de su población trabajando en los Estados Unidos, el gobierno estatal empieza a tomar medidas urgentes y una de ellas, es la de reactivar al campo.


Este año, por el buen temporal de lluvias que se ha registrado, habrá una buena cosecha de maíz, de frijol, de sorgo, de cacahuate, de caña.


La secretaría de Desarrollo Rural del Estado, está impulsando la ganadería de traspatio empezando por las pequeñas especies.


Acaba de entregar en la mixteca, a cerca de mil familias, lotes de gallinas a punto de romper postura.


Se impulsará la cría de chivos y borregos pelihuey, de cerdos, a fin de garantizar la alimentación de los habitantes de la región, que durante los últimos años ha sufrido una baja en su producción agropecuaria, por la salida de un alto porcentaje de sus habitantes, principalmente jóvenes, a los Estados Unidos.


Volver a la ganadería de traspatio, que durante los años cuarenta y cincuenta permitieron el sostenimiento de cientos de miles de familias en todo el país, constituye el primer paso. Ya se implementarán otras actividades para dar ocupación a los que regresen, pero lo principal es garantizar la alimentación sana y suficiente de quienes retornen a su hogar y de sus familias. Junto a la ganadería de traspatio, estará la agricultura intensiva en pequeños invernaderos, para que no falte alimento a las familias campesinas de la región, que se verán altamente perjudicadas por lo que está pasando.


EL 2 DE OCTUBRE, LO BORRO TODO


La andanada de reportajes en la prensa escrita, en la televisión, en la radio, sobre lo ocurrido hace 40 años en Tlatelolco, D.F. el 2 de octubre de 1968, nos hace pensar que para algunos, la historia de México se inicia en esa fecha. Dicen que fue el parte-aguas de nuestro acontecer histórico.


¿Y la lucha de los ferrocarrileros con Valentín Campa y Demetrio Vallejo al frente en 1957? ¿Y la lucha de los maestros de la sección novena del SNTE con Othón Salazar como líder en 1958? ¿Y el movimiento universitario del Estado de Guerrero que originó una matanza (17 muertos) en pleno día y en pleno centro de la capital Chilpancingo, en diciembre de 1960? ¿Y el movimiento universitario poblano de 1961, en el que se involucraron todos los sectores sociales y que marcó el principio del fin de una época en la vida de la entidad? ¿Y las guerrillas de los maestros Genaro Vázquez y Lucio Cabañas en las montañas de Guerrero? ¿El movimiento de los médicos al inicio del gobierno diazordacista?.


Nada de eso cuenta: en 1968, el movimiento estudiantil pedía cosas de gran trascendencia: la renuncia del jefe de la policía del D.F., la desaparición del cuerpo de granaderos y la libertad de los presos políticos. Algo “verdaderamente trascendente” para la vida de la nación.


El gobierno autoritario de entonces, tuvo una reacción brutal, contra la multitud reunida en la Plaza de las Tres Culturas, pero fue igualmente duro para combatir los movimientos que desde once años antes se venían gestando en el país.

 

Ni Roma se hizo en un día, ni lo ocurrido el 2 de cotubre del 68, fue el inicio de la historia de nuestro país.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas