Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Bartlett critica campaña mediática de Pemex


Uno de los pocos políticos priístas que ha crecido en el ánimo de la gente (priístas y no priístas) desde que el PAN llegó a la Presidencia de la República, es sin duda el ex gobernador de Puebla, Manuel Bartlett Díaz.


Como senador de la república, asumió la defensa del petróleo y de la electricidad, cuando Vicente Fox pretendió venderlas al sector privado nacional y extranjero.


Se opuso a la Ley de Radio y Televisión, también promovida por Fox, mediante la cual se entregaba a las grandes empresas televisoras (Televisa y TV-Azteca) el control de los medios electrónicos de comunicación, creando un duopolio. Eso le ganó la animadversión de los medios electrónicos, que lo tienen vedado, pero a él no le ha importado y sigue adelante.


A raíz del inicio de la campaña publicitaria del gobierno federal esta semana, a través de radio y televisión, para justificar el ingreso del capital privado en la explotación del petróleo, Bartlett salta a la palestra y acusa al Presidente Felipe Calderón, de mentirle al pueblo de México, con el apoyo de la TV, para justificar la entrega del petróleo al capital extranjero.


El anuncio que afirma que México tiene un gran tesoro petrolero en aguas profundas, parte de una gran mentira, cuyo fin es que las transnacionales que realizan el trabajo en aguas profundas, ya secaron la región del Mar del Norte, en Europa y no quieren quedarse con su costosa maquinaria parados y se trasladan a donde hay yacimientos, para explorar los cuales, se embolsarán una millonada en dólares.


“México no tiene por qué ir a la explotación en aguas profundas, dijo Bartlett al diario La Jornada de la ciudad de México, ya que hay yacimientos en tierra y en aguas someras, de donde pueden salir las reservas que hace falta reponer; pero la decisión es permitir que las transanacionales se apoderen de la zona del Golfo de México”.


SE ENGAÑA CONSCIENTEMENTE AL PUEBLO


El espot televisivo, dijo el ex gobernador poblano, se hizo para engañar conscientemente a la opinión pública, con el apoyo de las televisoras, ya que en él se asegura que el mayor potencial de petróleo está en aguas profundas, que es el tesoro y que hay que ir por él.


“Es sólo una hipótesis que no se sustenta en ninguna cifra o dato técnico. Lo único real es la intención de beneficiar a las corporaciones extranjeras. Baste recordar que la secretaria de Energía, Georgina Kessel, está hablando de perforar cientos de pozos en el Golfo, lo que significa miles de millones de dólares que se llevarán las transnacionales. Solo por la infraestructura se llevarán una ganancia enorme antes de tocar el petróleo” le dijo Bartlett a la reportera Andrea Becerril.


Y Bartlett sabe lo que dice. Además de gobernador de Puebla y senador de la república, fue secretario de Gobernación en la época de Miguel de la Madrid y ocupó otros altos cargos en el gobierno federal.


Cuando fue senador, estudió el asunto del petróleo y de la electricidad y realizó viajes a varios paises europeos, para conocer los resultados que había tenido en ellos la privatización del sector energético.


Regresó convencido de que privatizar Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, sería un gravísimo error, que dejaría a México totalmente desprotegido ante la voracidad de las potencias extranjeras y que además ocasionaría graves problemas internos, pues muchas empresas privadas dedicadas a este tipo de negocios, ni son eficientes, ni son honestas. Acababa de descubrirse en Estados Unidos un multimillonario fraude de una empresa eléctrica.


Pero Manuel Bartlett, como siempre, no se anduvo por las ramas: afirmó que debería haber una protesta del Congreso, un llamado de atención al gobierno federal, ya que sin haber presentado una iniciativa de ley, comenzaron la campaña mediática para justificar la privatización de Pemex.


“Sin embargo, quizá no habrá nada, porque muchos en el Congreso, incluidos priístas, están de acuerdo con la reforma y con el engaño a los mexicanos, mediante el contubernio con las televisoras”, afirmó.


RENUNCIO VALE A LA PRESIDENCIA DEL PRI


Valentín Meneses Rojas, se supo ayer en la tarde, presentó su renuncia a la presidencia del comité directivo estatal del PRI. Su renuncia ya era esperada, pues se ha venido rumorando que ocupará la secretaría de Comunicaciones y Transportes, sustituyendo a Rómulo Arredondo, quien ha ocupado el cargo desde el inicio del actual gobierno estatal.


Se sabe que ya está formulada la convocatoria para la reunión del Consejo Político, que deberá conocer de la renuncia la semana próxima y convocar a una reunión en el transcurso de 30 días, para elegir nuevo dirigente. Mientras tanto deberá quedar al frente del comité estatal, la secretaria general del partido, según estatutos.


También circuló el rumor de que Perícles Olivares, el ex líder del Congreso local, ocupará la Procuraduría General de Justicia, en unos días más.


Los cambios y los enroques, dentro del del gobierno estatal, son benéficos sobre todo, cuando el ambiente político está cargado de incertidumbre, de rumores y de chismes.


Los viejos y sabios políticos de antes, sabían bien el manejo de los tiempos: Recuerde que decían que el que llegaba al poder recibía tres cartas cerradas de quien se iba, con la recomendación de que las abriera cuando las procelosas aguas de la política se agitaran: la primera que debía abrirse de inmediato decía: “Echame a mí la culpa de todo”; la segunda que debía abrirse a la mitad del periodo del nuevo gobernante decía: “Haz cambios en tú gabinete” y la tercera, que debé abrirse en el último año del gobierno, solo ordenaba: “Haz tres cartas”.




 
 

 

 
Todos los Columnistas