Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

07/06/2010

El triunfo del PRI, está cantado


Tanto Beatriz Paredes Rangel, la dirigente nacional del PRI, como Enrique Peña Nieto, el precandidato más popular de ese partido a la presidencia de la república, han dicho en repetidas ocasiones, aquí en Puebla y en otras entidades del país, que su partido ganará la totalidad de las gubernaturas en juego en este 2010.


El mal trabajo que los panistas han realizado al frente del gobierno federal desde el año 2000 en que Vicente Fox Y Marta Sahagún llegaron al poder, ha dado como resultado que México se encuentre al borde del abismo en lo económico, en lo político y en lo social. Con un gobierno que no da una, que parece no tener ni siquiera idea de lo que está provocando, del mal que está ocasionando no solo para los actuales mexicanos, sino para las próximas generaciones.


¿Qué esperanza tienen los niños y jóvenes de hoy, si millones de ellos viven en la miseria, sin poder ir a la escuela y sin la esperanza de encontrar trabajo aunque logren ir a la universidad?


¿Qué futuro pueden tener las decenas de jóvenes y niños que se arremolinan en los cruceros de las grandes avenidas de las ciudades para ofrecerles a los automovilistas sus pobres mercancías, limpiar los parabrisas o solicitándole una dádiva después de hacer algún juego de malabarismo?


Toda esa situación se deriva de la pésima política económica y social del gobierno, política que fue impuesta por los tecnócratas priístas, pero que han continuado con especial entusiasmo los panistas y no se les ve ninguna intención de cambiarla o hacerle modificaciones.


Las Naciones Unidas, nos dicen, consideran que un país está en “guerra civil” cuando en un año hay por lo menos mil muertos por enfrentamientos entre grupos civiles y el ejército o cuerpos de seguridad. En los tres años del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, el número de muertos por ese tipo de enfrentamientos supera los 23 mil, entre ellos muchas personas completamente ajenas, incluidos niños y jóvenes, ¿cómo se le llamará a eso?

 

Las alianzas son para espantar, pero nada efectivas

 

Leímos ayer en un artículo de Arnaldo Córdova, en el diario La Jornada de la ciudad de México, un buen análisis de la situación electoral de este año en el país. Afirma que los priístas parecen ir en caballo de hacienda y que ganarán la totalidad de los estados en disputa. El PAN, señala es un partido que luce derrotado desde las elecciones del año pasado.


“La mayoría de los estados en que habrá elecciones el próximo mes, está gobernada por priístas. De ahí su triunfalismo y muy justificado. Ellos hubieran preferido que cada partido opositor marchara por su cuenta. La verdad es que el asunto de las coaliciones les mete ruido en la oreja. Yo no veo en eso un lado positivo de las famosas coaliciones. Para mí no tiene sentido solo espantar al PRI, pues esas alianzas están envenenadas desde su raíz. Pero los priístas van perdiendo su aplomo donde sienten que se les está compitiendo con fuerza, por ejemplo en Oaxaca, en Quintana Roo, en Sinaloa y en Durango. No creo que allí las coaliciones vayan a ganar, pero a los priístas los traen preocupados”.


Sigue diciendo Arnaldo Córdova, que por cierto no es priísta sino miembro del PRD: “El PAN es un partido que luce derrotado desde las elecciones del año pasado. El suyo es un síndrome que será incurable por un buen tiempo. Perder elecciones no es para ningún partido una tragedia; pero sí lo es para un partido gobernante que, además, sabe que ha gobernado muy mal y, por lo menos, todo mundo se lo está reclamando. Los panistas nunca han sido buenos políticos. Fernández Cevallos puede decirse que lo fue. Pero yo me atrevería a decir que, simplemente fue un hombre sin escrúpulos, que estuvo siempre dispuesto a vender su alma al diablo y encontró en Salinas a quien lo catapultara como un político exitoso. Cuando ya no le sirvió a nadie, simple y sencillamente lo dejaron caer”.


Al comentar el asunto de las coaliciones perrepánicas, a las que califica como un fenómeno peculiar y absurdo, señala que hay que ver qué candidatos se han escogido: en Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Durango, priístas disidentes; en Hidalgo, una colaboradora de Fox que no da color. Los panistas deben haber sabido que la PGR iba por el Greg y, ahí dijeron que no jugaban. De esas alianzas no podían salir unos candidatos que se identificaran con las mismas y se recurrió a priístas. El PRI sigue siendo semillero de candidatos para la derecha y para el PRD, señala el autor del interesante artículo.

 

NOTAS BREVES: El Partido Revolucionario Institucional, tendrá en Puebla, problemas en algunos municipios y distritos, donde los candidatos del partido tricolor, no fueron los adecuados. En esos municipios y distritos hay una fuerte competencia porque los candidatos lanzados por la coalición Compromiso por Puebla, son en su mayoría priístas recién salidos de las filas del tricolor……Buen trabajo de campaña viene realizando, el doctor Reyes Hernández, candidato del PRI a la diputación por el distrito de Atlixco. Tenía fuertes grupos que lo apoyaron en su lucha interna por obtener la candidatura para la diputación federal y esos mismos grupos le están brindando todo su apoyo. El es dirigente de la Sección Uno del Sindicato del Seguro Social…..Dura será la lucha por la presidencia municipal de Izúcar de Matamoros: Los candidatos tienen arraigo y simpatía: por el PRI está el doctor Carlos Gordillo, cuya mayor fuerza radica en la ciudad de Izúcar; Manuel Mastache, candidato del PRD-PAN, con trayectoria política interesante: fue presidente municipal del PRI, delegado de la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado y aspirante a la candidatura a la presidencia municipal y el maestro Melitón Lozano, que ya fue presidente municipal, el primer presidente de oposición que tuvo Izúcar y luego diputado local, todo por el PRD. Ahora es candidato a la presidencia municipal nuevamente por el Partido del Trabajo…..Mañana martes, se inician las comparecencias de los candidatos a gobernador del estado y a presidente municipal de la capital, ante el Consejo Universitario de la UAP. El primero en desfilar será Eduardo Rivera, aspirante por la Coalición Compromiso por Puebla, a la presidencia municipal de esta capital. Seguirá el candidato a la gubernatura de la misma coalición, Rafael Moreno Valle Rosas, en esta misma semana. Después corresponderá su turno a los candidatos priístas Mario Montero Serrano y Javier López Zavala.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas