Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

08/06/2009

La importancia de la CNC


El acto campesino efectuado en Tepeaca el sábado pasado, que contó con la presencia del gobernador Mario Marín, en su calidad de miembro de su partido, el Revolucionario Institucional y del dirigente de la Confederación Nacional Campesina, Cruz López, así como de la dirigencia estatal del PRI, de la dirigencia de la Liga de Comunidades Agrarias de Puebla y de ocho candidatos a diputados federales de la entidad, constituyó una muestra de la importancia que sigue teniendo el sector agrario dentro del partido tricolor.


Pese al abandono de los últimos gobiernos priístas de corte tecnocrático para el campo, los campesinos siguen teniendo confianza en el PRI. Y es que con los gobiernos panistas su situación, ya de por sí grave, empeoró aun más.


El panismo no entiende a los campesinos, no sabe de sus problemas y es que en las filas del partido azul, hay muy pocos agricultores o ganaderos. Los hombres y las mujeres dedicados a las actividades agropecuarias, no tienen confianza en un partido que siempre los ha visto como un mal necesario.


La tecnocracia priísta ya pasó, pero el panismo resultó tan malo o peor que los tecnócratas.


Los oradores, entre ellos el dirigente estatal del PRI, Alejandro Armenta Mier; el dirigente nacional de la CNC , Cruz López; el candidato por el 14 distrito electoral, Alberto Jiménez Merino y otros, hicieron ver a los presentes la importancia que tiene, para la vida del país, el trabajo de los hombres y mujeres que producen alimentos. Su esfuerzo continuo, su lealtad a las instituciones surgidas de la Revolución Mexicana , y su lealtad al Partido Revolucionario Institucional, fueron puestos de manifiesto.


NIEGAN CRISTIANOS, COMPONENDAS CON EL PRI


El dirigente de la agrupación civil Desarrollo y Transformación de la Sociedad , Manuel Guzmán, nos habló por teléfono para desmentir que la reunión de candidatos y dirigentes del Partido Revolucionario Institucional, con miembros de las iglesias cristianas, haya constituido una violación al laicismo del Estado Mexicano, vigente desde mediados del siglo XIX.


“En primer lugar, dijo, fue un acto privado; no fue organizado por las iglesias, sino por asociaciones civiles, como la que yo presido.


Nunca de ofreció a los priístas el voto corporativo de los cristianos. Se firmó un pacto, un compromiso, para respetar las leyes de laicismo y libertad religiosa. Lo que menos queremos, dijo, es un estado confesional.


“Finalmente, señaló, quiero decir que el pacto nos compromete a ambas partes a continuar con la pluralidad, con el laicismo y a quienes lleguen a ocupar una curul, a cuidar de que una posible alianza PRIAN, no vaya a hacer reformas a la Constitución , que terminen con las libertades que prevalecen en nuestro país desde hace siglo y medio”.


Dicen por ahí, que no hay que hacer cosas buenas que parezcan malas, ni malas que parezcan buenas. Una reunión de decenas de personas pertenecientes a un importante partido político y a organizaciones civiles, como dice nuestro buen amigo Manuelito Guzmán, no tiene porqué ser secreta.


Los acuerdos que tuvieron, no tienen absolutamente nada de malo que los obliguen a firmarlos “en privado”.


Y otra cosa: si era una reunión de organizaciones o asociaciones civiles y dirigentes y candidatos de un partido político, porqué tenían que estar rezando, como lo hicieron, dando la impresión de que lo que se celebraba era un acto religioso y no político o social.


HAY OPTIMISMO EN EL PRI


Según nos comentan priístas bien enterados e imparciales observadores del trabajo de su partido, el Revolucionario Institucional, va a recobrar gran parte del terreno perdido en las elecciones del 2006.


Afirman que en un recorrido que realizaron por la sierra norte, hay grandes posibilidades de ganar los siguientes distritos: Huauchinango, Zacatlán, Teziutlán, Zacapoaxtla.


Así como Ajalpan, en la sierra negra; Izúcar de Matamoros, en la mixteca; Ciudad Serdán, en la región oriente; Tepeaca, en el centro y el distrito XII de Puebla.


Tienen dudas en Tehuacán, Atlixco, Cholula, , San Martín Texmelucan y en los distritos VI, IX y XI de Puebla.


Falta poco menos de un mes para las elecciones. Se ha intensificado el trabajo, se han mejorado las estrategias y se cree poder avanzar en estas últimas semanas, de modo que el partido tricolor alcance una recuperación clara, en este proceso electoral.


LA DIVISION, HUNDE A LA IZQUIERDA


La presencia en Puebla, el pasado viernes, de los dos principales dirigentes nacionales de las agrupaciones de izquierda, el PRD y la Alianza Salvemos México, Jesús Ortega y Porfirio Muñoz Ledo, muestra porqué la izquierda no solo no avanza o consolida los avances que tuvo en el 2006, sino que retrocede y se debilita.


Las divisiones internas de la corriente progresista, fortalecen a la derecha, eso es indiscutible. Un movimiento como el que inició Andrés Manuel López Obrador, no se había registrado en el país en mucho tiempo y en menos de tres años, ese movimiento ha entrado en un proceso de debilitamiento por los pleitos y diferencias en las cúpulas, que no hacen sino defender intereses personales y de grupo.


Algunos de sus candidatos en Puebla, están poniendo su mejor esfuerzo, para obtener la cantidad de votos necesaria, no para ganar la elección, sino para subsistir y lo peor del caso, es que habiendo pasado por su mejor época, es posible que en esta elección, el PRD pierda hasta la diputación plurinominal federal que ha tenido desde que ese partido surgió a la vida pública, hace 20 años.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas