Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


PAN ¿partido de masas?


Los panistas han comprendido que si continúan con sus severas restricciones para aceptar nuevos miembros, en poco tiempo estarán perdidos.


Acción Nacional, no nació como un partido de cuadros, como el Partido Comunista, sino como un partido de clase. Desde su nacimiento, en 1939, el PAN ha tenido en sus cuadros dirigentes a miembros de ciertas familias que han pretendido erigirse como guías de personas de clase media educadas en colegios confesionales, para participar en política. Ese partido no ha crecido precisamente por eso. Con el pretexto de no comprometer su ideología conservadora, solo acepta a quienes han sido educados en ella. Los demás, “la pipitilla”, pueden hacer bulto, pero no tomar decisiones. Por eso los mantienen durante cinco años como adherentes y luego, se reservan el derecho de aceptarlos o rechazarlos, como miembros activos.


A nivel nacional, unas cuantas familias deciden las cosas en el PAN y a nivel local, también.


ABRIRSE CONLLEVA RIESGOS


Pero parece que eso va a acabarse, por lo menos habrá más apertura. En la reunión del Consejo Nacional panista, efectuada en la ciudad de México, se estaba discutiendo eso precisamente. Convertir al PAN en un partido abierto a los ciudadanos y no en el partido cerrado que ha sido en sus casi 70 años de existencia.


Que eso conlleva riesgos, claro que sí, pero también oportunidades, sobre todo, la de crecer. Si usted se fija bien, el PAN es un partido que pese a tener la presidencia de la república y varias gubernaturas, asi como presidencias municipales de ciudades importantes, no crece.


Sigue siendo el mismo partido chiquito que ha sido siempre, con personas de mentalidad chiquita pues están acotadas por los prejuicios sociales, políticos y religiosos, que aprenden en su niñez y en su adolescencia.


Algunos se van soltando y hasta se atreven a tener como amigos a políticos, periodistas y personas en general, que no piensan como ellos, pero son los menos. La mayor parte quiere seguir siendo parte de una minoría “selecta”, que los considere líderes.


Cuando se fundó el Dhiac (Desarrollo Humano Integral, A.C.) un organismo político del sector privado, destinado a convertirse en partido político, después de la nacionalización de la banca, se esbozó en el cine Puebla, donde tuvo lugar la asamblea constitutiva, que se pretendía una organización encabezada por empresarios, como guías; seguidos de gente de clase media, “que tiene mucho qué aportar” (de preferencia empleados de las empresas de los “guías”) y atrás el pueblo, por el que todos deberían luchar. La antesala del cielo.


Como se les hizo dificil conformar un nuevo partido, asaltaron al PAN, se lo quitaron a sus viejos miembros y ellos se pusieron al frente, apartentemente sin mucho trabajo, pues la ideología panista coincidía con la de Desarrollo Humano Integral A.C.


Si se aceptó la propuesta de abrirse de par en par a los ciudadanos (esta columna todavía no conoce el resultado de la reunión del Consejo) habrá resistencias internas bastante fuertes y si no las hubiera, el PAN, como lo conocemos, como partido de clase, desaparecerá. Será un partido como todos, con ideología medio conservadora (ingresarán muchos liberales), con políticos buenos y malos, honestos y deshonestos, eficientes e ineficientes, como estamos viendo que ocurre en todos los partidos, es decir, los panistas que se autoconsideran ángeles, bajarán de su nube y se volverán humanos.


EMPIEZAN A AGITARSE LAS AGUAS EN IZUCAR


La noche del viernes hubo una concurrida concentración ciudadana en Izúcar de Matamoros, convocada por el PRD de ese municipio, para tratar el problema político que ahí se confronta a raíz de la detención del alcalde Rubén Gil Campos, en los Estados Unidos, acusado de delitos contra la salud.


La propuesta perredista, de que se repita el proceso electoral, está contemplada en la ley, pero antes hay otras alternativas. La desaparición de poderes municipales, sería en un caso extremo, que no se da en el municipio en cuestión.


La población de Izúcar está preocupada por lo que pasa, pero dedicada a sus actividades cotidianas. No hay alteraciones al orden y el ayuntamiento, presidido por el regidor de Gobernación, Rubero Galileo Suárez Matías, que es ampliamente conocido en la región, trabaja sin contratiempos.


El meollo del asunto es que vecido el plazo de licencia concedida al señor Gil Campos, se deberá llamar al suplente, un profesor de nombre Arturo Herrera, que es cuñado del presidente municipal detenido en Estados Unidos.


Si el suplente renunciara o no aceptara el cargo, de acuerdo con la ley, sería sustituido por un regidor, que podría ser el mismo que en este momento ejerce las funciones de presidente interino. Pero si esa renuncia no se presentara, debe ser el suplente el que asuma el cargo.


Se sabe que el señor Herrera, no quiere renunciar y que está dispuesto a suplir a su cuñado.


Ese es el problema, porque mucha gente del municipio no acepta eso, pues considera que el parentezco con el alcalde detenido, constituye un serio obstáculo para que el suplente, que actualmente es tesorero municipal, arribe a la presidencia municipal.


En el concurrido acto del viernes, hubo voces sensatas y otras aceleradas, como es normal en actos de esta naturaleza. Lo importante es que el gobierno estatal tenga buenos negociadores que eviten que el problema se complique, pues no hay que olvidar que Izúcar es una población de gente aguerrida.


DESDE ESTE ESPACIO queremos enviar nuestro sincero pésame al maestro Nicolás Dávila Peralta, de la dirección de Comunicación de la UAP, autor de varios libros sobre las luchas universitarias, por el fallecimiento de su hermano Jaime Dávila Peralta, un reconocido pintor y artesano de la región sur del estado. Nos unimos al dolor de toda su familia y deseamos una pronta resignación.




 
 

 

 
Todos los Columnistas